Aj – El SEÑOR libro su pueblo de Egipto, pero más tarde destruyó a los que no creían Judas 5 y Primera a los Corintios 10: 5-11

El SEÑOR libró a su pueblo de Egipto,
Pero más tarde destruyó a los que no creían
Judas 5 y Primera a Corintios 10: 5-11

ESCUDRIÑAR: ¿Cómo se relaciona este ejemplo de la historia con los problemas de falta de confianza, inmoralidad, violencia y rebelión? ¿En qué cuatro áreas de pecado serán juzgados los falsos maestros de los últimos tiempos? ¿Cómo este ejemplo transmite la certeza, severidad y rectitud del juicio del SEÑOR?

REFLEXIONAR: El paralelo con los creyentes de hoy es obvio, ya que nosotros también hemos experimentado el favor de Dios, pero estamos sujetos a su juicio si nos apartamos de él. ¿Tiene, o ha tenido, algún problema con alguna de las cuatro áreas de pecado mencionadas en Primera a Corintios 10:5-11? ¿Cómo se sale del problema (vea Primera de Juan 1:8-10)?

Y quiero recordaros (como a conocedores que sois de todas las cosas) que Jesús, habiendo salvado al pueblo sacándolo de la tierra de Egipto, después destruyó a los que no creyeron (Judas 5).

Pero Dios no se agradó de muchos de ellos, pues quedaron tendidos en el desierto. Y todas esas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no seamos codiciosos de cosas malas, como ellos codiciaron. Ni seáis idólatras, como algunos de ellos, tal como está escrito: Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantaron a divertirse. Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y en un día cayeron veintitrés mil. Ni tentemos al Mesías, como algunos de ellos lo tentaron, y eran destruidos por las serpientes. Ni murmuréis, tal como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor. Y estas cosas les acontecían como ejemplo, y fueron escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos (Primera a Corintios 10:5-11a).

La preferencia de Judas por las ternas emerge de nuevo. Por medio de la cuarta terna, él recuerda a los creyentes tres lecciones de la historia. El orden no es cronológico. Para los judíos apóstatas, Israel sería el último. Probablemente Judas comenzó con Isra’el por ser el pueblo de Dios, el objeto de su favor y la redención, sin embargo, experimentaron su juicio cuando pecaron.31 Para la primera lección, Judas utiliza el ejemplo de la peregrinación por el desierto, pero escribe de pecado y castigo de Isra’el sólo en lo que respecta al tema central de su carta: la apostasía.

Aunque ya sabe todo esto, quiero recordaros (Judas 5a). Judas emite una advertencia a los malvados apóstatas que estaban pervirtiendo la creencia y la conducta de las sinagogas mesiánicas. Él les dice que él es, de hecho, sin hacer nada más les recuerda cosas de las que ya estaban perfectamente conscientes. En cierto sentido, es cierto que toda la enseñanza en las sinagogas mesiánicas e iglesias locales no trae tanto una verdad nueva, sino que está confrontando a las personas con la verdad que ya conocen pero que han olvidado o ignorado.

Para entender los dos primeros ejemplos que Judas da de la historia (Israel y los ángeles), debemos entender una cosa. Los falsos maestros que corrompían las sinagogas mesiánicas no se consideraban enemigos de las congregaciones de Dios. Se consideraban a sí mismos como pensadores avanzados, un nivel por encima de lo común y de élite espiritual (ver Ac – El Libro de Judas desde una perspectiva judía: Propósito). Judas elige sus ejemplos para dejar en claro que incluso si los creyentes han recibido los mayores privilegios de ADONAI, pueden caer en el desastre. No pueden considerarse seguros, pero deben estar en constante vigilancia contra las creencias erróneas y el error.32

Lo que Judas les recuerda a sus lectores es que Jesús, salvó al pueblo sacándolo de la tierra de Egipto (Judas 5b). Este es el registro de Éxodo 6-14, el evento que definió y creó al pueblo de Israel. A través de las plagas que él trajo sobre Egipto (por medio de Moisés y Aarón), Dios obligó a Faraón “a dejar ir a su pueblo” y El SEÑOR destruyó los ejércitos egipcios en el Mar Rojo cuando trataron de perseguir a los israelitas.

