La desobediencia de Jacob en Siquem

33: 18-20

ESCUDRIÑAR: En lugar de regresar de inmediato a Betel como Dios había ordenado (31:3,13), Jacob se quedó en la ciudad de Siquem. ¿Cómo esto puso innecesariamente en riesgo a su familia?

REFLEXIONAR: Si han sido sus deseos pecaminosos: la codicia de la carne, la codicia de los ojos, y la soberbia de la vida (I Juan 2:16), ¿cuándo se ha detenido para quedarse en su vida? ¿Cómo hace para salir de esa trampa por sí mismo antes de que sea demasiado tarde?

Jacob probablemente se quedó más tiempo en Sucot de lo que había previsto inicialmente, pero finalmente siguió adelante y: Cuando volvió de Padan-aram, Jacob llegó en paz a la ciudad de Siquem, que está en la tierra de Canaán, y acampó frente a la ciudad (33:18). No fue muy lejos de Sucot, directamente al oeste del río Jaboc y unos 32 kilómetros del río Jordán. Dios había dicho que estaría con Ya'akov (28:15, 31:3), y el hecho de que él llegó en paz a Canaán fue el cumplimiento de esa promesa. De acuerdo con la sociedad cananea de esa época no era un ciudadano, por lo que acampó frente a la ciudad.

Y allí donde había plantado su tienda, compró la parcela del campo de mano de los hijos de Hamor, padre de Siquem, por cien monedas (33:19). Dios le había prometido toda la Tierra Prometida, pero esta era la única parte que Jacob poseía en realidad. La tierra era excelente para pastoreo de sus rebaños y manadas. Además, cavó un pozo que se conoció como el pozo de Sicar (Juan 4:6, 11-12). Años más tarde, este era el lugar donde se sepultaron los huesos de José (Josué 24:32). Siquem se convirtió en una ciudad importante en la historia bíblica, situada en el Monte Gerizim, que más tarde se convertiría en el territorio de la tribu de Efraín. Estaba muy cerca de la ciudad de Samaria, que se convirtió en la capital del reino del norte de Isra'el. Cuando Jacob llegó allí, la ciudad fue controlada por los heveos, una tribu cananea, que era gobernada por un hombre llamado Hamor. Él tenía un hijo llamado Siquem, como después fue nombrada la ciudad. Aunque el texto no lo menciona, Ya'akov posiblemente debe haber visitado a Isaac y a Esaú varias veces durante su estancia en Siquem.517

Después erigió allí un altar, y lo llamó ’El-’Elohey-Isra'el (33:20). Que significa literalmente Dios, el Dios de Israel. Este fue el primer uso de su nuevo nombre. Pero Dios no quería que el altar estuviera en Siquem; sino en Betel, como veremos en breve.

Dios maravilloso, gracias por revelarte a Ti mismo a Tu pueblo, Isra'el. Gracias por seguir revelándote a Ti mismo a todos los que invocan Tu nombre.

Ntd: En esta traducción se empleó la BTX 3º edición.

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros