Dios se acordó entonces de Noé y de todos los animales salvajes y domésticos que estaban con él en el arca

8: 1-5

ESCUDRIÑAR: ¿Cómo se secaron las aguas después del Diluvio? ¿Se perdió alguno de la familia de Noé? ¿Se perdió alguno de los animales salvajes o el ganado que estaban con Noé en el arca?

REFLEXIONAR: Cuando Dios se acordó de usted e intervino en su nombre? ¿Cuándo tuvo un nuevo comienzo con Dios? ¿Qué hizo con él? ¿Qué tiene que ver con usted el hecho de que ninguno se perdió en el arca?

Capítulo 8, versículo 1 es el momento decisivo de la historia del Diluvio, el eje alrededor del cual gira la historia. Hasta este punto las cosas se estaban poniendo cada vez peor, pero a partir de este momento las cosas son cada vez mejor. Y la razón de la mejora es porque Dios se acordó de Noé. Durante cinco largos meses Noé, su familia y todos los animales salieron sanos y salvos del Diluvio. Durante ese tiempo, en absoluto vieron tierra seca. Deben de haber tenido cierta sensación de abandono, de que Dios los había olvidado. Pero justo cuando todo parecía perdido, Elohim, el Dios de la creación, Dios se acordó entonces de Noé (8:1a).

Se acordó en el sentido bíblico no es recordar en la mente o refrescar la memoria. Más bien significa un cuidado amoroso de Dios sobre alguien e intervenir en su favor.147 Esto es como cuando Sansón invocó a Dios y en Su amor, intervino en su favor:

Jueces 16:28 BTX: Sansón entonces invocó a YHVH (Elohim) y exclamó: ¡YHVH (Elohim) Señor mío, te ruego que te acuerdes de mí! ¡Dame fuerza sólo esta vez, oh Elohim, para que con una sola venganza me vengue de los filisteos por mis dos ojos!

O cuando Ana quería ser escuchada mientras lloraba, orando:

1Sa 1:11 BTX: E hizo un voto, diciendo: YHVH Sebaot, si te dignas mirar la aflicción de tu sierva, y te acuerdas de mí, y no te olvidas de tu sierva, sino que le das a tu sierva un hijo varón, yo lo dedicaré a YHVH todos los días de su vida, y jamás pasará navaja por su cabeza. en su amor, intervino en su favor.

O cuando el ladrón en la cruz, dijo: Y decía: ¡Oh Jesús, acuérdate de mí cuando vayas a tu reino! (BTX Lucas 23:42) en su amor, intervino en su favor fue en este sentido que Dios se acordó de Noé.

Y de todos los animales salvajes y domésticos que estaban con él en el arca (8:1b).

Miles de años después, un ángel de Dios le decía a Pablo que estaba en un barco en el Mar Mediterráneo agitado por el viento: he aquí que Dios te ha concedido la vida de todos los que navegan contigo (Hechos 27:24b). Como la sal de la tierra (Mateo 5:13), el pueblo de Dios puede proteger e influenciar a los que les rodean para bien.

En la creación comenzó todo, este fue un nuevo comienzo. En 1:2b leemos que el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas (RV). Aquí: Hizo que soplara un fuerte viento sobre la tierra, y las aguas comenzaron a bajar (8:1c). Aquí vemos el uso de los temas de la creación de los capítulos 1 y 2, cuando retrocede el agua, aparece tierra seca y la vegetación crece. El Señor usa el viento para evaporar el agua, aunque podría haber logrado el mismo resultado con sólo hablar: Yo mando que se seque lo profundo del mar, y ordeno que se sequen sus corrientes (Isaías 44:27). Durante una fuerte tormenta en el mar de Galilea, Jesús reprendió a los vientos y las olas, y se volvieron a completa calma. No pudieron reconocer quién era él; y los discípulos dijeron: ¿Qué clase de hombre es éste, que hasta los vientos y las olas le obedecen? (Mateo 8:23-27).

