Ag – La importancia del número siete en el libro de Apocalipsis

La importancia del número Siete

en el libro de Apocalipsis

Una característica única del Libro de Apocalipsis es el número siete. Existen:

1. siete iglesias (1:4, 11, 20).

2. siete Espíritus (1:4, 3:1, 4:5, 5:6).

3. siete candeleros de oro (1:12-13, 20, 2:1).

4. siete estrellas (1:16, 20, 2:1, 3:1).

5. siete lámparas (4:5).

6. siete sellos (5:1, 5:5)

7. siete cuernos (5:6).

8. siete ojos (5:6).

9. siete ángeles (8:2, 6).

10. siete trompetas (8:2, 6).

11. siete truenos (10:3, 4).

12. siete mil (11:13).

13. siete cabezas (12:3, 13:1, 17:3, 7, 9).

14. siete coronas (12:3).

15. siete ángeles (15:1, 6-8, 16:1, 17:1, 21:9).

16. siete plagas (15:1, 6, 8, 21:9).

17. siete copas (15:7, 17:1, 21:9).

18. siete montañas (17:9).

19. siete reyes (17:10-11).

Este formato inusual difícilmente puede ser un accidente. La palabra siete aparece en Apocalipsis más veces que en cualquier otro libro de la Biblia. De hecho, se repite más que en todos los otros libros del Nuevo Pacto combinados. No era un recurso literario utilizado por Juan porque simplemente estaba registrando lo que había visto y oído. La lista de “sietes” de arriba son los que están directamente identificados por la palabra griega para siete, o hepta. Sin embargo, hay otros grupos de siete cosas en Apocalipsis, pero el lector tiene que contarlos para darse cuenta de que hay siete de ellos. Por ejemplo, hay

20. Siete bienaventuranzas (las declaraciones que comienzan con: Bendito(1:3, 14:13, 16:15, 19:9, 20:6, 22:7, 22:14).

21. Siete años de juicio. Daniel 9:24-27 serefiere al período de tribulación de siete años. Apocalipsis 6 comienza los siete años de juicio.

22. Siete partes en cada una de las cartas a las siete iglesias (la descripción de Cristo, la ciudad, la iglesia, la recomendación, la preocupación, el mandato y, finalmente, el consejo).

23. Siete atributos del Cordero (5:12).

24. Y la séptima dispensación completando las Escrituras (20:1-10).

Se pueden encontrar muchas otras asociaciones de siete en Apocalipsis cuando uno lo estudia en profundidad. Para el caso, hay muchos otros números también importantes en el libro, como 666, 144.000, doce puertas, cuatro jinetes, diez reyes y 1000 años. Entonces la pregunta obvia es, ¿por qué? ¿Por qué el libro de Apocalipsis estátan impregnado con este énfasis en los números? En realidad, este mismo fenómeno se encuentra en toda la Biblia. Por ejemplo, en Mateo 1:1-11, el vocabulario tiene 49 palabras (7×7), 28 palabras comienzan con una vocal (4×7), las 21 palabras restantes comienzan con una consonante (3×7), 7 palabras terminan con una vocal. Las 49 palabras en el pasaje tienen 266 letras (38×7). De las 266 letras, 140 son vocales (20×7) y 126 son consonantes (18×7). Además, de estas 49 palabras, 14 aparecen solo una vez (2×7), 35 aparecen más de una vez (5×7), de las cuales 42 (6×7) son sustantivos y 7 no. Los sustantivos comunes restantes tienen exactamente 49 letras (7×7). Los sustantivos masculinos aparecen 56 veces (8×7). Los nombres de solo 3 mujeres aparecen en el pasaje, y las letras griegas de sus nombres suman exactamente 14 (7×2). Le habría llevado a Mateo varios meses, trabajando ocho horas al día para construir la genealogía, incluso si fuera posible. ¡Sin embargo, los nombres fueron elegidos antes de que Mateo naciera! En realidad, este mismo fenómeno se encuentra en toda la Biblia (vea el comentario sobre Génesis Ae – El número siete). Múltiplos del número siete son como huellas dactilares numéricas de Dios que Él ha dejado en cada versículo de la Escritura.

Sin embargo, en el caso muy especial del libro de Apocalipsis, la fórmula matemática es claramente intencional y significativa, de modo que ignorarla sería perder gran parte del mensaje del libro. En consecuencia, los diversos números y las razones de su uso serán discutidos a medida que nos acerquemos a ellos mientras trabajamos en el libro.

Siempre se ha considerado que el número siete representa la plenitud o el completamiento. Esto es cierto no solo en la Biblia sino entre casi todos los pueblos a lo largo de la historia. Siete es el número de perfección. El énfasis en siete como número de plenitud es comprensible, por supuesto, en términos del calendario semanal por el cual ordenamos nuestra vida diaria. Nuevamente, la mayoría de los países a lo largo de la historia han adoptado la semana de siete días.

Pero esto realmente no responde a la pregunta, ya que, en primer lugar, no explica por qué las naciones comenzaron a seguir una semana de siete días. La semana de siete días no tiene una base astronómica, como el mes o el año, ni el número siete tiene una base fisiológica como el número diez.

La única explicación real de por qué la gente siempre ha seguido una semana de siete días y por qué el número siete siempre ha simbolizado plenitud y completamiento es el decreto divino de la Biblia: Y bendijo ’Elohim el día séptimo y lo santificó, porque en él cesó ’Elohim de toda su obra que había creado al actuar (Génesis 2:3).

El SEÑOR completó su gran trabajo de crear, construir y energizar todo el cosmos y todas sus criaturas en los primeros siete días de la historia. Desde el comienzo del pecado y la maldición que siguió, Él ha estado cumpliendo Su poderosa obra de redimir y salvar Su creación.

Un día Su obra estará completa, aunque habrá tomado más de siete días. Gran parte de este último trabajo fue preparatorio, disponiendo al mundo para la llegada de su Redentor para pagar el precio de su liberación y restauración. El TaNaJ, comenzando con Génesis, describe la historia de su preparación, y el Brit Hadashah detalla la venida del Salvador, el pago del precio y el establecimiento de una gran comunidad de testigos de Su pueblo redimido bajo el liderazgo de los apóstoles.

Con el tiempo, esta gran obra de la redención de la posesión, para alabanza de su gloria (Efesios 1:14) también se completará, y el descanso eterno del SEÑOR comenzará. El libro de Apocalipsis, escrito por el último de Sus apóstoles en el final de la Edad Apostólica, ofrece a Su pueblo orientación a través de todas las generaciones por venir, centrándose especialmente en los grandes eventos climáticos que traerán la obra de Dios de finalización, plenitud y perfección. El libro de Apocalipsis, por lo tanto, por encima de todo, está diseñado para asegurarnos de que lo que Dios ha dicho es cierto; y que lo que Él ha prometido, Él lo hará. El libro de Apocalipsis es historia real, futura, tan segura como Génesis es historia real y primitiva. Sus personajes son reales y los eventos que profetiza sucederán. ADONAI terminará Su obra. Él es El guardián de la promesa.7

2019-12-07T11:27:34+00:00 0 Comments

Leave A Comment