Sin embargo, como saben los lectores de Judas y la mayoría de los creyentes, las personas que Dios liberó nunca pudieron experimentar el gozo de la Tierra Prometida. Intimidados por la fuerza física del pueblo que ya estaba en la tierra de Canaán, no pudieron confiar en que ADONAI les otorgara la victoria. El Señor, por lo tanto, condenó a toda la generación de Israel de veinte años o más (con la excepción de Josué y Caleb) a vagar en el desierto hasta que todos mueran (Números 14:32-33, 26:4 y 32:10-13).33

Después destruyó a los que no creyeron (Judas 5c). Esta imagen parece haber obsesionado la mente de Pablo (rabino Saulo) cuando escribió: Dios no estaba satisfecho con la mayoría de ellos (Primera a Corintios 10:5a). La expresión la mayoría de ellos, es una de las grandes subestimaciones en la Biblia. De los millones de israelitas que salieron de Egipto (vea el comentario sobre Éxodo Ca – Al final de los 430 años, hasta el mismo día) solo a Josué y Caleb se les permitió ingresar a la Tierra Prometida. Incluso Moisés y Aarón fueron descalificados para entrar debido a la roca en Meriba que fue golpeada con la vara de Moisés en lugar de hablar como Dios le había ordenado (Números 20:8-12 y 24).

Debido a la desobediencia, Dios no se agradó de muchos de ellos, pues quedaron tendidos en el desierto (Primera a Corintios 10:5b). Los cadáveres de aquellos con quienes ADONAI no estaba satisfecho estaban esparcidos por todo el desierto. El SEÑOR había bendecido gentilmente a Israel en gran medida, pero cuando probó su obediencia y servicio, fracasaron. Hicieron un mal uso y abusaron de su libertad y sus bendiciones. En el egocentrismo y la voluntad propia, trataron de vivir en el borde de su libertad, y cayeron en la tentación y luego en el pecado. El exceso de confianza fue su perdición.

Todos los israelitas que pusieron la sangre del cordero en sus puertas en la noche de la Pascua lo hicieron por fe (vea el comentario sobre Éxodo Bw – Cristo y la Pascua). Ellos eran creyentes cuando salieron de Egipto. En la Dispensación de la Torá, la cobertura del pecado fue solo temporal. Los judíos tenían que traer continuamente un sacrificio aceptable al Tabernáculo para que sus pecados fueran cubiertos temporalmente por la sangre de los inocentes. Fue un proceso de por vida que nunca terminó. Pero con el tiempo, hubo quienes trajeron sus sacrificios, pero sus corazones no estaban en eso. Solo fueron tras las acciones e hicieron una burla del sistema de sacrificios de Dios. Cuanto más profundamente se metieron en su pecado, menos graves se volvieron para ellos. Pablo (rabino Saulo) diría a una generación futura: ¿Qué pues diremos? ¿Permanezcamos en el pecado para que la gracia abunde? ¡De ninguna manera! (Romanos 6:1-2a). Hay consecuencias naturales para nuestro comportamiento. En consecuencia, se volvieron no aptos para el servicio de Dios (Segunda a Timoteo 2:19-22) y se dispersaron por el desierto como piezas de cerámica rota que ya no eran útiles.34

ADONAI disciplinó a los israelitas debido a cuatro áreas principales de pecado: la idolatría (Primera a Corintios 10:7), la inmoralidad sexual (Primera a Corintios 10:8), la prueba de la paciencia de Dios (Primera a Corintios 10:9) y la queja (Primera a Corintios 10:10). Pablo (rabino Saulo) escribió esto como una advertencia. La disciplina experimentada por los israelitas desobedientes en el desierto fue como ejemplos para nosotros, para que no seamos codiciosos de cosas malas, como ellos codiciaron (Primera a Corintios 10:6). Los apóstatas de los últimos tiempos no solo serán juzgados por abusar de estas cuatro áreas de pecado, sino que también pueden traer la disciplina del Señor sobre nosotros hoy.

Idolatría: Ni seáis idólatras, como algunos de ellos. Los israelitas apenas habían salido de Egipto antes de caer en la idolatría. No hubo sacerdotes egipcios o ídolos llevándolos a ellos, pero se las arreglaron para hacer su propio ídolo. Después de que Moisés recibió las tablas de los mandamientos de Dios en el Monte Sinaí, el pueblo se impacientó por su retraso en regresar. Con poco esfuerzo persuadieron a Aarón para que les hiciera un becerro de oro.

Aunque el becerro probablemente tenía la intención de representar una o más de las formas visibles del dios toro egipcio Apis, los israelitas planeaban usarlo para adorar a ADONAI. Se referían al becerro de oro como el dios que los sacóde Egipto (Éxodo 32:4b). Y cuando Aarón construyó un altar para el ídolo, declaró un festival a YHVH, el nombre del pacto del Dios de Israel. (Éxodo 3:14-15). Aarón incluso ofreció los mismos sacrificios (los holocaustos y las ofrendas de paz) que normalmente se ofrecen a ADONAI. Sin embargo, los israelitas pensaron que podían usar un ídolo pagano para adorar al verdadero Dios. Habían estado alrededor de los ídolos tanto en Egipto, que probablemente parecía natural agregar la práctica pagana a la verdadera adoración que el Señor exigía. Incluso Aarón aceptó su malvado plan (vea el comentario sobre Éxodo Gr – Aarón hizo un ídolo en forma de becerro).

Como está escrito: Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantaron a divertirse. La comida y la bebida se refieren al banquete excesivo que siguió a los sacrificios. La frase: se levantaron a divertirse es un eufemismo para el juego sexual y es la misma palabra traducida como caricias en Génesis 26:8. Unos tres mil israelitas que habían iniciado la orgía idólatra en Sinaí fueron ejecutados (Éxodo 32:28).35

Cuando los creyentes adoran a alguien o algo además de ADONAI, es idolatría. Adorar a la virgen María, santos, íconos o ángeles es idolatría. No importa cuán sinceramente ellos están dispuestos a venerar u honrar al SEÑOR, estas prácticas están estrictamente prohibidas (vea el comentario sobre Éxodo Gr – No habrá para ti otros dioses delante de mí). Hay un solo Dios, y solo Dios debe ser adorado. El mandato: Adora a Dios, sigue siendo válido (Apocalipsis 22:9). Y el consejo del apóstol Juan: Hijitos, guardaos de los ídolos (Primera de Juan 5:21), serán especialmente verdaderos en los últimos días como lo fue cuando Juan lo escribió.

Por supuesto, todos los ídolos no son físicos. No tienen que ser de madera, piedra o metal. Cualquier concepto de ADONAI que no sea bíblico es falso, y si se lo cree, se lo venera o se lo adora, se convierte en un ídolo. Cualquiera que adora a un dios hecho por el hombre “puede afirmar” que adora al Dios de la Biblia, tal como los israelitas afirmaron que su adoración del becerro era para el Señor. Pero ningún dios falso tiene nada que ver con YHVH. Básicamente, cualquier persona o cosa que se interponga entre usted y ADONAI es un ídolo. Pero esto no detiene a los falsos maestros, en los últimos días, a adorar ídolos con gusto.

Inmoralidad sexual: Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y en un día cayeron veintitrés mil. El segundo gran pecado aludido en la frase “el pueblo se sentó a comer y a beber, y se levantaron para divertirse” (jolgorio pagano), se trata aquí por separado. El incidente que describe Pablo está registrado en el libro de Números. Mientras se encontraban en el desierto, moraba entonces Israel en Sitim, y el pueblo comenzó a fornicar y a apegarse a las hijas de Moab, las cuales invitaban al pueblo a los sacrificios de sus dioses. Y el pueblo comió, y se postró ante los dioses de ellas (Números 25:1-2). Algunos han vinculado los veintitrés mil de Pablo con los tres mil que murieron en Éxodo 32:28. Pero cuando observamos Primera a Corintios 10:5-10, nos recuerda que Pablo mostró todas sus ilustraciones del libro Primera a Corintios 10:8 del libro de Números. Allí, en Números 25:9, registra cómo 24.000 murieron por una plaga como resultado del juicio de Dios. Esta cifra probablemente registra el total de los fallecidos, incluidos los líderes (aparentemente unos mil) que fueron ejecutados (Números 25:4). La figura de Pablo de veintitrés mil se refiere solo a los muertos de los asociados con Coré y la plaga (Números 16:49).36

La idolatría y la inmoralidad sexual están estrechamente relacionadas en cada culto. Esto será especialmente cierto con los apóstatas en los últimos días. No serán más inmunes a la inmoralidad que a la idolatría. Ellos convertirán la gracia de Dios en una excusa para la inmoralidad flagrante (Judas 4). Incluso van a participar en la inmoralidad sexual antinatural descarada y la perversión, como la gente de Sodoma y Gomorra (Judas 7). Será una inmoralidad descarada. Ellos contaminan sus propios cuerpos y no lo consideran como un pecado (Judas 8). No tendrán vergüenza alguna, nada estará fuera de los límites… nada.

Como resultado, el libertinaje de los apóstatas llevará a innumerables hombres y mujeres a la Gran Tribulación. Este ambiente será muy difícil para los creyentes en los últimos días porque la tentación no cesará. Estas tentaciones no serán pasivas de ninguna manera, sino muy flagrantes y agresivas, y no tendrán restricciones. Jesús (Yeshua) dijo que sería como los días previos al Diluvio cuando hubo relaciones sexuales entre demonios caídos y mujeres (vea Ak Los Ángeles que no conservaron sus posiciones de autoridad) dando como resultado que el mundo fuera tan malvado que ADONAI tuvo que destruirlo. Los creyentes necesitarán ponerse toda su armadura espiritual para sobrevivir (Efesios 6: 10-18).

Probando la paciencia de ADONAI: Ni tentemos al Mesías, como algunos de ellos lo tentaron, y eran destruidos por las serpientes. El tercer gran pecado del que serán culpables los apóstatas de los últimos tiempos es poner a prueba la paciencia de Dios. Moisés nos da la historia detrás de esta referencia en Números 21:5. ADONAI había proporcionado gentilmente maná y codornices para comer y agua para beber, pero el pueblo no estaba satisfecho. Ellos querían un gran buffet. Se quejaban constantemente, cuestionando la bondad del SEÑOR y probando Su paciencia. Como los apóstatas en los últimos días, no se preocuparán por agradar a Dios, sino por agradarse a sí mismos. Sin embargo, tenga la seguridad de que nadie quedará sin castigo (vea el comentario sobre Apocalipsis Fo El Gran Juicio del Trono Blanco).

Los creyentes a veces empujan a ADONAI al límite de ver cuánto pueden obtener. Ananías y Safira lo intentaron y les costó la vida (Hechos 5: 3-4, 9). Estaban probando la paciencia de Dios y arriesgándolo todo. Algunos creyentes de hoy podrían estar diciendo: “Esta es la era de la gracia. Somos libres y el Señor perdona. No podemos perder nuestra salvación, entonces ¿por qué no vivir la vida en el carril rápido?” Bueno, los israelitas en el desierto encontraron la respuesta a esa pregunta: Entonces YHVH envió entre el pueblo serpientes ardientes que mordían al pueblo, y murió mucha gente de Israel (Números 21:6). Los creyentes viven bajo la gracia hoy, pero hay límites que no podemos cruzar sin que las consecuencias naturales de nuestras acciones vuelvan a mordernos, por así decirlo. La consecuencia natural de los falsos maestros que prueban la paciencia de Dios en los últimos días será más rápida que un abrir y cerrar de ojos a medida que la Iglesia se reúne para estar con el Señor (vea el comentario sobre Apocalipsis By El Arrebatamiento de la Iglesia) y los apóstatas se quedan atrás para entrar en la destrucción de la Gran Tribulación.

La Queja: Ni murmuréis, tal como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor (Ángel del Señor). El cuarto gran pecado del cual advierte Pablo es la queja. Después que Coré, Datán y Abirán, y sus seguidores rebeldes fueron destruidos por Dios (Números 16:32-35), al día siguiente, sin embargo, toda la asamblea de los hijos de Israel murmuró contra Moisés y Aarón, diciendo: ¡Vosotros estáis haciendo morir al pueblo de YHVH! (Números 16:41). Dios estaba tan enfurecido por su queja de la justicia divina que envió de inmediato una plaga: los que murieron en aquella plaga fueron 14.700, sin contar los muertos por el asunto de Coré (Números 16:49). El ángel destructor del SEÑOR fue el mismo ángel que, en respuesta a las oraciones de Isaías y Ezequías, destruyó a todo el ejército asirio que rodeaba a Jerusalén (vea el comentario sobre Isaías Gw A continuación, el Ángel del Señor mató a ciento ochenta y cinco mil hombres del campamento asirio). Multitudes de esos apóstatas se quejarán contra cualquier mensaje piadoso en los últimos días. Cualquier mensaje o enseñanza sobre el Señor será etiquetado como “discurso de odio”, será prohibido, y los creyentes serán perseguidos y cazados (en contra de lo que enseña la Teología del Pacto, el mundo no mejorará más y más antes de que el Señor regrese, se irá poniendo cada vez más malvado).

La Queja muestra la insatisfacción con la voluntad soberana de Dios para nuestras vidas y las vidas de otros, y es un pecado que Él no toma a la ligera, incluso en vista de Su gracia. Cuando el pueblo del Señor cuestiona o se queja, está desafiando Su sabiduría, Su gracia, Su bondad, Su amor y Su justicia. Nuestra necesidad de contentamiento no es meramente para nuestro propio bienestar (que lo es), sino también para el honor y la gloria de Dios. La queja deshonra a Dios, mientras que la alegría lo glorifica. Pablo nos escribió: porque he aprendido a estar satisfecho con lo que tengo (Filipenses 4:11b), y nos aconseja que hoy tengamos este mismo contentamiento, no sea que suframos la disciplina de Dios.37

Y estas cosas les acontecían como ejemplo, y fueron escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos (Primera a Corintios 10:11). La liberación de Dios de Su pueblo parecía ser decisiva y definitiva después del éxodo, sin embargo, Él todavía los destruyó debido a su falta de fe. Judas intentó que esto fuera una advertencia para sus lectores: no piensen, que porque Jesús (Yeshua) el Mesías los ha rescatado definitivamente de sus pecados, ustedes pueden presumir de Su gracia y misericordia.38

Estos versículos son una prueba de que incluso aquellos que tienen el mayor privilegio pueden encontrarse con el desastre antes del final, si se alejan de la obediencia y se deslizan de la fe. Judas advierte a estos falsos maestros en su época que, a pesar de los privilegios que tenían, tenían que cambiar su forma de ser o el desastre les sobrevendría. También es una advertencia de que cada uno de nosotros haría bien en prestar atención hoy.39

2019-09-07T00:59:02+00:00 0 Comments

Leave A Comment