Una vez así, se detuvieron las dos fuentes de agua del Diluvio. Se cerraron las fuentes del mar profundo y las compuertas del cielo, y dejó de llover (8:2). Esta es la primera vez que Dios liberó a su pueblo a través del agua, y otra vez fue en el Mar Rojo (Éxodo Capitulo 14).

Una vez que se interrumpieron estas dos fuentes, poco a poco las aguas se fueron retirando de la tierra (8:3a). La palabra hebrea para retirar es shub (o shuv), lo que significa volverse. Y volvieron las aguas, tanto hacia abajo, como hacia arriba por medio de la evaporación (Salmo 104:6-9). El resultado fue: Al cabo de ciento cincuenta días las aguas habían disminuido (8:3b). Obviamente el agua no dejó de existir, sino que simplemente volvió a su antigua posición en los arroyos, ríos, lagos y océanos.

El día diecisiete del mes séptimo el arca se detuvo sobre las montañas de Ararat (8:4) , en lo que hoy es el noreste de Turquía, en la frontera rusa. Es significativo que se dice del arca (en algunas traducciones) que vino a descansar, como si hubiera estado trabajando durante cinco meses en el cumplimiento de su labor de salvar a sus ocupantes del pecado y juicio.148 El arca descansó en el mismo día en que Jesús resucitó de entre los muertos. Durante la vida de Noé, el mes hebreo de Nisán era el mes séptimo. En ese momento Dios había ordenado un calendario agrícola que comenzó en septiembre - octubre, con el mes de Tishri. Fue el primer mes de su año calendario y el mes de Nisán, fue en la primavera, marzo-abril, el séptimo mes. Pero en el momento de la Pascua, ADONAI le dijo a Moisés y a Aarón en Egipto: "Este mes de Nisán es para vosotros el primer mes del año" (Éxodo 12:2). Por lo tanto, desde el momento de la primera Pascua, los Judios tenían dos calendarios, un calendario agrícola que comenzó en el otoño y un calendario religioso que comenzó en la primavera. El uso de dos calendarios continuó hasta después del exilio babilónico. Hoy el calendario judío sólo utiliza un calendario que comienza en el otoño con el mes de Nisán.

Como resultado, Nisan, que había sido el séptimo mes en el calendario judío en los días de Noé, se había convertido en el primer mes en los días de Cristo. La Pascua fue el día jueves catorce de Nisán (Éxodo 12:18), y tres días después Yeshua resucitó de entre los muertos el día domingo diecisiete de Nisán. El arca descansó de su trabajo en el mismo día que el Mesías descansó de Su obra de redención.

La ubicación y el momento en el arca no fue un accidente. Ambos tenían un propósito. ¿Por qué se puso en un lugar que casi desafía el acceso incluso en la actualidad con nuestra tecnología moderna? Su pico más alto es 5165 metros sobre el nivel del mar y la mayor parte del año está con el hielo. Usted habría pensado que un exuberante valle habría sido más apropiado. El arca seguramente habría estado cerca de la casa de Noé por 120 años como un testimonio a un mundo incrédulo. Yo creo que puede surgir de nuevo, en un tiempo señalado por Dios, como un testimonio de otro mundo incrédulo u otro juicio venidero.

Las aguas siguieron bajando hasta que el primer día del mes décimo pudieron verse las cimas de las montañas (8:5). Noé, su familia y los animales permanecieron en el arca durante muchos meses antes de que pudieran salir de ella. No estaban fuera de peligro. En cierto modo la experiencia de Noé en la parte superior de las montañas de Ararat no es menos temible que la de Moisés en la cima del Monte Sinaí. Ambos se encontraron en la cima de una montaña que está envuelta, ya sea en una tormenta de lluvia o una tormenta eléctrica. Para Noé, mientras las aguas bajaron, sus esperanzas fueron subiendo.149 Finalmente, la tierra comenzó a secarse.

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros