Y la tierra estaba desordenada y vacía

1: 2

ESCUDRIÑAR: ¿qué se describe en este versículo? ¿Cuál es la escena que recuerda (ver Jeremías 19:1-13)? ¿Quién se movía sobre las aguas? ¿Por qué? ¿Con qué propósito Elohim creó el mundo? ¿quién mas estaba allí?. (II Pedro 1:21).

REFLEXIÓN: La Biblia enseña que Elohim no es Dios de confusión, sino de paz. Si su vida está llena de oscuridad y vacía, pida al Alfarero que lo moldee a usted, envíe el Espíritu de Dios que se cierna sobre usted y le participe con Su vida. Pero esto es un doble compromiso. Nuestra responsabilidad es orar y pedir (Santiago 4:2), y ADONAI promete escuchar su oración y responder según su buena voluntad y en el momento adecuado.

Este versículo describe la tierra antes de la Creación. Esta es la lectura natural de los dos primeros versículos de Génesis. El método normal de Dios es trabajar del desorden al orden (I Corintios 14:33). El autor humano Moisés no escribió estas palabras para confusión, sino para fortalecer nuestra fe. Hay tres frases narrativas independientes en este versículo que describen el estado original de la tierra e introducen al siguiente versículo. Estas frases son neutrales y simplemente describen la materia prima utilizada para la creación. Vamos a mirar las palabras hebreas de 1:1 y las frases hebreas de 1:2.

Y la tierra estaba desordenada (tóju) y vacía (bojú). (RVG) En otras partes de la Biblia, está claro que Elohim creó la tierra de la nada (Salmo 33:6 y 9; 148:5; Hebreos 11:3)13 y aquí la tierra es vista como un lugar vacío en total desorden. La misma expresión se usa en Jeremías 4:23. Allí, Jeremías se lamenta por el destino de Israel. En Jeremías 4:19 dice: ¡Qué angustia, qué angustia! ¡Me retuerzo de dolor! Mi corazón se agita. ¡Ay, corazón mío! ¡No puedo callarme! Puedo escuchar el toque de trompeta y el grito de guerra. ¿Por qué? Debido a que ha sonado la trompeta que señala el juicio de Dios contra Israel. Un desastre llama a otro desastre; todo el país está devastado (Jeremías 4:20a). Y Jeremías emplea las palabras de Génesis 1:2, donde Moisés escribió: Y la tierra estaba desordenada (tóju) y vacía (bojú), y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo,...Así Jeremías describe la condición de Judá bajo la devastadora destrucción que dejó en ella el juicio de Dios. Lo que antes era fecundo se había convertido en un desierto. Se había vuelto a un estado de esterilidad que le recordó a Jeremías la situación de la tierra en el principio, antes que la obra creadora de Elohim formara algo hermoso. Era un lugar carente de forma o de habitantes (un lugar sin vida), estéril. Se sugiere que la forma misma de la tierra estaba sin terminar y vacía. La materia prima era todo lo que había, pero todavía no se le había dado forma. 14

Esta escena es una reminiscencia del alfarero y el barro (Jeremías 19:1-13). El alfarero quiere hacer un bonito envase para ser llenado y usado. La primera vez toma un trozo de arcilla sin forma y lo coloca en el volante para poder moldearlo. Esto es lo que Dios hizo, Él empezó con la materia prima y cuidadosamente formó algo perfecto. Por lo tanto, su trabajo a lo largo de los primeros seis días es como un alfarero cuando trabaja en el volante. Y el séptimo día es como el trabajo terminado del alfarero. Fue un proceso de perfeccionamiento de lo que Elohim ya había creado en un principio.

y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo (tejóm),.... Todo comenzó en la oscuridad total. La palabra abismo de la Escritura es una expresión utilizada para el mar. Esto sugiere que la superficie de la tierra era un vasto océano global. El salmista dice del estado original de la tierra: Tú pusiste la tierra sobre sus cimientos, y de allí jamás se moverá; la revestiste con el mar, y las aguas se detuvieron sobre los montes (Salmo 104:5-6). La ausencia de luz significa oscuridad, al igual que la falta de forma y habitantes significa que la tierra aún no se había completado. El mal no está implícito aquí, simplemente la tierra está incompleta. Este abismo (Proverbios 8:24, Isaías 51:10) estaba envuelto en las tinieblas. Pero fue en el proceso de formación, por el Espíritu de Dios moviéndose sobre las aguas.15

.. y el Espíritu de Dios se movía sobre (merachephet) la faz de las aguas (máim). En la teología rabínica, esto se refiere al Espíritu del Rey Mesías, dando este Espíritu un trasfondo mesiánico. El Espíritu Santo de Dios se cernía sobre esto. Cuando pensamos en "se movía sobre" o cierne pensamos en una gallina empollando sobre sus polluelos. Se transmite el concepto de proteger, cuidar, aleteo o vuelo. La misma palabra hebrea aparece dos veces en el Antiguo Testamento. Deuteronomio 32:11 muestra un águila que se cierne sobre su nido, y Jeremías 23:9 donde se traduce estremecer, describe los huesos del profeta que se sacuden por la palabra de ADONAI. En la terminología moderna se podría decir que vibra porque implica movimiento. Si el universo se energiza, tiene que haber un Energizador. A medida que el Espíritu de Dios comenzó a revolotear, las partículas de tierra y agua comenzaron a unirse para formar una gran esfera en movimiento a través del espacio. Por lo tanto, el Ruach HaKodesh participó activamente en el acto de la creación (Job 6:13; Salmo 104:30).

Este cernir o "moverse sobre" es extremadamente importante en el relato de la creación. Demuestra la cosmovisión bíblica donde ADONAI está involucrado personalmente en nuestra creación. Elohim no está distante, no es incapaz, o no dispuesto a intervenir en nuestro nombre. No cayó dormido en el interruptor y dejó que el universo creciera por sí mismo. Cada "bit" o parte del mismo, desde la partícula más pequeña a la más grande de la galaxia (ver Lw - el Testigo de las Estrellas), es obra de sus manos. Es la obra de Sus dedos (Salmo 8:3).

Hay otro cernir o moverse sobre del Espíritu de Dios que menciona la Biblia. Porque la profecía no ha tenido su origen en la voluntad humana, sino que los profetas hablaron de parte de Dios, impulsados (guiados o movidos) por el Ruach HaKodesh (II Pedro 1:21). Aquí la palabra griega impulsados en la Septuaginta (la traducción griega del Antiguo Testamento) se traduce como moverse sobre en Génesis 1:2. A medida que el Espíritu Santo se movía sobre el universo antiguo dándole forma y vida a la creación original de ADONAI, más tarde, Él llevará mediante los profetas de Dios vida espiritual a su nueva creación espiritual.16 Por lo tanto, la Biblia nos enseña que Elohim no creó la tierra para estar vacía, sino que la formó para ser habitada (ver mi comentario sobre Isaías Ie - Vuelvan a mí y sean salvos, porque yo soy Dios y no hay otro), y eso es lo que vemos en el primer día de la creación.

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros