El nacimiento de Isaac

21: 1-7

ESCUDRIÑAR: ¿Qué revela esta historia acerca de la paciencia y la fidelidad de Dios? ¿y de la obediencia de Abraham (ver 17:12,19)? ¿Cómo el nacimiento de Isaac demuestra una vez más que el Señor es El Shadai, Dios Todopoderoso? ¿Cuáles son las nueve formas en que Isaac es un tipo de Cristo?

REFLEXIONAR: ¿Qué promesas tiene el Señor guardadas para su vida? ¿Qué sueño personal le gustaría ver cumplido en su vida? ¿Dios nos necesita para llevar a cabo Su plan?

El nacimiento de Isaac (en hebreo: Yitz'chak) marcó un punto de inflexión en el desarrollo del propósito eterno de Dios. Después de la llamada de Abraham para ser el padre de los creyentes, el nacimiento de Isaac fue el segundo gran paso hacia el cumplimiento del plan del Señor. Su eterno deseo era tener Su propio pueblo, separado de las naciones vecinas; un pueblo que debía confiar en su Palabra; un pueblo a través del cual el Salvador habría de nacer; y un pueblo que, en última instancia, se convertiría en el medio de bendición para toda la tierra.338

Ahora el tiempo señalado para el cumplimiento de las promesas de Dios a Abraham y Sara había llegado y ADONAI, el dador de bendiciones, cumplió Su promesa. Tal como el SEÑOR lo había dicho, se ocupó de Sara y cumplió con la promesa que le había hecho (21:1), comoen 17:19 y 18:10 Esta es la piedra angular en la vida de un creyente. Dios es fiel. Sara quedó embarazada y le dio un hijo a Abraham en su vejez. Esto sucedió en el tiempo anunciado por Dios (21:2). Hay una sorprendente similitud entre el nacimiento de Isaac y el nacimiento del Mesías. Isaac iba a nacer en el tiempo señalado por Elohim, el Dios de la creación, como había prometido (21:2). Se dice más acerca del nacimiento de Isaac que de cualquier otro nacimiento en la Biblia, excepto el nacimiento de Jesús el Cristo. Por lo tanto, Isaac es un tipo de Cristo y su nacimiento anunciaba el nacimiento del Señor, porque cuando había llegado el tiempo, Dios envió a su Hijo (Gálatas 4:4a; Marcos 1:15; Romanos 5-6; Efesios 1:10).

Al hijo que Sara le dio, Abraham le puso por nombre Isaac. Cuando su hijo Isaac cumplió ocho días de nacido, Abraham lo circuncidó, tal como Dios se lo había ordenado (21:3-4). El nombre fue Isaac, o Yitzjak. Por segunda vez Abraham nombró un hijo. Ismael fue el nombre elegido por Abraham para su hijo de la carne, pero Isaac fue la elección de Dios para el nombre del hijo de la promesa. Isaac era muy amado por sus padres, que le enseñaron los caminos de la justicia (18:19), y, sin duda, enumeraban una y otra vez todas las grandes promesas que Dios tenía reservadas para él. A su vez, Isaac era un hijo obediente, el cumplimiento de las esperanzas y los sueños de sus padres.

Abraham tenía ya cien años cuando nació su hijo Isaac (21:5). Las edades de los patriarcas se indican como puntos de inflexión importantes en sus vidas. Los cuerpos de Abraham y Sara habían sido milagrosamente rejuvenecidos. Sara no sólo dio a luz a los noventa años, ella también cuidó a Isaac. Abraham no sólo fue padre de Isaac, sino también de otros seis hijos de su esposa Cetura después de la muerte de Sara (25:2).339

Sara dijo entonces: “Dios me ha hecho reír, y todos los que se enteren de que he tenido un hijo, se reirán conmigo. ¿Quién le hubiera dicho a Abraham que Sara amamantaría hijos? Sin embargo, le he dado un hijo en su vejez” (21:6-7). Sara dijo: el que se entere de esto, se reirá conmigo, en comparación con el pasado, cuando Agar se había reído de ella. Y ella también dijo: ¿Quién le hubiera dicho a Abraham que Sara amamantaría hijos? De hecho, Dios había dicho varias veces a Abraham que su esposa tendría un hijo. Sara estaba al tanto de esa promesa. A lo que ella deseaba, Elohim habría dicho que la haría madre de hijos, y no sólo de un hijo.340 Sin embargo, le he dado un hijo en su vejez.

El nacimiento de Isaac prefigura el nacimiento de Jesús el Cristo en nueve formas. Dios no realiza de repente el nacimiento virginal de la humanidad. Él nos había preparado por varios nacimientos milagrosos antes de esto, incluyendo el nacimiento de Juan el Bautista, el nacimiento de Sansón, incluso aquí, el nacimiento de Isaac. La prefigura entre el nacimiento de Isaac y el nacimiento de Cristo es verdaderamente notable.341

En primer lugar, tanto el nacimiento de Isaac como el nacimiento del Meshiach se les había prometido. Cuando Dios llamó a Abraham fuera de Ur de los caldeos veinticinco años antes, Dios le dijo: "Yo voy a dar un hijo para ti y Sara." Y después de todo ese tiempo, ADONAI cumplió con Su promesa. Dios también le dijo a la nación de Israel: La virgen quedará en cinta y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emmanuel (Isaías 7:14; ver también Mateo 1:23). Cuando Yeshua finalmente nació en Belén, fue el cumplimiento de la profecía (Miqueas 5:2). De hecho, ambos nacimientos se habían prometido.

En segundo lugar, en los dos nacimientos hubo un largo intervalo entre la promesa y el cumplimiento. Veinticinco años pasaron desde el momento en que Dios prometió que iba a nacer Isaac hasta que sucedió (12:2). También hubo muchas generaciones entre las profecías en el TANAJ y el nacimiento de Yeshua. Por ejemplo, mil años antes del nacimiento de Cristo, Dios había prometido que el Mesías sería un descendiente del rey David, por lo que ambos tuvieron largos intervalos de tiempo entre la promesa de sus venidas y sus nacimientos.

En tercer lugar, el anuncio de los nacimientos pareció increíble tanto a Sara como a María. Usted recordará que dos ángeles y el Señor visitaron a Abraham en el camino a Sodoma, y anunciaron el nacimiento de Isaac. Pareció tan increíble que Sara se río para su adentro (18:10-12). Y Miriam estaba tan sorprendida cuando el ángel Gabriel anunció el nacimiento virginal que ella dijo: ¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón (Lucas 1:34 BTX)?

En cuarto lugar, tanto Isaac como Jesús fueron nombrados antes de sus nacimientos. A Abraham y a Sara se les dijo que iban a tener un hijo y que iban a llamarlo Isaac (17:19). Y en el nacimiento del Señor Jesús, nos encontramos con que también fue nombrado de antemano. El ángel le dijo a José: y llamarás su nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados (Mateo 1:21b BTX).

En quinto lugar, ambos nacimientos ocurrieron en el tiempo señalado por Dios. Al principio de este capítulo se nos dijo que Yitz'chak nació en el momento señalado por Dios (21:2), y en relación con el nacimiento de Jesús, observamos que Pablo dice: Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo (Gálatas 4:4a BTX).

En sexto lugar, los nacimientos fueron milagrosos. El nacimiento de Isaac fue un nacimiento milagroso porque Abraham consideraba su cuerpo prácticamente muerto y la muerte de la matriz de Sara (Romanos 4:19 BTX), y sin duda el nacimiento virginal del Señor fue un milagro (Lucas 1: 34-35).

En séptimo lugar, ambos hijos eran una alegría especial para sus padres. Al hijo que Sara le dio, Abraham le puso por nombre Isaac (21:3). Tanto Abraham como Sara se rieron cuando ella oyó que tendrían un hijo; ella se rió por la alegría de tenerlo. Cuando Yeshua fue bautizado, Dios el Padre habló desde el cielo y dijo: Este es mi Hijo, el amado; en quien me complací (Mateo 3:17b BTX). Ambos hijos eran una alegría para sus padres.

En octavo lugar, ambos hijos fueron obedientes a sus padres, incluso hasta el punto de la muerte. En el próximo capítulo vamos a ver que su padre ofreció a Isaac como un sacrificio. Isaac no era un niño de siete u ocho años, era un hombre adulto de unos treinta años, y él fue obediente hasta la muerte. Ese fue el caso de Isaac y fue cierto de Jesús el Cristo. Isaac prefigura el nacimiento, la vida y la muerte del Mesías.

Por último, el milagroso nacimiento de Isaac es un cuadro de la resurrección de Cristo. Como Pablo declaró anteriormente de Abraham: Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo prácticamente muerto (teniendo casi cien años), o la muerte de la matriz de Sara (Romanos 4:19 BTX). La resurrección trae vida de la muerte. Entonces el rabino Saulo (Pablo) continúa diciendo que Yeshua fue entregado por causa de nuestras transgresiones, y resucitado a causa de nuestra justificación (Romanos 4:25).342

Pero poco después del nacimiento de Yitzjak, la oposición se despertó.

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros