Los radiohalos y el Diluvio

La evidencia del decaimiento acelerado

Los radiohalos formados rápidamente bajo condiciones catastróficas como el Diluvio ofrecen una fuerte evidencia del decaimiento acelerado.

Definiciones técnicas:

Radiohalos: es una zona de decoloración que rodea a los zircones causada ​​por la desintegración radiactiva en ciertas rocas especialmente los granitos.

Zircon: un cristal que contiene Uranio y Torio. Los zircones son minerales radiactivos e importantes para la datación con radioisótopos.

En 1907 el geólogo irlandés John Joly notó por primera vez una conexión entre la radiación y las "marcas de quemaduras" en los cristales. Estas quemaduras son halos radiactivos y se llaman radiohalos. Cuando las rocas son sometidas a una enorme presión y calor, se derriten, y luego cuando se enfrían, se solidifican. Cuando este proceso de enfriamiento se lleva a cabo, los átomos de uranio y de torio radiactivo se agrupan dentro del mineral zircón. (Los cristales de zircón se introdujeron en la última sección). Con el tiempo, los átomos radiactivos dentro del zircón experimentarán decaimiento, la emisión de las partículas alfa hacia el exterior al azar en todas las direcciones. Cuando los cristales de zircón son grandes, de 50 micrómetros o más, las partículas alfa son atrapadas dentro de ellos y se convierten en átomos de helio. (Esto se discutió en la sección anterior). Otros cristales de zircón son mucho más pequeños, de menos de un micrón de diámetro. Las partículas alfa en estos cristales se expulsan fuera del zircón y pasan a la roca circundante. Las partículas alfa expulsadas ​​son como pequeñas balas que dañan la estructura de la roca circundante, decolorándolas. Estas balas recorren diferentes distancias en la roca circundante. El resultado es un patrón de estallido estelar de partículas alfa moviéndose hacia fuera desde el centro, que a menudo producen múltiples anillos.141

Se necesita un gran número de partículas alfa para formar un radiohalo visible. Se ha determinado que para formar una radiohalo oscuro completo requiere unos 500 a 1.000 millones de partículas alfa. Esto equivale a unos 100 millones de años de decadencia en las tasas de descomposición de la actualidad. Pero estos radiohalos se formaron bajo temperaturas extremas de alrededor de 150 grados Celsius. Además, si la roca se vuelve a calentar en un momento posterior, los radiohalos se desvanecen y desaparecen, y los átomos del cristal se reubican y se reparan los defectos cristalinos. Granitos de todo el mundo contienen radiohalos oscuros.142

Los radiohalos están formados por el Uranio o el Polonio, pero hay un misterio que rodea a estos radiohalos de Polonio. Los radiohalos de Polonio son inestables y sólo tienen existencias cortas o tasa de descomposición corta. Por ejemplo, el Polonio 218 tiene una vida de 3 minutos, el Polonio 210 tiene una vida de 138 días y el Polonio 214 tiene una existencia de 164 microsegundos.

Dado que el Polonio es un elemento tan raro, ¿de dónde provienen la formación de radiohalos de Polonio? La única fuente que hay cerca es el uranio, ya que se desintegra en el Polonio en los zircones, que también están generando los radiohalos de Uranio en la misma roca. Así los radiohalos de Uranio y Polonio tienen que formarse al mismo tiempo. Pero la desintegración del Uranio tiene que suministrar suficiente Polonio para generar 500 a 1.000 millones de partículas alfa para formar cada radiohalo oscuro ¡antes que decaiga el polonio!

La coexistencia de Uranio y radiohalos de Polonio en muchos tipos de granito en todo el mundo son evidencia física observable y abundante que la desintegración nuclear se ha producido a un ritmo acelerado. En efecto, el mismo hecho de que podamos encontrar radiohalos significa que tenían que formarse muy rápidamente bajo presión extrema. Su formación tuvo que ocurrir rápidamente en condiciones catastróficas como la creación o el Diluvio. Por lo tanto, la existencia de radiohalos es una fuerte evidencia del decaimiento acelerado, y de una tierra joven.

Ntd:

Ademas de los sitios en ingles el lector puede ver:
http://www.sedin.org/propesp/X0102_06.htm

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros