Ba – La Iglesia en Esmirna 2: 8-11

La iglesia en Esmirna
2: 8-11

ESCUDRIÑAR: ¿Qué problemas enfrenta esta iglesia? ¿Cómo pueden ser ricos y afectados por la pobreza al mismo tiempo? ¿Qué es la corona de la vida que se les promete? ¿Cuál es el significado de la segunda muerte? ¿Por qué se conoce a Jesús como el primero y el último? ¿Qué le enseña este pasaje sobre el sufrimiento?

REFLEXIONAR: ¿Alguna vez teme al dolor y las dificultades? ¿Se pregunta si sus luchas terminarán alguna vez? ¿Se siente ansioso por las tragedias o juicios que pueden estar a la vuelta de la esquina, listos para destrozar la comodidad de su vida relativamente estable y predecible? ¿Cree que Jesús (Yeshua) conoce cada detalle de su circunstancia? Cuando se le preguntó si creía en Dios, Cassie Bernall dijo: “Sí”. ¿Qué diría usted?

Independientemente de la raza, nacionalidad, etnia, género, condición social, edad o religión, todos compartimos el lenguaje del sufrimiento. Es posible que no podamos relacionarnos con la música, el gusto por la comida o el humor de otra cultura, pero todos entendemos el dolor. En ese sentido, todos estamos unidos por las experiencias de dificultad, angustia, aflicción, tristeza y dolor.

Para los creyentes, el lenguaje del sufrimiento tiene un dialecto único y profundo, a menudo incomprendido por los foráneos a la fe. Creemos que todo sufrimiento tiene un propósito específico en el plan soberano de ADONAI. El apóstol Pablo lo dijo de esta manera: sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas ayudan para bien, a los que son llamados conforme a su propósito (Romanos 8:28). Ser conforme (literalmente presionado bajo gran presión) a su propósito, esser de la misma forma de la imagen de su Hijo (Romanos 8:28a-29a). El sufrimiento le habla al alma como ninguna otra cosa. Esto no pretende decir que la persecución es algo bello o que los malvados son realmente buenos (Salmo 73). Más exactamente, los creyentes saben que, a pesar de su dolor, el Señor puede revertir el resultado deseado y traer bendición.

El sufrimiento y las dificultades a menudo parecen insoportables, pero tienen una forma de purificar al pueblo de Dios. Quizás es por eso que nunca estamos lejos de las pruebas de la vida. Cuando el tsunami de las dificultades nos ataca, debemos mantenernos firmes sobre los cimientos de Jesús (Yeshua) Mesías enlugar de ser arrastrados por la desesperación y la desesperanza.

A lo largo de la historia, ha sido una verdad paradójica que, mientras más creyentes han sido perseguidos, mayor ha sido su pureza y fortaleza. Durante décadas, los gobiernos ateos en la antigua Unión Soviética y Europa del Este suprimieron las iglesias. Hoy los creyentes continúan siendo perseguidos en países musulmanes. Se les prohíbe proclamar abiertamente su fe. Muchos están encarcelados y algunos martirizados. Sin embargo, la Iglesia no solo ha sobrevivido, ha florecido.

La Biblia vincula la persecución de los creyentes con su fuerza espiritual. Santiago dice: Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os veáis cercados de diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Y dejad que la paciencia tenga su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna (Santiago 1:2-4). Además, el apóstol Pedro alentó a los creyentes que sufren con la verdad de que el Dios de toda gracia, que os llamó a su gloria eterna en el Mesías, después que padezcáis un poco de tiempo, Él mismo os perfeccionará, afirmará, fortalecerá, y establecerá (Primera de Pedro 5:10). Nuestra fe se forja a través del horno de la adversidad.

La iglesia en Esmirna mostró el poder y la pureza que proviene de soportar con éxito la persecución. Se ha dicho que la sangre de los mártires es la semilla de la Iglesia. Así, la persecución había purificado y purgado esta iglesia de pecado y afirmado la fe de sus miembros. Se convirtió en una inspiración para los creyentes en todas partes. Los hipócritas no se quedan para enfrentar la persecución, porque los falsos creyentes no quieren experimentar el dolor. Los juicios y la persecución fortalecen y refinan la fe verdadera, pero exponen y destruyen la fe falsa.

