Aq – Siguieron el camino de Caín, se lanzaron al error de Balaam, y perecieron en la rebelión de Coré. Judas 11

Siguieron el camino de Caín,
se lanzaron al error de Balaam 
y perecieron en la rebelión de Coré
Judas 11

ESCUDRIÑAR: ¿Cómo se relacionan estos tres ejemplos de la historia con los problemas de la incredulidad, la inmoralidad, la violencia y la rebelión?

REFLEXIONAR: ¿Cómo estos tres ejemplos transmiten la certeza, la severidad y la rectitud del juicio del SEÑOR? ¿Ha habido algún problema con la obediencia en su vida? En una escala de 1-10, donde 10 no es perfecto, pero sí obediente, ¿cómo va ahora? ¿A qué le atribuye eso?

¡Ay de ellos! Porque siguieron el camino de Caín, por lucro se lanzaron al error de Balaam, y perecieron en la rebelión de Coré (Judas 11).

En esta sección, el Espíritu Santo inspira a Judas para escribir acerca de alejarse de la verdad. Jesús dice: Yo soy el Camino, y la Verdad, y la Vida; nadie viene al Padre sino por mí (Juan 14:6). Los apóstatas son los que no tolerarán que el hijo del hombre reine sobre ellos. A sabiendas intercambian el camino de Caín por el Camino de Cristo, el error de Balaam por la Verdad del Mesías y la muerte de Coré por una vida con el Salvador.

Vemos este versículo bajo una luz diferente si lo traducimos más literalmente. Se fueron en el camino de Caín y en el deambular de Balaam para beneficio se apresuraron[de cabeza], y en la rebelión de Coré fueron destruidos. La apostasía comienza con un camino que no es de ADONAI, lo lleva a deambular, y entonces se convierte en una rebelión. Los apóstatas entran de esa manera falsa, se lanzan precipitadamente en ese deambular, y son destruidos en esa rebelión.66

La sexta terna se encuentra aquí en el versículo 11. Judas señala que los actuales falsos maestros son como estos pecadores durante la dispensación de la Torá. Los gnósticos utilizaron a Caín, Balaam y Coré como ejemplos positivos… así que Judas los utiliza como ejemplos de perversión (vea Ac- El libro de Judas desde una perspectiva judía: propósito). Los apóstatas pecaron de tres maneras diferentes, así que Judas dice: ¡Ay de ellos! Ay es un pronunciamiento de juicio. Judas siguió el ejemplo de Cristo (Mateo 23:13-16, 23-29) y los profetas (Isaías 3:9-11, 5:8-23, 29:15, 30:1, 31:1; Jeremías 13:27, 23:1; Ezequiel 13:3, 16:23, 34:2; Oseas 7:13; Zacarías 11:17) en pronunciar el juicio de Dios sobre los apóstatas. La palabra traducida ay (ouai) es un grito emocional que significa algo así como: ¡Oh que horrible será!

Primero, siguieron el camino, literalmente se fueron, de Caín (11a). Caín es un ejemplo de alguien que busca su propio camino hacia ADONAI en lugar de elegir el Camino que Dios ha ordenado. Caín fue el primer hijo de Adán y Eva, y nació algún tiempo después de la caída (vea el comentario en Génesis Bj – La sangre de su hermano me clama desde la tierra). El hecho de que la ofrenda de Caín era inaceptable, nos lleva a la conclusión que el Señor le había dicho que un sacrificio de sangre era el camino necesario para la comunión con Él. Sabiendo esto, Caín decidió seguir su propio camino desobediente y adorarlo como a él le placía, diciendo: “no tu voluntad, Dios, sino que se haga ¡mi voluntad! Esto reveló la blasfemia irreverente de su corazón, como rechazo de la revelación del SEÑOR (Génesis 3:21) y vivió por su propio instinto con estilo propio y orgullo en lo que él había producido.

