As – Son árboles de otoño sin fruto, como olas salvajes del mar que espuman su vergüenza, como estrellas erráticas. Judas 12d-e y 13; Segunda de Pedro 2:17b

Son árboles de otoño sin fruto,
como olas salvajes del mar que espuman su vergüenza,
como estrellas erráticas

Judas 12d-e y 13; Segunda de Pedro 2:17b

ESCUDRIÑAR: ¿Cómo los falsos maestros están dos veces muertos? ¿Cuál es la segunda muerte (vea el comentario sobre Apocalipsis Fp – El lago de fuego es la segunda muerte)? ¿Cómo son diferentes los creyentes? ¿Qué producen los apóstatas y cuál es su futuro seguro? ¿Cuánto tiempo va a durar? ¿Cómo podemos estar seguros? ¿Cuál debería ser nuestra actitud respecto a ellos?

REFLEXIONAR: ¿Cómo puede usted reconocer a estos apóstatas? ¿Dónde los vemos? ¿En Internet? ¿En televisión? ¿En la radio? ¿En tu comunidad? ¿En tu barrio? ¿Dónde adora? ¿Cómo debe reaccionar usted ante ellos? ¿Tiene una lista de las diez personas perdidas por las que está orando? ¿Cuándo sería un buen momento para empezar?

Son como árboles otoñales…árboles de otoño tardío, sin fruto, dos veces muertos, desarraigados (Judas 12d-e). Son como olas embravecidas del mar, que espuman su propia vergüenza; estrellas erráticas, para quienes las más densas tinieblas están reservadas para siempre (Judas 13). Éstos son fuentes sin agua, nubes impulsadas por la tormenta, para los cuales está reservada la negrura de las tinieblas (Segunda de Pedro 2:17b).

En muchas de Sus parábolas, Jesús (Yeshua) utiliza fenómenos naturales como lecciones objetivas para ilustrar la verdad espiritual (vea el comentario en La vida de Cristo Et- La parábola del sembrador; Ev- La parábola del trigo y la cizaña; Fa- La parábola de la cizaña explicada; las parábolas del Reino Ex- La parábola de la levadura; Fb- La parábola del tesoro escondido; Fc- La parábola de la perla; y Sa- La parábola de la oveja perdida). Esta octava terna se compone de tres símiles. Estos falsos maestros son como los árboles de otoño tardío, las olas embravecidas del mar, y estrellas erráticas.

Primero, son como árboles de otoño tardío, sin fruto, dos veces muertos (12d-e). Otoño es la temporada cuando los agricultores y jardineros esperan cosechar los cultivos de finales de año. Si no hay cosecha, deben soportar desilusiones y dificultades durante el invierno. La siguiente primavera pueden comenzar el arduo proceso de fertilización, siembra, riego y esperar que el cultivo madure. Con esto en mente, la frase árboles de otoño sin fruto representa la decepcionante realidad de una cosecha estéril. Estos apóstatas tenían vidas estériles, cuando debería haber sido fructífera. Eran como la higuera estéril en Lucas 13:6-9, se habían olvidado las palabras de Jesús: por sus frutos los reconocerán (Mateo 7:20).

Él los llama a ellos dos veces muertos. Los términos equivalentes para desarraigado y muertos dos veces en el griego aparecen en el orden inverso, con la frase dos veces muertos primero. Puede ser mejor preservar este orden si queremos entender el punto de Judas.78 Enprimer lugar, son infructuosos porque no hay fruto visible del espíritu presente en sus vidas; en segundo lugar, son desarraigados, muertos hasta la médula. El desarraigo de árboles es una metáfora favorita de juicio en el TaNaJ (Salmo 52:5; Proverbios 2:22). Son como árboles…Dios te derrumbará para siempre, Te arrastrará y te arrancará de tu morada, Él te desarraigará de la tierra de los vivientes. Pero el malvado será cortado de la tierra, Y de ella serán desarraigados los transgresores. Como Jesús dijo de los fariseos: toda planta que no plantó mi Padre celestial será desarraigada (Mateo 15:13). Los apóstatas no producen fruto que cambie la vida, ni en sí mismos ni en otros.79

Los creyentes, por el contrario, son fructíferos en toda buena obra porque están arraigados y cimentados en Jesús (Yeshua) Mesías. Bendito aquel que confía en YHVH, Y cuya confianza está en YHVH. Será como árbol plantado junto a las aguas, Que extiende sus raíces junto a las corrientes, y no teme cuando viene el calor, Pues su follaje estará frondoso, Y en el año de sequía no se preocupará, Ni dejará de dar su fruto (Jeremías 17:7-8).