La Escritura deja perfectamente claro que la persecución y las pruebas son una parte inevitable y esencial de una vida de fe (Hechos 14:22; Segunda a Timoteo 3:12). El ejemplo de esa iglesia instruye a todos los demás sobre cómo responder adecuadamente a la persecución cuando llegue el momento.53 Así como Job dijo: Aunque me mate, en Él esperaré, Con tal de defenderme ante Él (Job 13:15), la iglesia de Esmirna vivió esas palabras.

1. La descripción de Cristo: Al leer las cartas a las iglesias, observe la forma en que el Mesías se describe a Sí mismo al comienzo de cada carta. Será una pista sobre el tema de la carta y lo que cada iglesia necesita entender para recibir la victoria final sobre sus luchas. A esta iglesia Él se describe a sí mismo como el primero y el postrero, el que estuvo muerto y volvió a vivir (2:8c). Su mismo título enfatizaba Su victoria sobre la muerte. Yeshua (Jesús) entendió las dificultades que enfrentaron porque Él mismo estaba muerto y ahora está vivo. Él había pasado por el sufrimiento y la muerte y les estaba asegurando a los creyentes en Esmirna que también los superarían. Antes, Jesús le dice a Marta angustiada después de enterarse de la muerte de su hermano Lázaro: Tu hermano se levantará. Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá y todo el que vive y cree en mí, de ningún modo morirá eternamente (Juan 11:23, 25). La resurrección de Jesús prueba que hay vida más allá de la tumba, y por Su propia muerte y resurrección, Él prueba que podemos estar allí con Él.54 El Señor conquistó la muerte (Juan 14:19), y más adelante en el libro, estos creyentes en Esmirna aprenderían que en la Nueva Jerusalén no habría más muerte, llanto, clamor ni dolor, las primeras cosas pasaron (21:4). Él es el primero y el último. Esto habría sido extremadamente alentador para la iglesia de Esmirna frente a la muerte.

Si Cristo fuera sólo Dios, podríamos percibirlo a Él como distante, separado de nuestras experiencias humanas de sufrimiento e incapaz de entender o relacionarse con nuestra situación desesperada. Si Cristo fuera solo un hombre, Su muerte no habría sido más que otro martirio de un buen hombre. Él habría sido víctima de la tragedia humana, débil, incapaz de conquistar la muerte y poder triunfar sobre la tumba. Sino porque Él es el primero (existe antes que nada) y el último (va a vivir por la eternidad) plenamente Dios y plenamente hombre, podemos saber que Él comparte nuestro dolor y no sólo se queda mirando nuestro sufrimiento. El escritor de Hebreos lodijo así: Por tanto, teniendo un gran Sumo Sacerdote que ha traspasado los cielos: Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino Uno que ha sido tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, con confianza al trono de la gracia, para que obtengamos misericordia y hallemos gracia para el oportuno socorro (Hebreos 4:14-16).

2. La ciudad: el nombre de esta ciudad proviene de uno de sus productos comerciales más importantes, significa mirra. La raíz de esta palabra significa amargura. La mirra es un ingrediente para el perfume (Salmo 45:8) que usaba como uno de los santos aceites de la unción del sacerdocio (Éxodo 30:23), se usaba para la purificación de las mujeres (Ester 2:12) y como especia para embalsamado de los muertos (Jn 19:39). Esta fue llevada como un regalo para el bebé Yeshua, por uno de los reyes magos, lo que indica que Él nació para morir (Mt 2:11). Pero hay una cosa muy interesante sobre la mirra: debe ser triturada para producir su fragancia. Siempre fue un signo de amargura y tristeza. El mismo nombre de la ciudad huele a muerte y opresión aplastante (2:8b).

Era una ciudad grande y rica que fue la archirrival de Éfeso. De hecho, competía constantemente con Éfeso por el título de “Primera ciudad de Asia”. En losdías de Juan era una ciudad próspera con un famoso estadio, biblioteca y una población diversa de medio millón de personas. Disfrutaba de grandes ventajas naturales, incluido un excelente puerto al final de un golfo bien protegido. Por lo tanto, era la salida natural para el comercio del rico valle de las regiones de Hermus y más allá.55 Los romanos la llamaron la belleza de Asia, y cuando se conduce a Esmirna, incluso hoy, se puede ver por qué es así. Hay una colina inclinada que sube a una meseta justo detrás de esta hermosa ciudad portuaria. Esta ciudad tenía una lealtad de muchos años a Roma incluso antes de convertirse en un poderoso imperio. Fue una de las primeras ciudades en participar en la adoración del emperador romano y ganó el honor de construir un templo para el emperador Tiberio. En laépoca de Juan, continuaron honrando a César como señor de todos. En consecuencia, Esmirna estuvo profundamente involucrada en el culto al emperador.

También había una población muy grande de judíos seculares en Esmirna que se oponía a la iglesia allí. Ellos tuvieron una influencia considerable sobre las autoridades civiles en Esmirna, tanto es así, que ellos actuaron más como romanos que como judíos de fe. Ellos, de hecho, trabajaron activamente y con determinación contra la causa de Cristo. Aunque los judíos seculares en el Imperio Romano fueron legalmente excusados ​​de hacer sacrificios al emperador, aquellos que creían en el Mesías no disfrutaron de tal exención después que los echaran de las sinagogas. Por lo tanto, los creyentes en Esmirna enfrentaron la persecución de ambos, los judíos seculares y los gentiles. Por un lado, los gentiles se dedicaron al culto al emperador. Por otro lado, los judíos seculares se dedicaron a intentar cumplir la Torá con sus propias fuerzas. Esta mezcla de patriotas romanos y fanáticos judíos puso a esos creyentes entre una roca y un precipicio.

Los beneficios de la perseverancia son válidos en esta vida, pero también en la vida venidera. No lo sabemos cuándo y quién fundó esta ciudad. Suponemos que fue el fruto de la obra misionera de Pablo (rabino Saulo) en Asia que estaba centrada en Éfeso (Hechos 19:10). En el momento de la escritura de Juan, los creyentes habían soportado los fuegos del dolor y el sufrimiento de la persecución, y sus penas pronto aumentarían. Su futuro parecía sombrío. Sin embargo, la iglesia estaba sana porque la carta no contiene ninguna palabra de crítica.56 Ellos no estaban sufriendo dificultades debido a que hicieron algo mal. Por el contrario, a pesar de su pobreza debido a la persecución, eran ricos espiritualmente. La ciudad de Esmirna fue dedicada a César, pero los creyentes en Esmirna se dedicaron a Cristo.

4. La recomendación: Imagínese sentado en la reunión del pueblo del Señor en Esmirna en una fría mañana antes del amanecer. Una pequeña habitación iluminada con lámparas alberga lo que quedaba de un pequeño grupo de creyentes golpeados y acosados. La una vez animada multitud ahora muestra huecos obvios donde la gente alguna vez se sentó. Algunos han caído bajo la persecución. Otros aparentemente han desaparecido: arrestados, exiliados o ejecutados. Algunos arriesgaron sus vidas solo para encontrarse esa mañana para orar, cantar himnos y leer las Escrituras. Todos ustedes son parias, desesperados por una palabra de aliento del mensajero sentado en medio de ustedes. En la tenue luz, el rollo se desenrolla y, en tranquila confianza, se les lee la palabra de Yeshua: Sé tu tribulación, y tu pobreza (pero eres rico) (2:9a). Él sabía de primera mano el tipo de sufrimiento y dolor que tuvieron como parias rechazados. La palabra tribulación siempre significa presión desde afuera. Esto es como ir a su trabajo o comunidad y enfrentar a personas que se preocupan poco por su Dios o, en realidad, poco por usted personalmente. El apóstol Pablo lo dijo de esta manera: estamos atribulados en todo, pero no angustiados; en apuros, pero no desesperados (Segunda a los Corintios 4:8). ¿Recuerda lo que significa Esmirna? Triturado para que salga el aroma. Aquellos creyentes en Esmirna estaban siendo triturados por la cultura de allí. Estaban siendo asesinados y perseguidos, en realidad rechazados por la cultura allí. Fueron despedidos de sus trabajos o no podían conseguirlo; las personas no compraban sus productos que trataban de vender. Ellos tenían sus propiedades confiscadas. Por lo tanto,eran pobres financieramente debido a su posición por Jesús, sin embargo, el Mesías les dice en esta carta que eran ricos en las cosas que durarían por la eternidad. Jesucristo se hizo pobre para que pudiéramos ser espiritualmente ricos. Santiago nos recuerda que Oíd, hermanos míos amados: ¿No escogió Dios a los pobres según el mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que prometió a los que lo aman? (Santiago 2:5).

