En el séptimo día Dios

ya había terminado su trabajo

2: 1-3

ESCUDRIÑAR: ¿Cuándo descansó Dios? ¿Qué se supone que tenemos que aprender de eso? ¿Qué significa el descanso del shabat? ¿Cuál es el punto de bendecir el día de reposo? ¿Cómo sabemos que este es un libro confiable?

REFLEXIONAR: ¿Fallo en tomar tiempo para el descanso, el rejuvenecimiento espiritual y la adoración? Es mi día de adoración al igual que cualquier otro día de la semana?

Al séptimo día la creación fue completa, y por lo tanto, fue un día de descanso. Este pasaje es un resumen de la labor realizada y, por lo tanto, es diferente de la estructura de los últimos seis días de la creación; Dios terminó Su obra en 1:1 a 2a, Él descansó de Su obra en 1:2b, y el Señor bendijo el día en 1:3. Hay tres divisiones en esta sección porque el número 3 y el número 7 están muy destacados. En el hebreo hay 35 palabras (5x7) dentro de estos tres versos. Cada uno contiene 7 palabras. De las 35 palabras, la expresión media exacta es: el séptimo día. Las tres frases intermedias (2a, 2b, 3a) tienen 7 palabras cada una y las palabras séptimo y trabajo están dentro de cada frase. Si usted está pensando, ¿cuál es el problema? Le sugiero que siga adelante y pruebe. Elija un tema, limitado a 35 palabras, en 3 oraciones de siete palabras cada una, etc. Luego vea si alguna de ellas tiene algún sentido. Lo sorprendente es que Elohim ha puesto sus huellas matemáticas en cada verso, cada capítulo y cada uno de los 66 libros de la Biblia. Éste es un libro en el que puede confiar y en el que puede creer.

Primero Dios terminó Su obra. Así fueron terminados los cielos y la tierra (kalá) en todo el ejército de ellos (2:1). En el séptimo día Dios había terminado (kalá) la obra que él había estado haciendo. Cuatro veces se enfatiza que Elohim había terminado su obra, y tres veces se insiste en que esto incluía toda Su obra.37 No había cabos sueltos que atar. No había problemas para resolver. El verbo terminar o completar (kalá) significa llevar a término. El punto aquí es que el universo ya no está en proceso de creación. Lo que esta sección no admite es más tiempo para alguna creación adicional, sólo admite el tiempo para la procreación. El hebreo tiene dos palabras para trabajo. Uno es el trabajo inexperto o no calificado. Sin embargo, el segundo, y el que se usa aquí, significa que el trabajo se lleva a cabo por un artesano o un artista. Así, el Maestro Artesano completó Su obra de manera tal que todo era perfecto y sin mancha.

Dios no descansó hasta que Él había terminado la obra que había hecho. De la misma manera, Jesús hizo la obra de Su Padre con fidelidad e instó a otros a hacer lo mismo, mientras todavía había tiempo (Juan 9:4). Y así cuando Él estaba siendo crucificado por nuestros pecados, sólo cuando estaba absolutamente seguro que Su obra de redención terminó, pagando el precio por nuestros pecados, dijo estas palabras a oídos de todos los que estaban a los pies de su cruz: Todo se ha cumplido (ó consumado está) (Juan 19:30).38 Entonces, una vez más, el Hijo de Dios descansó en el día Sabath, en la tumba de José, hasta el amanecer del primer día de la nueva semana, y una nueva dispensación .