En el griego la palabra para camino es hodos, que significa un camino, una forma. El contraste más convincente entre los dos caminos que se encuentra en toda la escritura fue dado por el Mesías: Entrad por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta y espacioso el camino que conduce a la perdición, y muchos son los que entran por ella. ¡Cuán estrecha es la puerta, y angosto el camino que conduce a la vida! Pocos son los que la hallan (Mateo 7:13-14). Jesús habla de dos caminos, dos puertas, dos grupos de personas y dos destinos que han dividido a la humanidad desde el tiempo de Caín y Abel hasta hoy. Los apóstatas no encuentran la puerta estrecha, pero tendrán mucha compañía en el espacioso camino que conduce a la perdición.

Las personas de las cuales Judas escribió siguieron el camino debido a este espacioso camino. La palabra griega para conduce esjodos” y significa pasar de un lugar a otro, o la salida. La misma palabra aparece en Mateo 25:41b: ¡Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles (caidos)! Judas está hablando de aquellos que fueron iluminados acerca de la verdad del Mesías Jesús (Yeshua) y fueron declarados culpables por esto. Pero ellos intencionalmente y voluntariamente salieron de él. En otro día se verán obligados a apartarse de Cristo para siempre. La libre elección del presente determina el destino inmutable del futuro.67

Los rabinos enseñaron que Caín ejemplifica al hombre cínico. El Targum de Jerusalén, una paráfrasis aramea del Pentateuco, presenta a Caín diciendo, “no hay ningún juicio, ningún juez, ninguna vida futura; ninguna recompensa se dará a los justos, y no se impondrá ningún juicio sobre los impíos.” No podemos estar seguros de que Judas tenía este dicho en mente. Sin embargo, él está acusando a los falsos creyentes de desafiar a Dios y negar el orden moral del mundo. Esto sigue siendo cierto hasta el día de hoy, y que quien elige el pecado todavía tiene que enfrentar a Jesús (vea el comentario en Apocalipsis Fo – El gran juicio del trono blanco) y aprender que nadie puede desafiar el orden moral del mundo y escapar a las consecuencias.68

Caín representa el carácter cínico y materialista que desafía a Dios y desprecia al hombre. Carece de fe y amor. Así, Caín es una imagen de las personas sobre quien Judas escribe. Pero Caín es elegido también por otro motivo. Los rabinos también enseñan que él corrompió la raza humana, diciendo: “Llegó a ser su instructor en las prácticas perversas” (Josefo Antiquities i:61). Ese es exactamente el argumento de Judas contra los falsos maestros.69

A la luz de todas las semejanzas, Judas puede referirse a los orgullosos, obstinados apóstatas como aquellos que han tomado el camino de Caín porque han ido por su propio camino inmoral hacia ADONAI. Caín fue rebelde y desobediente, y cuando el Señor no aceptó su ofrenda, él respondió con enojo de celos, incluso asesinando a su hermano Abel. El escritor de Hebreos ofreció este comentario del trágico episodio: Por fe Abel presentó a Dios una ofrenda mejor que Caín, por medio de la cual recibió aprobación de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas, y habiendo muerto, aún habla por medio de ella (Hebreos 11:4).

Juan agrega esto y deja en claro que su advertencia estaba dirigida a los creyentes: este es el mensaje que los creyentes han oído desde el principio: nos debemos amar unos a otros. No como Caín, que era del maligno y asesinó a su hermano; ¿y por qué razón lo asesinó? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas (Primera de Juan 3:12). Antes de decirle a sus lectores exactamente lo que es el amor, en primer lugar, les dijo lo que el amor no es. La razón para el asesinato (vea el comentario sobre Éxodo Dp – No matarás) fue el resentimiento de Caín por la justicia superior de su hermano. Tomando el camino de Caín, estos apóstatas también odian la justicia superior de los creyentes. Entran en las congregaciones de Dios y pretender ser una de las ovejas. Pero en realidadestán llenos de resentimiento. Ellos no aman a otros creyentes como hermanos y hermanas en la fe. Vienen, como un ladrón, a robar, matar y destruir (Juan 10:10).

En segundo lugar, por lucro se lanzaron [de cabeza] al error de Balaam, y perecieron en la rebelión de Coré (11b). Estos falsos maestros tropezaron por el mismo camino como Caín. Aquí, Judas desenmascara el motivo fundamental detrás de los intereses religiosos de estos apóstatas. Lo hacen por dinero (Salmo 10:3; Miqueas 3:11; 1 Timoteo 6:10; Segunda de Pedro 2:3). A diferencia de los verdaderos pastores del SEÑOR (Primera a Timoteo 3:3; Tito 1:7; Primera de Pedro 5:2), estos falsos maestros siguen el error de Balaam, precipitándose de cabeza en la codicia y el libertinaje. Son traidores, impetuosos, envanecidos, y amigos de los placeres más que de Dios (Segunda Timoteo 3:4).

Balaam es probablemente el mejor ejemplo en la Biblia de un supuesto llamado profeta que fue motivado por la ganancia financiera. Después de haber sido contratado por Balac, rey de Moab, Balaam intentó maldecir al pueblo de Isra’el mientras vagaban por el desierto (Números 22:1-6). Balac vio a los israelitas como una amenaza militar y esperaba derrotarlos con la ayuda de Balaam. Él ya tenía una reputación como profeta a sueldo y vino de una ciudad a orillas del río Éufrates que se sabe que ha producido a otros falsos profetas.

Al principio, Balaam parece ser un profeta fiel (Números 22:7-21). Sin embargo, incluso en este pasaje parece retrasar su decisión con la esperanza de negociar más dinero con Balac (Números 22:13). Aunque Balaam decía hablar solamente las palabras de Dios, el SEÑOR sabía que en realidad quería maldecir a Israel por dinero. Pero ADONAI usó un ángel junto con el burro de Balaam para impedirle llevar a cabo su malvado plan (Números 22:22-35). Como un profeta de alquiler, Balaam es un ejemplo excelente de falsos maestros, o aquellos que aman el dinero y la reputación más que la fidelidad y la obediencia.

Abandonando el camino recto, se extraviaron siguiendo el camino de Balaam (el de Bosor), quien amó el pago de la injusticia (Segunda de Pedro 2:15). El camino recto es una metáfora en el TaNaJ que indica la obediencia a la palabra de Dios (Génesis 18:19; Primera Samuel 12:23; Proverbios 8:20; ver también Hechos 13:10). Abandonando el camino recto describe una rebelión deliberada contra las escrituras. Habiendo rechazado la palabra de Dios, los falsos maestros de los días de Pedro y de todas las épocas, se niegan a caminar en obediencia, eligiendo en su lugar alejarse a pesar de las consecuencias eternas (Judas 13). De esta manera, siguen el camino de Balaam.

Aunque Balaam había fracasado en maldecir al pueblo de Isra’el, evidentemente logró desempeñar un papel en la seducción por el culto de Baal Peor (Número 31:16). Recomendó que las mujeres de Moab y Madián atrajeran sexualmente a los hombres judíos. Parte de la tentación incluía la adoración de sus dioses. La trama funcionó, Isra’el fue maldecido, y muchos murieron en una plaga. La enseñanza de Balaam fue el fomento de la corrupción de los matrimonios mixtos, dando por resultado la idolatría y la inmoralidad sexual. Sin duda en la ciudad de Pérgamo, los matrimonios mixtos con el mundo pagano era un problema real (vea el comentario en Apocalipsis Bb – La iglesia en Pérgamo). Debido a que la vida civil y religiosa estaban tan interrelacionadas, que los creyentes que aceptaran compromisos sociales significaba probablemente alguna participación con el paganismo. Como Balaam, estos falsos maestros usan sus dones falsos de profecía para hacerse ricos y hacerse un nombre por sí mismos.

La Biblia nos señala lo que quiere decir Judas cuando dice: por lucro se lanzaron al error de Balaam, y perecieron en la rebelión de Coré (11b). Es el error de los apóstatas, es sacrificar la riqueza eterna por recompensa temporal. Están corriendo en el amplio camino que conduce a la destrucción (Mateo 7:13). Es el deseo por tener el gozo temporal del pecado y la codiciade los tesoros de Egipto (Hebreos 11:25-26). Es un imprudente deseo de querer ganar alguna parte del mundo incluso con la pérdida del alma. Porque, ¿qué aprovecha al hombre ganar todo el mundo y perder su alma? (Marcos 8:36). Estos falsos profetas de todos los tiempos siguen el ejemplo de Demas que abandonaron el pueblo de Dios amando este mundo (Segunda a Timoteo 4:10).70

Una última vez, el Espíritu (Ruaj)introduce un carácter de TaNaJ a través de Judas, para completar esta breve descripción de la apostasía en tres hombres que se alejaron de Dios. Cabe señalar que todas estas tres declaraciones en Judas 11 están en tiempo pasado. Resulta aleccionador darse cuenta que, ante los ojos de ADONAI quienes han tomado el camino de Caín ya han sido destruidos. Pero no sólo eso, la seguridad del creyente está también en el tiempo pasado: y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también declaró justos; y a los que declaró justos, a éstos también glorificó. (Romanos 8:30). En otras palabras, la condenación de los apóstatas es tan segura como la glorificación de los justos.

En tercer lugar, perecieron en la rebelión de Coré (11c). Números 16 presenta la historia de Coré, un primo de Moisés. Como levita y un coatita, Coré tenía importantes funciones en el Tabernáculo (Números 1:50-51, 3:6-8, 18:3; Deuteronomio 10:8, Primera de Crónicas 15:2). Pero cuando él no fue elegido para ser sacerdote, se puso furioso. Para mostrar su desprecio, Coré reclutó a Datán, Abirán y otros 250 hombres para unirse a él en una rebelión contra el liderazgo de Moisés. Tal aspiración no fue un desafío ni para Moisés ni para Aarón, sino más bien un asalto a la soberanía de Dios mismo. YHVH había delegado claramente el cargo de sumo sacerdote a la familia de Aarón y a esa familia solamente.

En la engañosa acusación de Coré a Moisés y Aarón les dijeron: ¡Ya basta de vosotros! Porque todos los de esta asamblea son santos, y YHVH también está en medio de ellos. ¿Por qué pues os enaltecéis sobre la congregación de YHVH? (Números 16:3)? En su orgullo, Coré cuestionó la idea de que las personas necesitan un líder y mediador, alguien que pudiera hablar en nombre de YHVH y enseñarles la verdad de Dios (Éxodo 4:10-17). Él se rebeló abiertamente contra la autoridad que ADONAI le había dado a Moisés, y reunió activamente a otros para apoyar su motín espiritual.

El Señor, sin embargo, respondió poniendo fin a la rebelión de Coré de una manera abrupta y decisiva: Y aconteció que al terminar de hablar todas estas palabras, el suelo que estaba debajo ellos fue partido, y la tierra abrió su boca, y se los tragó a ellos y a sus familias, y a todo hombre que estaba de parte de Coré, y a todas sus pertenencias. Y ellos, con todo lo que poseían, descendieron vivos al Seol, y los cubrió la tierra, y desaparecieron de en medio de la congregación. Y todos los israelitas que estaban alrededor de ellos huyeron ante sus gritos, pues decían: ¡No sea que la tierra nos trague a nosotros! Y salió fuego de YHVH que consumió a los 250 cincuenta hombres que ofrecían el incienso con sus incensarios (Números 16:31- 35). Muchos de los falsos maestros de hoy tienen seguidores importantes, compuestos por personas que compartirán su juicio (Segunda a Timoteo 1:1-4). Sin embargo, como Coré y sus seguidores, todos los rebeldes apóstatas finalmente experimentaron la ira de Dios (Marcos 3:29; Juan 15:6; Hebreos 10:26-31; Apocalipsis 20:10-15).71

Como Caín, estos lobos disfrazados de ovejas carecen del amor por otros creyentes y se han deslizado en secreto entre nosotros; como Balaam, están motivados por la codicia y son culpables de libertinaje; y al igual que Coré, ellos son culpables de enseñanzas falsas y de rebelión.

2019-07-22T23:50:26+00:00 0 Comments

Leave A Comment