En segundo lugar, Cristo dijo: Conozco… las calumnias de los que se llaman judíos sin serlo y son en realidad una sinagoga de Satán (2:9NBJ). Aquí, una comprensión literal de este versículo apunta al hecho de que estos eran gentiles que fingían ser judíos. En ninguna parte del Nuevo Pacto los judíos incrédulos se llaman no judíos, aunque a veces se usa Romanos 2:28-29 erróneamente como evidencia de lo contrario. Esta misma expresión… probaste a los que se llaman apóstoles y no lo son, y los hallaste mentirosos se encuentran en Apocalipsis 2:2. Aquellos no eran apóstoles y aquí no eran judíos. En el primer siglo, la religión judía era muy apreciada y muchos gentiles preferían un atajo, cosechando la ventaja de la identificación judía sin la carga de la adhesión a la Torá. Pablo ya se había encontrado con algunos como los de Galacia (Gálatas 6:12-13). Un verdadero judío reconocería a Dios, sin embargo, estos gentiles, que pretendían ser judíos, estaban tan enredados en la vida política de Esmirna que habían honrado a César como señor de todo. Aunque externamente eran parte de la sinagoga local, les importaba poco lo que ADONAI escribiera o pensara.

Sesenta años después de que se escribiera esta carta, esos gentiles se unieron con otros ciudadanos de Esmirna para formar una turba y quemaron vivo a Policarpo, que era el pastor de la iglesia allí. Tenía ochenta y seis años, de joven fue discipulado por el apóstol Juan, y poco sabía que sesenta años más tarde Dios lo llamaría para cumplir el mensaje a ese grupo de creyentes: Sé fiel hasta la muerte (2:10b). Esto es lo que esos gentiles que lideraron la turba, gritaron con una ira incontrolable mientras las llamas envolvían a Policarpo: “Este es el maestro de Asia. El padre de la iglesia. El destructor de nuestros dioses, que enseña a muchos a no ofrecer sacrificios, ni a adorarlos”.

Sin excepción a este fenómeno de los gentiles imaginando ser ellos judíos, ha llevado a extrañas doctrinas y prácticas. Tales gentiles no fueron aceptados por los judíos como judíos; y como muestra este versículo, no fueron aceptados por los cristianos como cristianos. Aislados y en defensa propia, pueden volverse orgullosos fácilmente, sin obedecer la Torá ni mostrar amor fraternal a losverdaderos seguidores de Jesús (Yeshua). Es fácil ver por qué Jesús no los considera inofensivamente neutros, sino que los considera una sinagoga de Satanás (2:9c).57

5. La preocupación: A pesar que sufrieron dificultades físicas y pobreza, los creyentes en Esmirna se aferraban a su gran riqueza espiritual. Oportunamente, esta iglesia, junto con la de Filadelfia, no recibió ninguna reprensión en su carta del Señor.

6. El mandato: prepárate para más sufrimiento por venir. No temas lo que vas a padecer (2:10a), incluso si tomara formas más severas de encarcelamiento y pena capital, como solía ocurrir. Él estaría allí durante sus pruebas, diciendo: No te dejaré ni te desampararé. De manera que podemos decir osadamente: El Señor es mi ayudador, no temeré. ¿Qué me puede hacer el hombre? (Hebreos 13:5b-6). La palabra sufrir aquí está en tiempo presente, por lo que su tiempo de sufrimiento sería intenso pero corto. He aquí que el diablo está a punto de echar en la cárcel a algunos de vosotros, para que seáis probados, y tendréis una tribulación de diez días (2:10b). En el mundo antiguo, las cárceles eran un lugar donde los acusados ​​esperaban la ejecución.58 Sería una prueba divina distinguir a los verdaderos creyentes de los falsos creyentes.59 Los diez días son simbólicos de los diez emperadores romanos que persiguieron a la Iglesia desde 96 dC al 305dC: Domiciano 96 dC, Trajano (98-117), Adriano (117-138), Antonio Pío (138-161), Marco Aurelio (161-180), Septimio Severo​ (193-211), Máximo (235-238), Decius (249-251), Valeariano (251-260) y Diocleciano (284-305). Diocleciano es considerado el peor emperador de la historia de Roma y el mayor enemigo de los de la fe. Lideró un intento violento de destruir la Biblia de la faz de la tierra, bajo su liderazgo, muchas ciudades romanas tuvieron quemas públicas de las Escrituras.60

Jesús dijo: Venid a mí todos los que estáis trabajados y agobiados, y Yo os haré descansar (Mateo 11:28). La palabra descansar significa refrescarse o revivir, como del trabajo o de un largo viaje. El Mesías promete descanso espiritual a todos los que vienen a Él en arrepentimiento y humilde fe. Él nunca nos dejará ni nos abandonará, estará con nosotros para siempre, no tenemos nada que temer. Cristo no nos libra del problema; Él está con nosotros a través del problema.

7. El consejo: Sé fiel hasta la muerte, y Yo te daré la corona de la vida (2:10c). La corona de la vida no es una promesa de una recompensa especial para los mártires. Dios ha prometido esta corona a todos aquellos que permanecen fieles a Él cuando están bajo persecución. Bienaventurado el varón que soporta la prueba, porque cuando salga aprobado, recibirá la corona de la vida, que prometió a los que lo aman (Santiago 1:12). La figura de la corona no se tomó prestada de la realeza, sino de la festividad de los juegos deportivos que se celebraban en la gran arena de Esmirna, los concursantes se esforzaban para recibir una corona terrenal que no dura, pero el apóstol Pablo (rabino Saulo) les recuerda a los creyentes en Esmirna, que a pesar de que sufrieran la muerte física, recibirían una corona incorruptible (Primera a los Corintios 9:25)61, una eterna corona de vida.

¿Su fe en la resurrección tiene un impacto en su vida diaria? Usted puede no ser llamado a morir o ir a prisión por la fe. Aún así, todos los días enfrentamos diferentes tipos de “muertes”. Hay un tipo de muerte involucrada cuando nos enfrentamos a la elección de aferrarnos o dejar la comodidad en nuestra vida que tiende a debilitar nuestra fe o llevarnos a la tentación. También existe la muerte que viene cuando la enfermedad física no solo nos quita nuestra salud sino también nuestra confianza o independencia.

Cada vez que enfrentamos el despojo de tales cosas, ¿nuestra respuesta es miedo o enojo? Jesús (Yeshua) lo entiende. Recuerde, Él ha recorrido ese camino antes que nosotros y nos llama a permitir que Él camine con nosotros ahora. Él anhela guiarnos a través de las dificultades, sean grandes o pequeñas. A medida que se aferra a Cristo y permite que Él lleve vida a estas pequeñas muertes, encontraremos nuestra confianza en Él borrando nuestros temores. Nuestra fe en la resurrección, puesta en práctica de esta manera, nos preparará para la vida eterna con Él. Al igual que los creyentes victoriosos en Esmirna: El que venza, no sufrirá daño de la muerte segunda.62

El que tiene oído, oiga qué dice el Espíritu a las iglesias (2:11a): a las siete iglesias. Había un claro orden de comunicación con respecto a esos mensajes a las siete iglesias. El Mesías glorificado dio el mensaje, el ángel a cada grupo de creyentes salvos y se aseguró la llegada del mensaje, Juan escribió el mensaje, luego el Espíritu habló el mensaje a los oídos y corazones abiertos.63 El que venza, no sufrirá daño de la muerte segunda (2:11b). Esta es la primera mención de la frase muerte segunda en la Biblia, pero el concepto de juicio futuro para los no creyentes está claro en el TaNaJ. Esto está asociado con el destino de los no salvos después de su resurrección corporal (Daniel 12:2). Aquellos que vencen, los verdaderos creyentes en Yeshua, no serán afectados por la muerte segunda (Daniel 12:3; Apocalipsis 20:6). Sin embargo, los no creyentes sufrirán una segunda muerte después de ser arrojados al lago de fuego (vea Fp – El lago de fuego es la segunda muerte).

La promesa de la vida eterna (vea el comentario sobre La vida de Cristo, Ms – La seguridad eterna del creyente) sin posibilidad de experimentar la muerte y la condenación eterna tenía la intención de infundir esperanza concreta en los creyentes de Esmirna. No importa cuanto aumentara la persecución y no importa lo que la iglesia en Esmirna tuviera que soportar, Sus promesas les daría fuerza para perseverar. Y debemos recordar que las mismas promesas siguen siendo ciertas para nosotros hoy.

El 20 de abril de 1999, Cassie Bernall estaba sentada en la biblioteca de Columbine High School, en Littleton, Colorado, cuando dos racistas blancos neonazis irrumpieron y comenzaron a disparar a todos a la vista. Cassie se levantó y comenzó a orar. Uno de los asesinos apuntó con una escopeta a la cara de Cassie y le preguntó: “¿Crees en Dios?” Cassie se paró cara a cara con su asesino y dijo “Sí”. Uno de los asesinos le dijo: “¿Por qué?” e inmediatamente le disparó en la cara, sin darle la oportunidad de responder.

Cassie murió como una verdadera mártir por su fe. Podría haber suplicado por su vida, con la esperanza de que sus asesinos se apiadaran de ella y tal vez la perdonaran. Pero ella se negó a hacer eso. Cassie no le dio a su asesino la satisfacción de verla rogar y suplicar por su vida. Ella sabía a dónde iría y fue fiel, incluso hasta la muerte. Cassie demostró que amaba tanto a Jesús (Yeshua), que estaba dispuesta a morir por su fe en Él. Hoy, muchos dicen que aman a Jesús, pero si se les pide que prueben su fe como Cassie o como los creyentes en Esmirna, muchos retrocederían, llorarían y suplicarían por sus vidas. Cassie entró en la biblioteca de la escuela secundaria Columbine para estudiar durante el almuerzo, y salió de ella como un mártir.

Señor, en tu humanidad, has experimentado sufrimiento y muerte. Déjame no sentirme abandonado cuando me enfrente a lo mismo. En cambio, ayúdame a tomar Tu mano y caminar contigo hacia la próxima vida.64 En nombre del Primero y el Postrero, el que estuvo muerto y volvió a vivir. Amén, Tu eres fiel.

También, los creyentes perseguidos en Esmirna son una imagen de la Iglesia durante la era de la persecución romana de 96 a 305 dC. Durante los siglos segundo y tercero, en esta era de persecución, miles de creyentes fueron llevados a los anfiteatros de Roma para alimentar a leones hambrientos mientras multitudes de espectadores aclamaban. Muchos fueron crucificados, otros fueron cubiertos con pieles de animales y torturados hasta la muerte por perros salvajes. No era extraño que fueran cubiertos con alquitrán y prendidos fuego para servir como antorchas humanas. También fueron hervidos en aceite y quemados en la hoguera, al igual que Policarpo en la ciudad de Esmirna en el año 156 dC. Un historiador ha estimado que, durante este período, cinco millones de creyentes fueron martirizados por el testimonio de Jesucristo.

Este período fue probablemente el mayor momento de persecución que la Iglesia haya conocido. Satanás desató un ataque violento contra ella durante ese tiempo en un esfuerzo por destruirla. Porque se hizo evidente para él que la predicación fiel del evangelio durante la Era Apostólica se había convertido en una seria amenaza para su imperio mundial sin Dios. Pero no tuvo éxito y Dios salió victorioso. El evangelio fue predicado en todo el mundo.

La serpiente antigua, sin embargo, aprendió una valiosa lección. Cuanto más él perseguía a la Iglesia, más se sobreponía ella a la característica que condenaba la era apostólica, la de haber dejado su primer amor. Ninguna palabra de condena fue dicha a este cuerpo de creyentes. En consecuencia, esta era terminó con la relajación de la persecución. Entonces el diablo usó lo que resultó ser una de sus armas más efectivas, haciendo que el mundo fuera lo suficientemente atractivo como para que el Cuerpo del Mesías se enamorara de él.65 Veremos esta próxima táctica en nuestro próximo viaje por el camino cuando visitemos la iglesia en Pérgamo.

2020-03-12T12:35:02+00:00 0 Comments

Leave A Comment