Dios plantó un jardín al oriente del Edén,

y puso allí al hombre que había formado

2: 8-14

ESCUDRIÑAR: ¿Por qué Dios proporciona al primer hombre un paraíso en la tierra? ¿Dónde se encuentra? ¿Por qué dos árboles: el árbol de la vida (Apocalipsis 2:7, 22:2 y 14), y el árbol del conocimiento del bien y del mal (2:9, 17 y 3:6)? ¿Qué significa el nombre Edén? ¿Cuántos ríos fluían hacia el Edén? ¿Cuáles eran sus nombres? ¿Qué sabemos acerca de ellos hoy en día?

REFLEXIONE: ¿A dónde experimenta un "pedazo de paraíso" en su vida en este momento? Cuando Dios le pide no comer de cierto árbol en su vida, ¿usted obedece mejor que Adán y Eva? ¿Por qué si o por qué no? ¿Qué ha aprendido de esas experiencias? ¿Cómo puede ayudar a los demás con la misma tentación?

La Biblia pasa rápidamente de la creación del universo al jardín del Edén. Toda la creación se había puesto bajo la autoridad del hombre, y era muy bueno (1,31). Pero una región en particular se preparó como un lugar especial donde Adán fue a hacer su hogar. Esta región se llamó Edén y fue en el este de la zona de Mesopotamia. La forma en que el hebreo lo dice significa plantado en la parte este del Edén (2:8a). Así Edén era una gran región. Dios plantó árboles frutales de todo tipo en el jardín. La siembra la realizó directamente el Señor Dios, tal como Él lo formó a Adán. La imagen es que Adán fue creado al oeste del Edén y luego puesto al este del mismo. Y puso allí al hombre que había formado (2:8b). Este iba a ser su hogar durante la Dispensación de la Inocencia. El primer conocimiento de Adán de Elohim fue de Aquel que lo amó y proveyó.

La raíz de la palabra Edén es manantial o fuente (Salmo 36:9). También se conoce como el huerto del Señor (Isaías 51:3), el jardín de Dios (Ezequiel 28:13; 31:9), y el paraíso de Dios (Apocalipsis 2:7). Edén significa un lugar que está bien regado. Más tarde, la Biblia dice: Y alzó Lot sus ojos y vio toda la llanura del Jordán, la cual toda ella era de regadío, como el huerto de ADONAI (BTX 13:10). El versículo 2:8 es un resumen de esta sección, y luego de 2:9 a 14 vuelve y rellena los detalles.

Como la mayoría de las cosas que son hermosas, el jardín del Edén tenía el potencial para el bien y para el mal. Y el Señor Dios hizo todo tipo de árboles crecen fuera de la tierra - árboles que fueron agradables a la vista y bueno para comer (2:9a). Así que todo tipo de maravillosos árboles que dan fruto delicioso crecieron en el jardín, pero añadió dos árboles que no se encuentran en otro lugar: el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y del mal.

El árbol de la vida estaba plantado en medio del jardín para promover y preservar la vida (2:9b). Era obviamente deseable en todos los sentidos y era la fuente de la vida misma. Si el hombre comía de este árbol sería preservado por toda la eternidad (Proverbios 3:18, 11:30, 13:12, 15:4). Por ejemplo, en el libro de Apocalipsis, el Señor dice a los creyentes en la iglesia de Éfeso: Al que salga vencedor le daré a comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios (Apocalipsis 2:7). Más adelante en el mismo libro, se menciona una vez más que sus hojas y frutos son para los justos: El árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto. Bienaventurados los que lavan sus ropas, para que tengan derecho al árbol de la vida y para entrar por las puertas en la ciudad (Apocalipsis 22:2 y 14). Sin embargo, otro árbol fue plantado cerca del árbol de vida en medio del huerto, aparentemente uno cerca del otro para la prueba que vendría.

El segundo árbol era el árbol del conocimiento del bien y del mal (2:9b). Ahora, por primera vez, tienen la posibilidad del mal. Su propio nombre es siniestro, produciendo el bien o el mal al que come de su fruto. La palabra hebrea para conocimiento significa el conocimiento por la experiencia. Así el fruto de este árbol siempre da a la persona el conocimiento por experiencia del bien y del mal en el sentido de tener el poder de decidir por uno mismo. Pero el simple conocimiento del bien y el mal, ¡no daba el poder de elegir el bien y rechazar el mal! Por lo tanto, Elohim predice que al final sólo habrá un resultado para el que come de este fruto: la muerte (2:17, 3:3). Este era el árbol de la muerte. Cuando tomamos el volante de nuestra propia vida, sacamos a Dios de la escena. Esto es un motín moral. Todo lo que Adán y Eva tenían que hacer era obedecer la palabra de ADONAI (2:17). Una vez que se rechaza la Palabra de Dios, que es lo mejor para nosotros, quedamos a nuestra suerte. Cuando tomamos y comemos, de repente nos encontramos fuera mirando hacia adentro con el Señor. Los rabinos enseñan que el árbol de la ciencia del bien y del mal era una vid porque ninguna otra fruta causa tanta miseria y sufrimiento. Así que los dos árboles más importantes que hizo crecer en el jardín fueron el árbol de la vida, que trajo la vida y el árbol del conocimiento del bien y el mal, que provocó la muerte.

El jardín verde exuberante en el Edén necesitaba una gran cantidad de agua, probablemente más de lo que la cubierta de agua podría proporcionar (ver Ak - Y dijo Dios que exista el firmamento en medio de las aguas), por lo tanto, en 2:10 se indican 4 ríos. De la tierra del Edén había un solo río que entraba en el jardín. Este río debe haber sido muy grande porque se dividía en cuatro ríos menores, cada uno con su propio nombre (2:10). Hoy solo conocemos dos ríos y dos no.

El primero se llamaba Pisón, y recorría toda la región de Javilá, donde había oro. No sabemos dónde está este río en estos días, pero los rabinos enseñan que esto era el Nilo. Javilá o Havila está en el centro de Arabia, al este de Israel (25:18). Es conocido por su oro muy puro. La resina muy buena y piedra ónice mencionada aquí hace hincapié en la riqueza de la tierra en términos de agua y piedras preciosas (2:11).

El segundo se llamaba Guijón, que recorría toda la región de Cus (2:13). Este río es desconocido para nosotros. La tierra de Cus se asocia a menudo con Etiopía, pero no siempre. En este momento, Etiopía está en África, pero el jardín del Edén es descrito como estando en la Mesopotamia. Así que esta es probablemente la región de los casitas o a veces escrito Kossaeanos. Eran conocidos como los Kossaeanos (en inglés: Cosseans) y se encuentran al este de Mesopotamia o al este del Tigris.

El tercero se llamaba Tigris, que corría al este de Asiria en lo que hoy es el norte de Irak (2:14a). Conocemos cual es este río hoy.

Y el cuarto río es el Éufrates (2:14b), que se encuentra en la antigua Babilonia o al sur del actual Irak. También sabemos cuál es este río hoy. Por lo tanto, tenemos dos ríos que son conocidos y dos desconocidos. Si los ríos Tigris y Éufrates marcan las fronteras norte y sur del jardín, los otros dos pueden haber marcado las fronteras este y oeste. Pero esto es sólo una suposición, porque los dos ríos desconocidos fueron completamente arrasados ​​por el diluvio, mientras que dos quedaron intactos hasta nuestros días. Pero sí sabemos la localización aproximada del jardín del Edén. Fue entre los ríos Tigris y Éufrates en la antigua Mesopotamia, en lo que hoy es el actual Irak.

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros