José en el pozo

37: 12-24

ESCUDRIÑAR: ¿De qué maneras Yosef combina los mejores atributos de su familia? ¿Por qué José va a Siquem para encontrar a sus hermanos cuando sabía que ellos lo odiaban? ¿Por qué ellos no lo matan en el acto? ¿Qué hermano quería rescatar a Yosef? ¿Por qué? ¿Cuales once formas hacen de José una prefigura de la vida de Cristo? ¿Cómo José pudo soportar la persecución de sus hermanos?

REFLEXIONAR: ¿Está usted hoy en un profundo y oscuro pozo? ¿Dónde está su destino? ¿Qué puede hacer usted cuando está en el pozo? ¿Quién está en el pozo con usted? ¿Cuáles son los siete principios a tener en cuenta cuando se está en el pozo?

En cierta ocasión, los hermanos de José se fueron a Siquén para apacentar las ovejas de su padre (37:12 NVI). Esta fue la ciudad en la que mataron y saquearon, pero no había ninguna oposición a su estadía allí, porque ADONAI los había protegido. Como semi-nómadas, Jacob y su familia se moverían continuamente con sus rebaños de un área a otra. Ellos hicieron esto con el fin de dar tierra de pastoreo y agua para los animales.562

El narrador utiliza Isra’el aquí en lugar de Jacob (en hebreo: Ya'akov). Isra’el significa el que prevalece victoriosamente con Dios. Y, literalmente, Isra’el y sus descendientes solamente sobrevivirían con la intervención divina de Dios. Dijo Isra’el a José: ¿No están tus hermanos pastoreando en Siquem? Ven, te enviaré a ellos. Y él dijo: Heme aquí (37:13). Uno debe concluir que Isra’el no estaba al tanto del odio hirviente de sus hijos hacia Yosef. José dijo a su padre: "Aquí estoy; estoy listo para ir". 12. José fue enviado por su padre terrenal, al igual que su Padre Celestial envió a Yeshua. En esto está el amor: No en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que Él nos amó y envió a su Hijo como propiciación por nuestros pecados (I Juan 4:10). Y vino a Su misión de amor: libre, voluntaria y alegremente. Al igual que José, Cristo dijo: He aquí vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad. En la cabecilla del rollo está escrito acerca de mí (Hebreos 10:7).

Debido a que él estaba preocupado por el bienestar de sus hijos, Isra’el le dijo: Ve ahora, mira cómo están tus hermanos y cómo se encuentra el rebaño, y tráeme un informe. Así lo envió desde el valle de Hebrón, cerca de treinta y dos kilómetros al sur de Jerusalén (37:14a). 13. José fue enviado desde Hebrón, y Jesús fue enviado desde el cielo. Hebrón significa comunión o amistad, lo que apunta a la relación que el Hijo tenía con el Padre en el cielo antes de su encarnación y venir a este lugar de pecado, sudor y dolor. El vino a los que le odiaba sin causa y querían matarlo. Del mismo modo, José vivió en comunión pacífica con su padre; estaba en casa, conocido, amado y comprendido. Pero fue a un lugar lejano, a los que le odiaban sin causa y querían matarlo.

José fue obediente: y llegó a Siquem (37:14b) sin demora. Esta rapidez y minuciosidad caracterizan su vida. Parece que Yosef combina todos los mejores atributos de su familia: la capacidad de Abraham, la tranquilidad de Isaac, la capacidad de Ya'akov y el atractivo físico de su madre (véase 29:17 y 39:6).563 Y por ello sus hermanos lo odiaban, pero él era obediente a su padre y fue de todos modos. El amor de su padre era más bien una motivación para él que el odio de sus hermanos. Le habría tomado por lo menos dos días hacer el viaje de unos ciento veinte nueve kilómetros al norte. Siquem era un lugar de desastres. Allí pecaron los hermanos, Dina fue violada, y se dividió el reino (I Reyes 12:1). 14. José llegó a Siquem, un lugar de pecado, y Jesús vino a la tierra, un lugar de pecado. La palabra Siquem significa hombro y el hombro habla de soportar una carga e implica servicio o sujeción. Al final del Génesis cuando Jacob profetizó a Isacar, él dijo que su hijo: Vio que el descanso era bueno, Y la tierra placentera. Inclinó su hombro para cargar, Y llegó a servir en tributo (49:15). Como nos llama la atención leer que al salir de la comunión con su padre terrenal, Yosef llegó a Siquem. Esto presagió el camino de salir de la comunión con su Padre celestial y venir a la tierra, a un lugar de pecado y de sufrimiento del Señor. ÉL se convirtió en un siervo, una persona de servicio y en sujeción quien, existiendo en forma de Dios, no quiso por usurpación ser igual con Dios, sino que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo (Filipenses 2:6-7a).

Pero después de llegar, para su pesar, sus hermanos no pudieron ser encontrados por ninguna parte. Vagó por la zona, tratando de encontrar alguna pista sobre lo que les podría haber ocurrido a ellos, pero Siquem estaba aparentemente en ruinas y nadie parecía estar cerca.564 Por fin, un hombre lo halló deambulando por el campo, y el hombre le preguntó (al niño), diciendo: ¿Qué buscas? (37:15)? Los rabinos enseñan que el hombre era el ángel Gabriel, porque dirigiendo a José a sus hermanos, él tomó el paso necesario para el cumplimiento final del plan de Dios. 15. José se convirtió en un peregrino en el campo, así como Jesús se convirtió en un peregrino en el mundo. En su interpretación de la parábola de la cizaña, Yeshua dijo: El campo es el mundo (Mateo 12:38). Como José, Jesús se convirtió en un peregrino, un desconocido sin hogar, en el mundo. Jesús le dijo: Las zorras tienen guaridas y las aves del cielo nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza (Lucas 9:58). Qué palabra más conmovedora en el Evangelio de Juan: Y cada uno se fue a su casa. Y Jesús se fue al monte de los Olivos (Juan 7:53-8:1). Cada hombre tenía su propia casa para regresar a ella, pero Jesús era un peregrino sin hogar en esta tierra.

Isra’el había enviado a Yosef para ver si todo estaba bien con sus hermanos. Así que él respondió: Estoy buscando a mis hermanos, te ruego me digas dónde pastorean ellos (37:16)? 16. José buscó el bienestar de sus hermanos, así como Jesús buscó el bienestar de los judíos. Sin embargo, los hermanos de José lo rechazaron, al igual que los judíos rechazaron a su Mesías. A lo suyo vino, y los suyos no lo recibieron (Yojanán 1:11). Yosef no fue enviado a condenar a sus hermanos, sino a ver si todo estaba bien con ellos, por lo que, de nuevo, esto se relaciona con Cristo: Porque Dios no envió al Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por medio de Él (Juan 3:17).

Respondió el hombre: Partieron de aquí, pues los oí decir: Vamos a Dotán (37:17a). Esta era su oportunidad para volver a Hebrón si su corazón no estaba totalmente comprometido a hacer la voluntad de su padre terrenal. Dotan estaba otras veinticinco kilómetros al norte. Era la ruta de una caravana normal desde Galaad a Egipto, cruzando por Betsán, pasando por el valle de Jarod a Jezrel, luego, cruzando a través del Valle de Dotán a las llanuras costeras y al sur a Egipto.565 Así que él tenía una buena excusa para volver atrás y renunciar a la obra que su padre le había confiado. 17. José buscó sus hermanos hasta que los encontró, al igual que el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que estaba perdido (Lucas 19:10). El entró en la sinagoga y leyó Isaías ¿con qué propósito? Esto fue con el objeto de llegar a sus hermanos. Caminaba junto al mar de Galilea, buscando a aquellos que se convertirían en sus discípulos. Fue a través de Samaria, en lugar de ir a su alrededor, ¿por qué? Esto fue porque había algunos de sus hermanos y hermanas en ese lugar. ¿Cuántos años lleva el José celestial buscándolo a usted? De principio a fin, el Príncipe de los pastores tenía una inquebrantable devoción a Su padre y un amor inquebrantable por Su oveja perdida, continuando la búsqueda dolorosa hasta que los encontró (Lucas 15:4). Con un aparente fracaso en Su misión, la falta de aprecio de aquellos a quienes Él ministró no logró vencerlo. Por eso he puesto mi rostro como un pedernal (para sufrir en la cruz porque sabía que), no seré avergonzado (Isaías 50:7b). Siguió adelante hasta que todo se hubo cumplido (Yojanán 19:30).

Y José fue (al norte) tras sus hermanos y los halló en Dotán en la ruta troncal (37:17b). Dotan conectaba con la ruta comercial entre Galaad y la llanura costera que bajaba a Egipto. Esto sentaría las bases para la venta de José. Dotan significa la ley o la costumbre. 18. Así fue como Yeshua encontró a Sus hermanos, viviendo bajo la esclavitud de la Ley Oral (ver el comentario sobre La vida de Cristo Ei - La Ley Oral), que había degenerado en las tradiciones de los hombres (Marcos 7:8).

Cuando lo vieron de lejos, antes que se acercara a ellos, se confabularon para darle muerte (37:18). Lejos de la seguridad de la casa, el era una presa fácil para la hostilidad de ellos. Fue irónico que los que antes mataron a los hombres de Siquem, en venganza por su hermana, ahora conspiraron para matar a su propio hermano! José no tenía idea de hasta qué punto ellos llegarían con su odio. Aunque sería una experiencia horrible y amarga para él, ’Elohim lo encaminó para bien (50:20). 19. José y Jesús sufrieron ambos conspiraciones. El odio de los hermanos de José encontró su oportunidad en el amor que los buscó. Cuando alguien te odia, cuando te ven de lejos, ellos realmente lo odian. Es sorprendente darse cuenta de cómo se armó el complot contra José antes que se acercara a ellos. Cómo esto nos recuerda lo que sucedió durante los días de la infancia de nuestro Señor. Tan pronto como Él nació en este mundo Herodes tramó un complot horrible en un intento de matarlo. Pero no se detuvo allí. Treinta años más tarde, cuando Yeshua se presentó a sí mismo a los judíos como Mesías: Los fariseos salieron y tuvieron consejo contra Él para que lo destruyeran (Mattityah 12:14).

Aquí viene el soñador usando la dignidad de su posición! Esa túnica sin costura, el talit que José llevaba era como agitar una capa roja delante de un toro.566 Ellos se dijeron el uno al otro: Aquí viene el señor de los sueños! Ahora pues, vamos, matémoslo y arrojémoslo en una de las cisternas, y digamos que una mala bestia lo devoró. Veremos entonces qué serán sus sueños (37:19-20). 20. Las palabras de José y la supremacía sobre sus hermanos era realmente el corazón de la cuestión. Se negaron a creer lo que había dicho. Así fue con Cristo. Después de haber sido clavado en la cruz los que pasaban lo insultaban meneando la cabeza y diciendo: ¡El que derriba el santuario y en tres días lo edifica! ¡Si eres Hijo de Dios, sálvate a ti mismo y baja de la cruz! (Mateo 27:39-40). Los judíos no creyeron en Él y para ellos Su enseñanza era solo sueños vacíos. Poco después de su muerte y sepultura los principales sacerdotes y los fariseos se reunieron ante Pilato, diciendo: Señor, recordamos que aquel impostor, estando aún vivo, dijo: Después de tres días, soy resucitado. Manda pues que sea asegurado el sepulcro hasta el tercer día (Mattityah 27:62b-64a). Cuando la piedra se cerró herméticamente y el reloj fue fijado, los fariseos incrédulos dijeron habrían dicho: Veremos entonces qué serán sus sueños.

Rubén estaba ausente cuando ellos acordaron el plan. Quién sabe, ¡Yosef podría haber estado en el pozo durante tres días! Pero cuando Rubén lo oyó, intentándolo librar de mano de ellos, dijo: ¡No le quitemos la vida! Y añadió Rubén: No derraméis sangre. Arrojadlo en esta cisterna que está en el desierto, pero no extendáis la mano contra él. Esto dijo a fin de librarlo de sus manos para hacerlo volver a su padre (37:21-22). El hijo mayor sabía que iba a ser responsable y aprovechó su condición para intervenir y salvar la vida de José. A pesar de que Rubén sabía que Jacob iba a reemplazarlo por José como el primogénito, no quería verlo asesinado. Se podría pensar que sería el más envidioso de todos los hermanos, pero él trató de mantener con vida a su hermano y volver más tarde para rescatarlo del pozo. Todos ellos sabían del mandamiento de ADONAI contra el derramamiento de sangre (9:6), y aunque se podrían haber sentido justificados al matar a los hombres de Siquem, con insistencia de Rubén (en última instancia) se dieron cuenta de que no había justificación en el derramamiento de la sangre de José. Por lo que decidieron ponerlo en un pozo y dejarlo morir de sed. Pero primero ellos se burlarían y lo humillarían.

21. Yeshúa y Yosef ambos fueron despojados de sus ropas y se burlaron. Y cuando José llegó a sus hermanos, sucedió que despojaron a José de su túnica, la túnica de rayas de colores que llevaba puesta (37:23). Cómo esto pone de manifiesto el odio a él. Al igual que animales de presa, de inmediato saltaron sobre él. No era suficiente matarlo, tenían que insultarlo también. Ellos lo molestaron mientras lo despojaron de su manto real. Jesús también fue insultadoy despojado. Entonces los soldados del procurador lo desnudaron, tomaron su túnica sin costura (ver Mateo 27:27-28 y Juan 19:23). Al igual que José, no fue suficiente matar a Yeshua, también se burlaron de él, lo insultaron, escupieron y fue azotado antes de que lo mataran (Lucas 18:33).

22. Tanto José como Yeshua fueron echados al pozo; y lo tomaron, y lo arrojaron en la cisterna. Pero la cisterna estaba vacía, no había en ella agua (37:24). Cuando se utiliza para una persona como objeto, el pozo casi siempre se refiere a la colocación de un cadáver en la fosa (II de Samuel 18:17; II Reyes 13:21; Jeremías 41:9), o para la colocación de un cuerpo vivo en lo que se supone será su tumba (Jeremías 38:6).567 Una cisterna o un pozo, podía ser excavado en roca caliza o excavado en el suelo y recubierto con yeso. Dado que la mayoría de las lluvias en Israel se limitan a tres o cuatro meses al año, estas cisternas recogen el agua de lluvia, y fue colocado en la época seca. No era raro que no hubiera agua en los pozos durante parte del año.568 Yeshua también descendió en el pozo conocido como Seol, un pozo sin agua (Zacarías 9:11). El Seol era el lugar de los muertos (bajo el mundo) antes de la resurrección. En la historia de Lázaro en el Seol, el hombre rico llamó a Abraham: Y dando voces, dijo: ¡Padre Abraham, ten misericordia de mí! y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, porque estoy atormentado en esta llama (Lucas 16:24). Durante los tres días y tres noches en que Su cuerpo estuvo en la tumba, el Espíritu de Jesús estuvo en el Seol, en el corazón de la tierra (Mateo 12:40). Él sufrió la muerte en la carne, pero vivificado por el Espíritu, en el cual también fue a predicar a los espíritus encarcelados (I Pedro 3:18b-19). Entonces Él llevó a los justos del TANAJ al cielo (Efesios 4:8-10).

La razón de que Yosef podía levantarse bajo esta persecución de sus hermanos, es que él no se centró en sus circunstancias, sino en el Pastor (Génesis 49:24; Yojanán 10:14).

Hay siete principios a tener en cuenta cuando se está en el pozo.

En primer lugar, la intolerancia de su condición actual crea su futuro. Si usted se siente cómodo en el pozo, no saldrá de allí. No se acostumbre a su pecado, sus adicciones, o a las cosas en su vida que Satanás ha usado para destruir su potencial. A quién el Hijo libera es verdaderamente libre y puede ser liberado de sus adicciones si confía en Él. No se acostumbre a vivir con miedo. No tema a su pasado; olvídelo. No tema a su futuro; está en las manos de Dios. No tema al fracaso. No sé lo que el mañana tendrá, pero si sé quien nos sostendrá mañana. No se acostumbre al pozo, ya que no es su destino; el palacio es su destino.

En segundo lugar, cuando está en el pozo, recuerde que Satanás siempre ataca a los que están en la siguiente línea para una promoción. Satanás atacó a José porque conocía el potencial de José. Si él pudiera aplastarlo en el pozo, o hacer que renunciara a la esperanza en la prisión por la desesperación y la depresión, nunca llegaría al palacio donde cambiaría el destino del mundo. Cuando Jesús estuvo en el desierto, el diablo sabía que si podía conseguir que el Señor se inclinarse a él, Él no iría a la cruz. Y si Él no iba a la cruz, nadie podría ser salvado. Cuando nos fijamos en la Biblia, vemos lo rápido que puede promover ADONAI. José fue desde el pozo hasta el palacio en un día; Daniel pasó de la boca del león al palacio en un día; David salió de las cuevas de Saúl al palacio en un día. Usted es el siguiente en la línea para la promoción y Satanás ataca porque él conoce su potencial. Él está tratando de aplastar su sueño en el pozo, está tratando de destruir sus esperanzas en la prisión. Dios va a devolverle siete veces más de lo que el adversario ha tomado de usted porque su destino está en el palacio con Él.

En tercer lugar, cuando se está en el pozo, quienes no logran salir se enfocan en lo que están pasando en lugar de centrarse en lo que van a pasar. No hay premio sin un costo. No hay corona sin cruz. No hay amanecer sin una noche, y no hay victoria sin lucha. No mire el pozo; mire el palacio. No mire a la crisis; mire hacia el Mesías. ¡Usted es un hijo del Rey; viva, actúe y piense como tal, en nombre de Jesús!

En cuarto lugar, ¿cómo reacciona frente a otras personas cuando ellas están en el pozo? Su reacción ante otra persona en problemas determinará cómo ADONAI va a reaccionar la próxima vez que se meta en problemas. Esa es la interpretación del versículo: No juzguéis, para que no seáis juzgados; porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido. Así que, todo cuanto queráis que os hagan los hombres, así también hacedles vosotros (Mateo 7:1-2 y 12a). Vendrá un día en que usted cosechará exactamente lo que sembró. Los hermanos de José lo echaron en el pozo y, absolutamente indiferentes, se sentaron y almorzaros juntos. ¿Cómo responde a un adicto a las drogas? ¿Cómo reacciona a una persona sin hogar? ¿Cómo reacciona a una adolescente embarazada? ¿Cómo reacciona a las viudas y a los huérfanos? La Biblia dice que La religión pura y sin mácula delante del Dios y Padre es ésta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en su tribulación, y guardarse a sí mismo sin mancha del mundo (Santiago 1:27). El punto es que si quiere que ADONAI le ayude en su día de angustia, usted ayude a alguien más en su día de angustia. Cuando vea a un hermano o una hermana que ha caído en el pecado en el pozo, es necesario levantarlo con la fuerza que el Señor le ha dado. Pablo dice: Hermanos, aun cuando una persona sea sorprendida en alguna falta, vosotros, los espirituales, restaurad al tal con espíritu de mansedumbre (Gálatas 6:1a).

En quinto lugar, los que crean el dolor del presente no controlan el placer del futuro. Su amargo divorcio es doloroso, pero no controla su futuro. La Biblia dice: todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buena reputación; si hay alguna virtud, si hay algo digno de alabanza, en eso pensad (Filipenses 4:8b). Su empresa quebró es doloroso, pero no controla la oportunidad de mañana. Ser traicionado por su familia, al igual que José fue traicionado, es doloroso, pero eso no quiere decir que Dios no va a orquestar un día en que sus hermanos regresen, su anciano padre se reúna con usted y en su hogar haya alegría de nuevo. Sólo porque alguien le rasgó su camisa no significa que usted no use un manto real mañana. El hecho de que las personas que lo aborrecen lo han arrojado a un pozo, no significa que mañana esas personas no van a inclinarse ante usted. Isaías nos dice que los hijos de tus opresores irán encorvados a ti, Y los que te ultrajaban se postrarán a tus pies (Isaías 60:14a). Su destino no está en el dolor del pozo; está en el bienestar del palacio.

En sexto lugar, tenga en cuenta que cuando está en el pozo, las armas de ataque favoritas del tentador son los más cercanos a usted. Los hermanos de José lo tiraron al pozo y su hermano Judá lo vendió por el precio de un esclavo. También Judas traicionó a Jesús por el precio de un esclavo. En sus observaciones personales a Timoteo, Pablo nos dice que Demas, su compañero en el ministerio, lo abandonó por amor a este mundo (II Timoteo 4:10). Absalón quería matar a su propio padre David (II Samuel 15:1 a 18:33). Créame que, cuando el adversario se prepare para lanzar el golpe definitivo y ponerlo fuera de combate, no va a utilizar a un extraño. Él usará a alguien que ama, preferiblemente alguien en su propia casa.

Por último, nunca va a ganar la batalla espiritual con su lógica personal. Cuando José fue arrojado al pozo, tuvo que ser despojado de sí mismo para ser capaz de confiar en ADONAI. Dios no pide que lo defienda, porque Él es omnipotente y Él no lo necesita. El Señor no pide que lo entendamos, porque nuestro intelecto es demasiado inferior para entenderlo. Por lo tanto, ADONAI no necesita que le explique, porque si usted no puede entenderlo, usted no puede explicarle a Él. Dios sólo ha dicho: Confía en YHVH con todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, Y Él enderezará tus sendas (Proverbios 3:5-6). En el pozo Dios le despoja de su ego. Él tritura el dios de sí mismo sentado en el trono de su alma, para que Él pueda moldearlo a Su imagen. Mientras usted se comporte arrogantemente en la adoración como un pavo real, Él no lo puede usar. Él va a ponerlo en el pozo, y allí, en Su prensa de "Getsemaní" Él lo exprimirá y lo hará más como Él. ¿Por qué? Con las uvas trituradas hacen el mejor vino, y con las aceitunas trituradas hacen el mejor aceite. Los pétalos aplastados de una rosa hacen el perfume más raro. Con el grano triturado se produce el pan para alimentar la vida. Es una persona triturada quien puede convertirse en un siervo de Dios. Si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos (Marcos 9:35). ADONAI está buscando a alguien a quien Él ha triturado, y cuando Él ve a esa persona, Él se ve a sí mismo. Dios sólo usa a una persona que ha sido quebrada y cuando está rota y aplastada y se parece a Él, entonces usted está listo para llegar a su destino.569

Ntd: En esta traducción se empleó la BTX 3º edición.

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros