Bi – Ahora escribe un contra edicto en nombre del rey y en favor de los judios – cap 8 vers 3-14

Ahora escribe un contra edicto en
nombre del Rey y en favor de los judíos
8: 3-14

ESCUDRIÑAR: Antes de que se ejecute el edicto de Amán, ¿qué debía hacerse primero? ¿Por qué la angustia de Ester, que ahora está bastante segura en el favor del rey? ¿Cuál es el problema de conseguir que el rey revoque la sentencia de muerte impuesta a los judíos (véanse 1:19, 3:1 a 4:3, 6:10)? ¿Qué hace el contra edicto por los judíos? ¿Para otros? ¿Qué es particularmente simétrico acerca de ese tiempo (ver 8:12, 3: 7 y 13)? ¿Qué contra edicto ha escrito el Mesías?

REFLEXIONAR: Los judíos tenían nueve meses para preparar su defensa. ¿Qué podría lograr usted en los próximos nueve meses para poner su vida en mejor orden? ¿Qué parte de esa reorganización hará este mes? Si estuviera en posición de destruir a su enemigo sin temor a las consecuencias para usted, ¿aprovecharía la situación? ¿Por qué si o por qué no?

Dado que el edicto para exterminar a los judíos (3:13) aún estaba vigente, algo tenía que hacerse. Entonces, Ester apareció por segunda vez sin invitación (5:2). Ester habló nuevamente ante el rey, y cayó ante sus pies, y con lágrimas en los ojos le rogó que impidiera la perversidad de Amán agagueo y el plan que había tramado contra los judíos (8:3). Ester no se detuvo en su liberación personal, también estaba preocupada por su gente: toda la comunidad judía. Ella suplicó por la misericordia del rey.

Algunos suponen que Ester arriesgó su vida una segunda vez al ir sin invitación a la presencia del rey porque él le extendió nuevamente su cetro (4:11, 5:1-2). Sin embargo, el cetro se extendió solo después de su súplica emocional y no en el momento de su entrada ante el rey. Por lo tanto, su gesto tenía la intención de alentarla y levantarla de su posición postrada antes de seguir hablando.91 Entonces el rey extendió hacia Ester el cetro de oro, y Ester se levantó y se puso en pie delante del rey (8:4). Una vez más, el rey se mostró favorablemente dispuesto hacia Ester y la tocó con el cetro.La petición de Ester fue simple, quería un edicto contrario por escrito que cancelara el primero con la misma fuerza.

Ester usó gran sabiduría al presentar su pedido. Asuero ya estaba furioso porque Amán lo había engañado para que hiciera el primer edicto. ¿Debía él avergonzarse más? ¡Nunca! Ella presionó suavemente: Si place al rey, y si he hallado gracia ante sus ojos, y el asunto parece acertado al rey (la palabra kasher o kosher, significa apropiado, correcto, se encuentra solo en el libro de Ester y en ningún otro lugar en el TaNaJ), y yo soy grata ante sus ojos, escríbase revocando el edicto ideado por Amán hijo de Hamedata, el agagueo, el cual escribió para destruir a todos los judíos que están en todas las provincias del rey (8:5). Ester evitaba la palabra “ley”, porque sabía que las leyes persas no podían ser derogadas. Ella sabiamente echó toda la culpa a Amán y evitó por completo la participación del rey. Sí, técnicamente, el primer edicto había salido en nombre del rey, pero él no tenía conocimiento de la trama.

