El Tercer Sello: un Caballo Negro
6: 5-6

ESCUDRIÑAR: ¿Cuánto costará el trigo durante la Gran Tribulación? ¿Cómo afectará físicamente la hambruna a la gente de la tierra? ¿Cómo los afectará espiritualmente? ¿Lo ven como juicio y se arrepienten? ¿Por qué si o por qué no?

REFLEXIONAR: ¿A dónde recurre cuando las cosas se descontrolan en su vida? ¿Cree usted que puede controlar su mundo? En definitiva, ¿quién tiene realmente el control? ¿Quién tiene las manos en el volante de su vida? ¿Qué pasa si hay una emergencia? ¿Instintivamente agarra el volante? Si es necesario, ¿qué tendría que hacer para dejarlo ir?

Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: ¡Sal! Y miré, y he aquí un caballo negro, y el que lo montaba tenía una balanza en su mano (6:5). El Cordero abrió cuidadosamente el tercer sello. El rollo de cuero se desenrolla suavemente. En ese momento, el tercer ser viviente se dirige al centro de la visión de Juan y le da la orden de ADONAI al tercer jinete, ¡Sal! Nuevamente, en presencia del Cordero de Dios, los veinticuatro ancianos y los ángeles, emerge otro caballo y jinete. Solo que esta vez el caballo será negro, del color del dolor y el luto, y su jinete llevará una tercera advertencia a los pueblos del mundo… hambruna.

El color negro está asociado con el hambre en Lamentaciones 5:10. La hambruna es la consecuencia lógica de la guerra mundial, ya que el suministro de alimentos es destruido y los que participan en la producción de alimentos son asesinados. Jesús también predijo esta hambruna futura cuando Él dijo: Porque será levantada nación contra nación y reino contra reino, y habrá hambres y terremotos en diferentes lugares (Mateo 24:7). Dios (Ha’Shem)ha usado la hambruna como un medio de juicio en el pasado (Levítico 26:26; Deuteronomio 32:24; Segunda Reyes 8:1; Salmo 105:16), pero este será el más devastador de toda la historia humana.201 Mientras que el primer jinete tenía un arco y el segundo jinete tenía una espada grande, este tercer jinete que lo montaba tenía una balanza en su mano con el fin de pesar el grano que se venderá a un precio muy elevado.

Y oí como una voz en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Un cuartillo de trigo por un denario, y tres cuartillos de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino (6:6). Dado que los cuatro seres vivientes ministraban alrededor del trono (4:6), ésta es probablemente la voz de YHVH, Aquel sentado en el trono (4:2-3). Dios también habla en relación con el quinto sello (6:11). El Señor tiene a Satanás con una correa corta, al igual que en el caso de Su siervo Job (Job 2:3-6). Sólo Él permitirá que el diablo haga tanto daño. Las cosas pueden parecer estar fuera de control durante la Gran Tribulación, pero en realidad, la voluntad soberana de Dios estará trabajando detrás de escena. ADONAI reveló el precio de un cuartillo de trigo por un denario que es el equivalente al salario de un día. Pero muchos no podrán sobrevivir con eso, por lo que se verán obligados a comprar cebada, un alimento más barato con el que generalmente se alimenta a los animales. También: tres cuartillos de cebada por un denario (equivalente al salario de un día), por lo que no quedará dinero para la ropa, la vivienda o el transporte. Habrá una tremenda inflación, y la supervivencia será el gran problema de esa época.

La voz del Eterno da una instrucción más al tercer jinete, que monta el caballo negro y lleva la balanza del juicio: pero no dañes el aceite ni el vino. Algunos han dicho que esto representa la injusticia social en ese momento. Serán los pobres los que sufrirán, no los ricos que aún podrían comprar artículos de lujo. Sin embargo, el aceite y el vino no eran lujos, sino parte de los suministros básicos de la vida. Como las raíces del olivo y la vid son más profundas, no se verían tan afectadas por una sequía que destruiría el grano. En consecuencia, el juicio mundial venidero de la hambruna permitido por Dios será atenuado por la misericordia. Pero mientras habrá una gran falta de alimentos, (habría una gran cantidad de la medicina), el aceite y el vino no va a ser dañado.202

Los dos testigos (Apocalipsis 11) tienen el poder de cerrar el cielo, para que no caiga lluvia en los días de su profecía. Y tendrán potestad sobre las aguas para convertirlas en sangre, y para herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran (vea Dc: Daré poder a mis dos testigos y profetizarán durante 1.260 días). Obviamente, esta sequía provocará una hambruna mundial, que se sumará al juicio del tercer sello al comienzo de la Gran Tribulación (6:5-6).

A pesar del éxito inicial de la unidad económica global del anticristo, ocurrirá una crisis económica mundial. Esto aumentará la necesidad de controles económicos globales, incluida la marca personal para que ninguno pueda comprar o vender, sino el que tiene la marca… (13:17).203 Cristo es el pan de vida (Juan 6:35), pero el anticristo será el falso pan de vida. Al igual que el Adversario a quien le sirve, la bestia demostrará ser un mentiroso (Juan 8:44), cuando sus programas económicos fallen y el resulte en hambruna. Todo esto tendrá lugar durante la primera mitad de la Gran Tribulación, pero lo peor está por venir.