Durante siete años los usarán como combustible, saquearán a los que los saquearon.
Ezequiel 39: 9-10

ESCUDRIÑAR: ¿Qué hará Isra’el con las armas de Gog? ¿Cree que los judíos estarán quemando armas durante la segunda mitad de la Gran Tribulación cuando huyen por sus vidas? ¿Durante el reino mesiánico? ¿Durante el estado eterno? ¿Por qué no?

Entonces los moradores de las ciudades de Israel saldrán, y encenderán y quemarán armas, escudos, paveses, arcos y saetas, dardos de mano y lanzas, y los quemarán en el fuego durante siete años (39:9). En vista del hecho de que Ezequiel no tenía palabras hebreas para el equipo militar moderna, tuvo que usar las únicas palabras que él entendía. Estas armas serán abandonadas cuando Dios los destruya. Los siete años de quema es información nueva, no mencionada en el Capítulo 38. El número siete expresa integridad, pero también señala el hecho de que el número de las fuerzas invasoras serán inconmensurables.137

No traerán leña del campo, ni cortarán de los bosques, sino quemarán las armas en el fuego. Así despojarán a sus despojadores, y saquearán a los que les robaron, dice Adonay YHVH (39:9). La cantidad de armas será tan grande, que suministrará a los hijos de Israel todo el combustible que necesitan durante siete años.138 El juego de palabras es similar al de Ezequiel 38:12. Literalmente se lee, saquearán al saqueador y asaltarán al asaltante.

El SEÑOR promete que Él será la protección de Israel. Esta promesa espera Su presencia personal a través del reino mesiánico en la tierra. Dios enviará a Cristo que juzgará a las naciones que saquearon a Israel y mostrará Su gloria. Esto se cumplirá en el juicio de los gentiles en la Segunda Venida del Señor (Mateo 25:31-46). Porque así dice YHVH Sebaot: Para gloria suya me enviará Él a las naciones que os despojaron, porque el que os toca, toca la niña de mi ojo (Zacarías 2:8-9). (YHVH Sebaot, es el Dios de los ejércitos del cielo). Anteriormente, en Su pacto con Abraham, Él había dicho: Bendeciré a los que te bendigan, y maldeciré al que te maldiga (Génesis 12:3a). Por lo tanto, las mesas serán puestas sobre el enemigo. Los saqueadores serán saqueados y despojarán a sus despojadores por haberse atrevido a tocar la niña de Sus ojos.