En segundo lugar, Dios descansó de Su obra. Así que en el séptimo día descansó de toda la obra (2:2). El verbo descansar (shabát) simplemente significa una interrupción del trabajo. Es imposible que ADONAI estuviera cansado o fatigado. Isaías 40:28 dice: ADONAI es el Dios eterno, creador de los confines de la tierra. Él no se cansa ni se fatiga. Él no necesitaba descansar. Jamás duerme ni se adormece el que cuida de Israel (Salmo 121:4). No hay nada en este pasaje, que mande la observancia de este día. El Pacto con Adán no ordena en absoluto guardar el séptimo día como día de descanso. El punto de este versículo es que Dios cesó Su actividad creadora. Sin embargo, el séptimo día había establecido un patrón permanente para el ritmo de la vida humana. Elohim nos creó a Su imagen, y El nos ha programado de tal manera que funcionamos mejor cuando seguimos el modelo de trabajo y descanso que es un paralelo a la semana de la creación. La proporción ideal es trabajar seis días y descansar el séptimo. Las personas y los animales muestran rápidamente signos de fatiga cuando pierden un día de descanso por semana.

Así como Dios reposó de toda la obra, así también los creyentes pueden compartir el descanso que Yeshua ofrece: cualquier persona que entra en el reposo de Dios descansa también de su propio trabajo, tal como el Señor de las suyas (Hebreos 4:4). La enseñanza bíblica sobre el día Shabat en última instancia proviene de este pasaje. Es muy evidente que el término día Shabat está ausente en este párrafo. La palabra hebrea se basa en el verbo descansar que es la forma verbal del sustantivo hebreo shabat, o el sustantivo sábado. El nombre propio Shabat no se utilizará hasta el Éxodo, porque sólo entonces es dado en realidad el mandamiento de santificar el día Shabat (vea mi comentario sobre el Éxodo Dn - Recuerda el día de reposo para santificarlo). Después de recordar a los israelitas que Elohim estableció el patrón para trabajar seis días y descansar el séptimo, Él hizo la conexión entre el séptimo día y el shabát parafraseando ligeramente Génesis 2:3. Dios el Espíritu Santo inspiró a Moisés a escribir: Por lo tanto, Jehová bendijo el Shabat y lo santificó (Éxodo 20:11). Este relato de la creación, visto a través de los ojos de la nueva nación de Israel en los días de Moisés, habría tenido gran importancia. De la falta de forma y el vacío en Egipto, Dios sacó a Su pueblo, enseñándoles la verdad, comisionándolos para que sean Su representante, prometiéndoles descanso. Esto también debería animarnos hoy.

En tercer lugar, Dios bendijo el día. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra de la creación de lo que había hecho (2:3). Los rabinos enseñan que el Shabat es un paralelo del mundo por venir, un momento de completa bondad y paz para aquellos que son dignos de él. El verbo bendecir (barak) significa ser apartado. En otras palabras, Él lo pone aparte como un memorial. El séptimo día es un recordatorio de que ADONAI es Elohim, nuestro Creador. Es un memorial a una creación completa.

Rechazar los seis días de la creación es robar la bendición del séptimo día. También roba a Dios Su gloria. Si todo evolucionó a partir de la nada, o si la creación se extiende a miles de millones de años, entonces no hubo séptimo día. La gloria del trabajo creativo original de ADONAI se ve disminuida por cualquier teoría que extienda a la creación a lo largo de extensos periodos de tiempo, debido a que el proceso evolutivo significaría que Dios pasó años jugando con la creación antes de hacerla bien. En otras palabras, la evolución en cualquier etapa del proceso creativo anula la afirmación bíblica de que todo lo que Elohim creó fue muy bueno. En su lugar, sugiere que Él creó las cosas en un estado inacabado y luego lo llevó a la terminación a través de procesos naturales. Eso no es lo que enseña la Biblia.

Usted simplemente no encontrará en ninguna parte de Génesis nada sobre la evolución. Simplemente no está allí. El relato bíblico conjunto, desde el primer día hasta el séptimo día, pone de relieve la verdad de la creación inmediata, directa, plenamente realizada y completada a la perfección en tan sólo una semana. Cualquier otra interpretación simplemente no hace justicia al texto claro de las escrituras.39

Así, en los primeros siete días de la creación, Elohim estaba preparando un hogar para el hombre que haría a Su imagen. Ahora bien, en el siguiente capítulo, Dios está preparando poner a este hombre en el jardín que Él ha preparado.

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros