José y la hambruna

47: 13-26

La hambruna era implacable. Ningún alimento se generaba en Egipto o en Canaán. Los ciudadanos pagaron por el grano que había sido almacenado, pero finalmente su dinero se acabó. José les dijo que si traían su ganado en vez de dinero, él cambiaría su ganado por grano. Ellos siguieron ese plan hasta que Faraón poseyó todo el ganado. Para ayudar a los hambrientos, Yosef propuso que permitieran al rey de Egipto comprar sus tierras a cambio de grano. Y como antes, Faraón terminó siendo dueño de toda la tierra en Egipto, y de esta manera el pueblo de Egipto se redujo a la esclavitud. Ahora que Faraón poseía toda la tierra (excepto la tierra de los sacerdotes), José distribuyó la semilla para ser plantada cuando la sequía finalmente cesó. El plan era que cuando una cosecha fuera levantada, la gente daría una quinta parte de ella como impuesto al Faraón. Los otros cuatro quintos quedarían para ellos. La gente no se opuso y le agradeció a Yosef por haber salvado sus vidas.725

Este procedimiento es algo por lo cual Yosef ha sido criticado. La gente dice que se aprovechó de la pobreza, cerró las hipotecas y compró la tierra, pero esto es una crítica injusta de José. Para empezar, él era el representante de Faraón, nada de esto era para sí mismo. Él no era deshonesto en ningún sentido de la palabra y personalmente no tuvo ganancia debido a la hambruna. Un ejemplo de esto es la escasez y la demanda de uranio durante la Segunda Guerra Mundial en USA. Cuando algunos hombres encontraron que tenían uranio en sus propiedades (especialmente en Arizona), se les pagó mucho dinero por su tierra. ¿Se estaba aprovechando de ellos su gobierno? No lo creo, la ley de la oferta y la demanda estaba funcionando. "Me parece" que este mismo principio estaba funcionando en la tierra de Egipto. Yosef compró la tierra para el rey de Egipto, y él permitió que la gente viviera al proporcionar el grano a ellos. No podía simplemente darle el grano porque, si lo hubiese hecho, el mundo entero habría estado en su puerta y el resultado habría sido el caos. Es razonable concluir que José se mantuvo dentro de la ley de la oferta y la demanda.726

Yosef también ha sido criticado por favorecer a su propia familia proporcionándoles grano mientras que todos los demás tuvieron que pagar por ello. Pero debe señalarse que los israelitas eran huéspedes de Faraón, y como tal, estaban en una posición completamente diferente que el resto de los egipcios. Además, no había posibilidad de comprar comida porque habían dejado atrás sus posesiones. El rey hicso les había dicho que no se preocuparan por lo que poseían en Canaán, y prometió que todo el bien de Egipto sería suyo. El cuidado de Faraón era una cuestión de filantropía, mientras que un regalo gratuito de maíz a la gente probablemente habría resultado en el caos y la anarquía.727

Pero el resultado de este proceso de cuatro etapas fue que todos en Egipto se convirtieron en esclavos económicos del Faraón. Mientras los hicsos y José permanecieron en el poder, los hijos de Israel prosperaron. Pero llegaría el día en que los egipcios derrocarían a los hicsos y una nueva dinastía llegaría al poder en Egipto (ver el comentario sobre Éxodo Ag - Entonces un nuevo rey que no sabía acerca de José vino al poder).

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros