Bt – Estos días de Purim nunca deben cesar para ser celebrado por los judíos- cap 9 vers 26b-28

Estos días de Purim nunca deben dejar de
ser celebrados por los judíos 

9: 26b-28

ESCUDRIÑAR: Purim es un festival judío muy respetado, celebrado hasta nuestros días. ¿Por qué? ¿Cómo se estableció por primera vez? ¿Cómo obtuvo su nombre? ¿Por qué Purim es celebrado durante dos días (ver versículo 27)? ¿Qué costumbres hacen a Purim diferente de todas las demás festividades judías? Al contar la historia, ¿por qué supone que el Espíritu Santo eligió comenzar con la trama de Amán, en lugar de “al principio”, con el ascenso a la prominencia de Ester?

REFLEXIONAR: ¿Cómo es para ustedes la fiesta de Purim un mensaje de esperanza? ¿Qué le dice, y qué debería decir al mundo, que la fiesta de Purim se ha celebrado sin interrupciones desde los días del Rey Asuero hasta ahora?

La carta no hizo más que reforzar y regular lo que el pueblo judío de todo el mundo habían comenzado a practicar espontáneamente (9:19). Como resultado de la liberación de los judíos de Amán y sus seguidores, se comprometieron a recordar este evento para siempre. Ellos casi habían sido destruidos como pueblo. Ya no podían dar por sentado su existencia. La fiesta se celebraría anualmente. Los versículos 24 a 28 dan un breve resumen de todo el episodio, la historia, por así decirlo, es telescópica.

Por tanto, a causa de todas las palabras de aquella carta, y por lo que ellos habían experimentado con ese motivo, y lo que les había acaecido (9:26b), ellos estaban más que dispuestos a recordar Purim todos los años (9:20-22). La experiencia personal de ellos de ser salvados por el contra-decreto de Mardoqueo (ver Bi), los hizo tanto más dispuestos a aceptar Purim como una fiesta permanente. A los oprimidos les trae un mensaje de esperanza.

Los judíos de esa generación que habían sido liberados establecieron y tomaron sobre sí y sobre su descendencia la costumbre. La celebración de Purim parece ser considerada por el autor como una decisión comunitaria. Y no solo para los judíos, sino para todos los que se unieran a ellos, (en otras palabras, los prosélitos a la fe judía) deben, continuar observando estos dos días según está escrito respecto a ellos, y según su tiempo señalado, en cada año. Lo que significa que los gentiles conversos al judaísmo también estarían obligados a mantener esta fiesta (9:27).

Según está escrito respecto a ellos, y según su tiempo señalado, en cada año (9:27b). La carta de Mardoqueo les había ordenado que observaran la fiesta de Purim en los días catorce y quince del mes de Adar (9:21). Además del festín y la alegría, el envío de alimentos y regalos a los pobres, que se prescriben en el Meguilá, las siguientes celebraciones son obligatorias en Purim: la lectura de la Meguilá, de tarde y de mañana, con sus bendiciones e himnos (las mujeres están obligadas a asistir a la lectura, ya que fue a través de una mujer que se logró la liberación), y una comida festiva hacia la tarde del decimocuarto (Se’udath Purim). La Meguilá se lee con un canto tradicional que es distinto de lo que se usa para leer el Pentateuco o el Haphtarah. A lo largo de los siglos, también se hicieron habituales muchas más observancias (véase Bv – La fiesta de Purim en el judaísmo).

Estos días deben recordarse leyendo la Meguilá y, según el famoso rabino Rashi, observados con fiestas, alegría, comida y regalos de generación en generación, de familia en familia, en cada provincia y en cada ciudad (9:28a). Purim todavía es celebrado por los judíos en el decimocuarto día de Adar, que en nuestro calendario varía de febrero a marzo. En algunos lugares que fueron ciudades amuralladas en los días de Josué, celebran el decimoquinto día de Adar, llamado Susa Purim (ver By – El Purim en Susa). El decimotercer día de Adar es el ayuno de Ester (ver Bw – El ayuno de Ester).

Y que estos (dos) días de Purim no cayeran en desuso entre los judíos, ni su recuerdo cesara entre su descendencia (9:28b). Los rabinos enseñan que incluso si todos las siete fiestas de Isra’el se anularan, Purim nunca sería anulado (Midrash). Todos los que aman al Dios de Abraham, Isaac y Jacob en todas partes deben recordarlo continuamente.

La amenaza que había tenido la intención de aniquilar a la raza judía en Persia se convirtió en una ocasión para unificarla. Y la ocasión que los unificó fue Purim. Cuando se dispersaron por todo el mundo, los hijos de Abraham participaron en el festival de Purim y han mantenido su carácter distintivo desde el 8 al 9 de marzo de 473 aC hasta ahora.

2019-03-04T11:18:05+00:00 0 Comments

Leave A Comment