Del árbol del conocimiento del bien

y del mal no deberás comer

2: 15-17

ESCUDRIÑAR: ¿Qué es el Pacto con Adán? ¿Cuál era el árbol del conocimiento del bien y del mal? ¿Cómo debía el hombre cuidar el jardín del Edén? ¿Por qué le fue prohibido comer de ese árbol? ¿Cuál es la prueba? ¿Acaso Adán tenía la capacidad de elegir el bien y el mal? ¿O es que Dios lo hace pecar? ¿Por qué es tan importante esta distinción? ¿Cuáles fueron las consecuencias de su decisión?

REFLEXIONAR: ¿Podría ADONAI haber decidido no dar a Adán la capacidad de elegir? ¿Cuáles serían las implicaciones de eso? ¿Puede hacer que alguien lo ame? Incluso si se pudiera hacer que alguien lo ame, ¿sería una experiencia satisfactoria? ¿Cuánto le duele cuando ama a alguien y es rechazado? ¿Cuánto cree usted que le duele a Dios?

Esta es la segunda parte del pacto con Adán. La primera parte se vio en 1:28-30. Las cuatro primeras disposiciones se enumeran allí, y los tres siguientes se enumeran aquí, haciendo un total de siete disposiciones. La quinta disposición se da en 2:15. Dios el Señor tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara.

Hay varias palabras hebreas en este verso que tenemos que ver más de cerca. La palabra hebrea para poner es la raíz de la palabra descanso. Esta es la misma raíz que tiene el nombre de Noé, que significa descaso. Porque Adán, estando en el jardín estaba en un lugar de descanso. Pero Adán no sólo descansa en el jardín, el fue puesto allí para que lo cultivara (abád), que normalmente significa servir. En otras palabras, Adán estaba allí, no para ser servido, sino para ser un siervo de Elohim. Es interesante notar que, incluso en un mundo perfecto, el trabajo era necesario para el bien del hombre. El trabajo entra en escena antes que el pecado lo haga, y si el hombre no hubiera pecado aún estaría trabajando.46 Y, por último, fue colocado en el jardín para cuidarlo (shamar), en el sentido de la obediencia y de guardarlo. La misma palabra hebrea que se usa en 3:24, donde los querubines fueron colocados para custodiar el camino que lleva al árbol de la vida.

La sexta disposición es 2:16-17ª; y le dio este mandato: «Puedes comer de todos los árboles del jardín, pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no deberás comer. La palabra mandato se menciona aquí por primera vez. El primer mandamiento de Dios para el hombre es en referencia a la vida y la muerte, el bien y el mal. Al igual que con los posteriores mandamientos, hubo bendiciones positivas y prohibiciones negativas. Todos los bienes de la tierra y los placeres estaban a disposición del hombre, excepto el árbol del conocimiento del bien y del mal, que estaba prohibido.47 Su objetivo era poner a prueba su obediencia a la voluntad de Dios. Adán no debía asumir que porque se le dio autoridad sobre la tierra era independiente de Dios y exento de Su autoridad. La pregunta era si el hombre, al igual que Lucifer (Isaías 14:12-15) rechazaría el derecho de Dios a gobernar y luego declararse independiente de Dios. Adán vivía en el jardín en un estado sin pecado, en un estado de prueba o libertad condicionada. Pero no había sido aún probado. A pesar de que fue creado en un estado perfecto, tenía la capacidad de hacer una elección imperfecta. En otras palabras, tenía libre albedrío.

El hombre debe elegir amar y obedecer a Dios por sí mismo. El hombre fue creado con la capacidad de elegir lo contrario, o teniendo la posibilidad de elegir en contra de su naturaleza. Antes de la caída, el hombre tenía la capacidad de optar por el pecado; después de la caída, el hombre tiene la capacidad de elegir no pecar si es salvo. Sin embargo, Elohim no tiene la capacidad de pecar. Él no tiene la capacidad de elegir en contra de su santa naturaleza.

Si Adán hubiera pasado la prueba, se habría confirmado su santidad, habría sido incapaz de pecar, y habría vivido eternamente. Esto es similar a la resurrección. En la resurrección, los creyentes tendrán su santidad confirmada. Ellos ya no tendrán la capacidad de pecar y vivirán para siempre. Los ángeles ya han hecho esta elección. Habían sido creados con la capacidad de pecar. También tuvieron la posibilidad de elegir lo contrario. La Biblia enseña que un tercio de los ángeles pecaron (Apocalipsis 12:4), y esos ángeles se ha confirmado en su impiedad o falta de santidad. Sin embargo, dos tercios de los ángeles pasaron la prueba, su santidad se ha confirmado y están en la presencia de Dios en el cielo.

La séptima disposición era la muerte espiritual en 2:17b. El día que de él comas, ciertamente morirás. La muerte espiritual ocurrió en el mismo momento en que desobedecieron. Sabemos que el Señor estaba hablando de la muerte espiritual, porque Adán vivió más de 900 años. Así que él no murió físicamente ese día, pero él murió espiritualmente. La muerte espiritual significa separación de Dios. El hebreo aquí usa una construcción especial llamada mot tamut. Se utiliza la misma raíz hebrea dos veces junta, para dar énfasis. Es por eso que dice: Ciertamente morirás. Literalmente significa: muriendo morirás. Este es el pecado original, y en el día en que Adán tomó el fruto y lo comió, él murió espiritualmente. Y no sólo eso, en el momento que desobedeció, el principio de la muerte y la corrupción comenzó a operar en su cuerpo. En consecuencia, todos aquellos que son descendientes de Adán y Eva (el mundo entero) han nacido muertos espiritualmente (Romanos 5:12).

El judaísmo no cree en el pecado original. Tienen que explicar este verso de alguna otra manera. Así que los rabinos enseñan que en el día en que Adán comió del árbol del conocimiento del bien y del mal se convirtió en mortal. Además, enseñan que era necesario el uso de palabras simples como: Ciertamente morirás, porque antes de comer del árbol del conocimiento el hombre era tan sofisticado como un niño que no sabe nada, y no podía haber comprendido una advertencia más elaborada.48 Estos son los grandes esfuerzos del judaísmo para negar la doctrina del pecado original.

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros