Am – La descripción de los apóstatas Judas 8-16

La descripción de los apóstatas
Judas 8-16

Judas ahora comienza una descripción detallada de los apóstatas, cuya obra mortal él ha revelado. Son agentes personales del Adversario dentro del cuerpo creyente. Por más sutiles, astutos, ladinos o inteligentes que sean, Judas revela su verdadero carácter y nos da un registro completo de su condición espiritual y su final. Los justos deben estar en guardia, espiritualmente alertas, vivos y despiertos.51 ¿Cuáles eran las creencias de los apóstatas y cuál era su forma de vida? De Judas podemos concluir tres cosas acerca de estos herejes.

Primero, eran antinomianos o personas que creían que las leyes morales no se aplicaban a ellos. Antinomianos han existido en todas las edades de la Iglesia (vea Ac – El libro de Judas desde una perspectiva judía: Propósito). Son personas que impiden la gracia. Su posición es que la Torá está muerta y que están solo bajo la gracia. La Torá revela el estándar de justicia exigido por Dios. Piensan que pudo aplicarse a otras personas, pero ya no se aplica a ellos. Pueden hacer absolutamente lo que quieran y no es necesario el arrepentimiento. La gracia es suprema. Puede perdonar cualquier pecado. De hecho, cuanto mayor es el pecado, más oportunidades hay para aumentar la gracia (Romanos 6). Ellos creen que el cuerpo no tiene ninguna importancia, lo que importa es el interior del corazón. Todas las cosas pertenecen al Mesías, y, por lo tanto, todas las cosas son de ellos. Y así, para ellos, nada está prohibido.

Judas dice que los apóstatas convierten en lascivia la gracia de nuestro Dios, convirtiéndola la gracia de Dios en una licencia para la inmoralidad (Judas 4); se entregan a una conducta antinatural desvergonzada y persiguen una carne extraña, como hicieron los hombres de Sodoma y Gomorra. Ellos se corrompen como los animales irracionales (contaminan sus propios cuerpos) y no lo consideran un pecado (Judas 7-8). Permiten que los instintos animales gobiernen sus vidas (Judas 10). Con sus sensualidades, son capaces de destruir vuestros ágapes (fiesta de amor) de las iglesias o sinagogas mesiánicas locales (Judas 12), y eso es porque viven según sus propias pasiones. (Judas 16).

Segundo, ellos negaron la deidad y la singularidad de Jesús el Cristo. Son personas que convierten en lascivia la gracia de nuestro Dios, y niegan a Jesús el Mesías, nuestro único Soberano y Señor (Judas 4b). Como es muy a menudo en el Nuevo Pacto, nos encontramos nuevamente con lo que se conoce como gnosticismo (vea Ac – El libro de Judas desde una perspectiva judía: Propósito). Entonces, los apóstatas a quienes Judas ataca, eran personas que negaban la unidad del SEÑOR y lo dividían en un Dios creador ignorante y un Dios verdaderamente espiritual. Ellos negaron la unicidad de Jesucristo y lo veían sólo como un vínculo entre Dios y los seres humanos, y crearon diferencias de clases en el cuerpo de creyentes y con comunión limitada con ADONAI, solounos pocos, supuestamente intelectuales, estaban en un plano espiritual más alto que todos los demás.

Tercero, negaron e insultaron a los santos ángeles de ADONAI. Esto dice que ellos rechazan la autoridad blasfemando de las potestades superiores (Judas 8b), ellos rechazan y calumnian a los seres celestiales. Las palabras autoridad y seres celestiales describen los rangos en la jerarquía judía de los ángeles. Con respecto a la muerte y entierro de Moisés, si Miguel, el arcángel, en tal ocasión no dijo nada contra el príncipe de los ángeles malvados, claramente nadie puede hablar mal de los ángeles.

La creencia judía en los ángeles era muy elaborada. Cada nación tenía un ángel protector. Cada persona, cada niño, tenía un ángel. Todas las fuerzas de la naturaleza, el viento y el mar y el fuego y todas las demás estaban supuestamente bajo el control de los ángeles. Incluso se podría decir que cada brizna de hierba tiene su ángel. Claramente, los falsos maestros atacaron a los ángeles. Es probable que dijeran que los ángeles eran sirvientes de un creador ignorante y hostil Dios y que los creyentes no deben tener nada que ver con ellos. No podemos estar seguros de qué hay detrás de esto; pero, a todos sus otros errores, los apóstatas agregaron el desprecio de los ángeles, y para Judas esto parecía algo malo.52

2019-07-21T16:46:23+00:00 0 Comments

Leave A Comment