De nuevo, ella estaba dispuesta a ser conocida como judía porque habló de “mi pueblo y mi parentela”. Porque, ¿cómo podré yo ver el mal que alcanzará a mi pueblo? ¿Y cómo podré contemplar la destrucción de mi parentela? (8:6) La repetición de la expresión, ¿cómo podré yo ver el mal? señala la empatía de Ester con el sufrimiento de los demás. Es conmovedor ver hasta qué punto esta joven, que tenía todo lo que el dinero podía comprar, se identificaba con su propio pueblo y estaba dispuesta a arriesgar todo para tratar de evitar el desastre que los amenazaba.92

Entonces el rey Asuero dijo a la reina Ester y al judío Mardoqueo: He aquí he dado a Ester la casa de Amán, y él ha sido colgado en su propio madero, por cuanto extendió su mano contra los judíos (8:7). El autor dejaba en claro que quien atacara a los judíos caería. Nos recuerda el llamado de ADONAI a Abram enfatizando: Bendeciré a los que te bendigan, y maldeciré al que te maldiga (Génesis 12:3a). Aquí el rey les recordó a Ester y a Mardoqueo todo lo que ya había hecho, para mostrar que él favorecía a los judíos. Pero fue la reina Ester, no el Rey Asuero, quien tomó la iniciativa para contrarrestar el edicto de muerte de Amán a sus compatriotas.

El capítulo 8, versículos 8 al 17 son paralelos en el lenguaje a 3:9 a 4:4, pero aquí la situación completa se invierte. Si el pueblo de Dios iba a pasar de la muerte a la vida, era necesario un contra edicto para anular el primero. Ahora los judíos podrían destruir a sus enemigos en lugar de ser destruidos.

Ahora pues, escribid en nombre del rey respecto a los judíos lo que bien os parezca, y selladlo con el sello del rey, porque lo que es escrito en nombre del rey y sellado con el sello del rey no puede ser revocado (8:8). Ahora pues, escribid, literalmente dice tu escribe (el pronombre no necesita ser expresado en hebreo). La palabra “” está en el primer lugar enfático de la oración y, como es plural, incluye tanto a Ester como a Mardoqueo. Ustedes dos escriban un contra edicto en nombre del rey respecto a los judíos. Los judíos, que una vez fueron un blanco indefenso del mal, fueron empoderados.

La práctica de hacer edictos del rey irrevocables es desconocida en cualquiera de los textos extra bíblicos durante el reinado de Asuero; por lo tanto, algunos dicen que esto no era plausible. Pero los edictos del rey persa no podían ser revocados porque se creía que era un dios cuyos planes no podían ser cambiados (Dani’el 6:9, 13, 16). Un cambio sugeriría una corrección por un error. Y su rey cometiendo un error estaba en contra del sistema de creencias persa. La Biblia, sin embargo, declara que ADONAI es inmutable y Sus planes son inmutables. Pero el SEÑOR siempre se extiende con su misericordia, para que la gente se aparte de su pecado y busque el perdón.93

Este versículo ilustra la tendencia del autor de repetir su fraseología anterior en otro contexto, creando reversiones de las situaciones. Así, en aquel momento, en el mes tercero, que es Siván, a los veintitrés días del mes, fueron llamados los escribas del rey (8:9a) (mayo-junio) 474 aC. La fecha fue dos meses y diez días desde que se escribió el edicto original de Amán. Los setenta días transcurridos entre la amenaza de aniquilación de los judíos y su liberación del peligro habrían tocado la fibra sensible de todos los lectores post-exiliados del libro: los setenta días les recordarían los setenta años de exilio.94

Por lo tanto, los judíos tenían alrededor de nueve meses para prepararse para el conflicto. Conforme a todo lo que mandó Mardoqueo con relación a los judíos, fue escrito a los sátrapas y a los gobernadores y príncipes de las 127 provincias que están desde la India hasta Etiopía, a cada provincia según su escritura, y a cada pueblo según su lengua, y a los judíos conforme a su escritura y según su lengua (8:9). Esta vez, sin embargo, el hebreo también se agregó a las copias enviadas a los judíos en su propia lengua. Este es el versículo más largo en la tercera parte del TaNaJ, los Escritos (o la Hagiógrafa). En hebreo, contiene 43 palabras y 192 letras, y según la traducción contiene de 80 a 90 palabras.95

Como lo había hecho con Amán, el rey le dio a Mardoqueo la autoridad para escribir el edicto de la forma que quisiera y sellarlo con el anillo del rey. Y él escribió en nombre del rey Asuero y lo selló con el sello del rey, y envió cartas mediante correos a caballo, quienes emplearon veloces corceles reales. Los correos, montados en corceles reales, partieron apresurados, apremiados por la orden del rey, porque la ley había sido promulgada en Susa, la ciudadela (8:10 y 14). Parece que Mardoqueo tomó medidas extremas para garantizar la pronta entrega de su nuevo edicto. Ahashteranim es la palabra persa para los correos a caballo o los sirvientes del rey, se encuentra solo en el libro de Ester y en ningún otro lugar en el TaNaJ.

El edicto del rey permitía que los judíos de cada ciudad se reunieran para defender sus vidas, y destruyeran, mataran y exterminaran a cualquier gente armada del pueblo o provincia que los hostilizara, incluidos niños y mujeres, y tomaran sus despojos por botín (8:11). Ellos no serían los agresores, pero podrían protegerse si fueran atacados. El edicto de Mardoqueo refleja las palabras del edicto de Amán y es uno de los grandes cambios en el libro de Ester. Un rey pagano les concedió a los judíos el derecho de defenderse. ¡Providencia!

Las reversiones en Ester:

3:10 el rey le da a Amán su anillo 8:2 el rey le da a Mardoqueo el mismo anillo
3:12 Amán convoca a los escribas del rey 8:9 Mardoqueo convoca a los escribas del rey
3:12 cartas escritas, selladas 8:10 cartas escritas, selladas con el mismo anillo
3:13 los judíos serían asesinados en un día 8:11 sus enemigos serán asesinados en un día
3:14 El edicto de Amán se muestra como  ley 8:13 El edicto de Mardoqueo se muestra como ley
3:15 los mensajeros salen a toda prisa 8:14 los mensajeros salen a toda prisa
3:15 la ciudad de Susa está perpleja 8:15 la ciudad de Susa se regocija
4:1 Mardoqueo va por la ciudad en cilicio 6:11 Mardoqueo se dirigió a la ciudad en honor
5:14 Zeres propone la muerte de Mardoqueo 6:13 Zeres predice la caida de Amán

El día designado en todas las provincias del rey Asuero, todo en un mismo día, es decir, el día trece del mes duodécimo, que es el mes de Adar (8:12); fue el mismo día que el edicto de Amán había establecido para saquear a los judíos. La razón obvia de la misma fecha era para que los judíos pudieran defenderse. La copia de la escritura que había de darse como edicto en cada provincia, fue publicada para todos los pueblos, a fin de que en ese día los judíos estuvieran preparados para vengarse de sus enemigos (8:13) sieran atacados. En ese caso, sería la justicia lo que prevalecería, ¡no la venganza! La palabra parshéguen, que es una palabra persa para una copia del texto (3:14; 4:8 y aquí), solo se encuentra en el libro de Ester. Esto muestra que el autor estaba familiarizado con el lenguaje de la corte real.

Los correos, montados en corceles reales, partieron apresurados, apremiados por la orden del rey, porque la ley había sido promulgada en Susa, la ciudadela (8:14). Las expresiones: montados, partieron y apremiados, solo aumentan la sensación de urgencia en la historia.

En Ester, el edicto irrevocable de muerte y un contra-edicto de vida, ambos fueron otorgados por la misma autoridad: el anillo del rey. Así como el Rey Asuero no podía simplemente retirar el primer edicto de muerte, ADONAI no puede simplemente retirar el edicto de muerte pronunciado en el jardín del Edén contra la humanidad. En su lugar, Él emite un contra-edicto de vida, el Evangelio de Jesús el Cristo. Ambos fueron dados por la misma autoridad: el REY de reyes. Sin embargo, el SEÑOR no simplemente retiró la maldición de la muerte, Su contra edicto de salvación lo anuló por la muerte de Su Hijo en la cruz. Entonces, cuando pasamos de la familia de Satanás en la oscuridad espiritual, a la familia de Dios y a la luz espiritual, ¡esa es la mayor reversión de todas!

Ntd: En esta traducción se empleó la BTX 3º edición.

2019-03-03T14:46:28+00:00 0 Comments

Leave A Comment