Bn – LA FIESTA DE PURIM

La fiesta de Purim

Con estos versículos el autor vuelve a sus lectores originales a su propio tiempo, décadas después que los acontecimientos en Persia habían tenido lugar. El rey Asuero había sido asesinado en su habitación por su guardaespaldas real. Ester y Mardoqueo habían fallecido hacía tiempo y Purim se estaba convirtiendo en una celebración anual del calendario judío. Es como si el autor nos estuviera diciendo: “Mire, ¡esta es la razón por la que celebramos Purim como lo hacemos!” Aclara que Mardoqueo registró estos eventos, y… enviamos cartas a todos los judíos…hacer que se celebren anualmente para que las generaciones futuras puedan recordar la liberación histórica de sus antepasados ​​que permitió que cada generación subsiguiente existiera.

Es apropiado que el cumplimiento de la promesa de ADONAI a los judíos en Persia también se registre y se memorice. Cuando Dios se comprometió a borrar la memoria de Amalec, le dijo a Moisés escribe esto como recordatorio en un rollo (Éxodo 17:14a). Y muchos siglos después, los acontecimientos de la historia de Ester cumplieron esta promesa. En marcado contraste con las palabras vacías de los llamados líderes de hoy, nuestro Señor es un cumplidor de promesas que puede cumplir lo que Él ha dicho que hará.

Purim se unió a las otras cinco fiestas judías que habían sido mandadas por Moisés en la Torá (Levítico 23:4-44), y celebra los increíbles acontecimientos que rodean la creación de la nación de Isra’el como pueblo del pacto de ADONAI. Purim celebra la supervivencia de los judíos, a pesar de la dispersión en el juicio del exilio babilónico siglos más tarde. En la época de Jesús, la fiesta de Jánuca también había sido insertada en el calendario religioso judío como recordatorio de su liberación de la tiranía de Antíoco Epífanes en el siglo II aC. Judas Macabeo dirigió esa liberación que fue orquestada por la mano de Dios. (vea el comentario sobre La vida de Cristo Hj – Luego vino Jánuca en Jerusalén, y era invierno).

Purim, sin embargo, se basó en una autoridad diferente a la Torá. Mardoqueo no era un profeta o un hacedor de milagros, ni tampoco gobernó en Jerusalén. Llevaba el anillo de sello del rey persa, no el efod del sumo sacerdote. Mardoqueo simplemente escribió un decreto que se distribuyó a los judíos en toda Persia, lo que llevó a su liberación. Luego, por esto llamaron aquellos días Purim, del nombre Pur. Por tanto, a causa de todas las palabras de aquella carta, y por lo que ellos habían experimentado con ese motivo, y lo que les había acaecido, los judíos establecieron y tomaron sobre sí y sobre su descendencia y sobre todos los que se unieran a ellos, de modo que nunca fuera anulado, el continuar observando estos dos días según está escrito respecto a ellos, y según su tiempo señalado, en cada año (Ester 9:26b-27). En consecuencia, la celebración de Purim, en lugar de ser impuesta a los judíos por ADONAI, comenzó como una respuesta espontánea del pueblo de Dios a su fidelidad continúa a las promesas del pacto. 112

Ntd: En esta traducción se empleó la BTX 3º edición.

2019-03-03T15:10:58+00:00 0 Comments

Leave A Comment