Él es el árbol de la vida (vea el comentario en Apocalipsis Fw- entonces el ángel me mostró el río del agua de la vida, claro como el cristal); sin embargo, los falsos profetas son árboles de muerte.

En segundo lugar, son como olas embravecidas del mar, que espuman su propia vergüenza (Judas 13). La Biblia a menudo utiliza el mar como un símbolo para aquellos que no conocen a Dios. No están en paz y siempre se caracterizan por inquietud. La palabra vergüenza en el griego está en plural; Judas estaba pensando en los “hechos vergonzosos” cometidos por los falsos maestros. Una vez más el TaNaJ está probablemente en la mente de Judas: Los impíos son como el mar tempestuoso, Que no puede aquietarse: Sus aguas remueven el cieno y el lodo, Y no hay paz para los malvados, dice mi Dios (Isaías 57:20-21).

Esta es una imagen de lo que producen los apóstatas. Ellos hacen grandes afirmaciones, pero estas son esencialmente inútiles (vea Ca El Libro de Judas desde una Perspectiva judía: Propósito). Con todas sus palabras vacías y sus ocupaciones egoístas, ellos son como olas salvajes. Judas escribió sobre el desenfreno sin control de olas embravecidas de personas que han abandonado la verdad, revelando su propia vergüenza e impotencia mientras en vano hacen espuma contra aquellos que están firmemente en la Roca. La Iglesia continuará en pie hasta que todas las olas embravecidas de apostasía hayan golpeado sus almas contra la Verdad por última vez, entonces las Escrituras se cumplirán y ya no habrá mar (Revelación 21:1).80

Adonai lleva a los creyentes junto a aguas de reposo (Salmo 23:2b); pero los impíos (impostores) son como el mar tempestuoso que no puede aquietarse (Isaías 57:20a).

Tercero, ellos son como estrellas erráticas. Dios les tiene reservada la negrura de las tinieblas (Judas 13b y Segunda de Pedro 2:17b). Judas apunta a las estrellas fugaces que caen del cielo y luego son envueltas en la oscuridad. Para este símil, Judas una vez más va a un libro pseudoepigráfico, como lo había hecho anteriormente con La Asunción de Moisés (vea Ao Miguel disputa con el Diablo por el cuerpo de Moisés). En primera de Enoc (xviii. 14ff), las estrellas son algunas veces identificadas con los ángeles y esta es una imagen del destino de las estrellas, que, siendo desobedientes a Dios, dejaron su órbita fijada y fueron destruidas. En su viaje a través de la tierra, Enoc llegó a un lugar donde vio “ni los cielos altos, ni la tierra firmemente fundada, sino un lugar desierto, preparado y terrible”. Él continúa: “Y allí vi siete estrellas del cielo atadas juntas, como grandes montañas y ardiendo como fuego”. Entonces Enoc dijo: “¿Por qué pecado han sido ellos atados, y por qué han sido ellos arrojados aquí?” Y Uriel, uno de los santos ángeles que estuvo conmigo y me guió, me habló y me dijo: Enoc, ¿Sobre quién pregunta y se preocupa usted? Estas son algunas de las estrellas que transgredieron el mandato de ADONAI Elyon, y han estado atadas aquí hasta que se completan diez mil edades, (literalmente en edades o para siempre), el número de los días de su pecado” (xxi. 2, 6, 10).81 El uso de Primera de Enoc por Judas solo verifica que este ejemplo de los ángeles caídos es una afirmación verdadera. Él no está verificando la verdad de Primera Enoc como un todo.

Nunca habrá nada más que esta horrible oscuridad, la oscuridad más negra, para estos apóstatas. Así como la eternidad para los salvos será alegría continua y satisfacción en la gloria Shekinah de ADONAI, la eternidad para los perdidos será continua desesperación y fatalidad en la oscuridad más oscura.82 Esto sugiere que Judas estaba pensando en la condenación de los ángeles caídos (vea AkLos ángeles no conservaron sus posiciones de autoridad), cuando escribió sobre la fatalidad reservada para estas estrellas errantes. Esta conclusión se ve fortalecida por el hecho de que Judas continúa citando a Enoc en el siguiente versículo (vea AtEnoc, la Séptima Generación de Adán, también profetizado sobre estas personas).

Esta es una de varias descripciones del Lago de Fuego: un lugar de profunda oscuridad. Esto es algo paradójico porque, normalmente, el fuego proporciona luz, pero en este caso del Lago de Fuego, el fuego está ahí solamente para tormento. No producirá luz de ningún tipo. Aquellos en el lago de Fuego serán torturados en un estado de perpetua oscuridad. Por lo tanto, estas estrellas no pueden ser estrellas literales porque ellos terminarán en el Lago de Fuego. La palabra estrella, cuando se usa simbólicamente generalmente representa un ángel. Así que estos falsos maestros son como ángeles caídos destinados al Lago de Fuego. No puede haber duda de que tanto para los maestros apóstatas como para los ángeles apóstatas, Dios tiene reservada la negrura de las tinieblas.83

Jesús Cristo es la brillante Estrella de la Mañana anunciando el día (vea el comentario en Apocalipsis Gb YO SOY la Raíz de la Descendencia de David, y la Brillante Estrella de la Mañana); pero los rebeldes son estrellas errantes prefigurando una noche de eterna oscuridad. La Biblia nos dice que este castigo durará para siempre.

Usted pensaría que la gente tomaría eso al pie de la letra y creería que para siempre significa para siempre (cadenas eternas en Judas 6; además vea Mateo 25:41; Marcos 9:43; Lucas 16:22-24; Apocalipsis 14:9-11). Sin embargo, hay incrédulos y creyentes que han tratado de sortear ese lenguaje al defender el aniquilacionismo. Conforme a esta interpretación, el malvado será simplemente aniquilado al morir o un poco después de pasar un breve período de castigo luego de la muerte. El argumento más fuerte para este punto de vista aparece en Judas: al utilizar la palabra destruir cuando se refiere al destino del malvado (Judas 5 y 10; Primero a los Corintios 3:17; Filipenses 3:19; 1 Tesalonicenses 5:3; Segunda a los Tesalonicenses 1:9; Segunda de Pedro 2:1, 3 y 3:7; Hebreos 10:39). Los defensores de este punto de vista argumentan que es más compatible con el amor y la justicia de ADONAI. Una vez más, repiten el antiguo error de ver a un Dios mezquino y vengativo en el TaNaJ, y a un Dios amoroso y compasivo en el Nuevo Pacto (Brit Hadashah).

La gente puede creer todo lo que quiera, pero el problema con el aniquilacionismo es que contradice la enseñanza de la Biblia. Los católicos pueden decir de María era sin pecado, Virgen toda su vida y ascendida al cielo como lo hizo Jesús, pero ¿cómo se valora esto con la Biblia? El adventista del séptimo día puede decir, con su doctrina del juicio investigativo, que Jesús (Yeshua) puede perdonar el pecado, pero solo Satanás puede borrar el pecado, pero ¿cómo encaja eso con las Escrituras? Los Testigos de Jehová y el Movimiento de Raíces Hebrea pueden decir el Santo Espíritu no es nada más que electricidad, pero ¿qué tiene que decir la Biblia sobre esto? Lo mejor es ser como los bereanos. Pero éstos (los bereanos) eran de mente más abierta que los que estaban en Tesalónica, y recibieron la palabra con buena disposición, examinando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así (Hechos 17:11).

El argumento más fuerte a favor de la visión tradicional es el lenguaje de la eternidad que se compara con el infierno. El contexto es crucial en la interpretación de cualquier versículo particular de las Escrituras. Y es cierto que para siempre puede significar por mucho tiempo, o para una dispensación. Pero la evidencia convincente de que el castigo eterno significa que el castigo es para siempre proviene de versículos como Mateo 25:41, donde el fuego eterno se encuentra en el mismo contexto que la vida eterna en Mateo 25:46.84 Si la una (vida eterna) es interminable, entonces el término (fuego eterno) debe serlo también.

Infierno es un lugar real. El mismo Jesús (Yeshua) dijo: Y os digo amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, y después de esto no pueden más hacer. Yo os advertiré a quién debéis temer: Temed a Aquél que, después de matar, tiene poder para echar en el infierno. Sí, os digo: a Éste temed (Lucas 12:4-5; además vea Mateo 10:28). Pero el problema hoy es que muchas personas quieren evitar el tema por completo. No parece encajar bien en la cultura de la “vida moderna” con su enfoque en el amor de Dios y la preocupación de ayudar a las personas a “sentirse bien” con respecto a sí mismas. Sin embargo,la fidelidad al mensaje bíblico y una visión equilibrada de ADONAI como amoroso y santo requiere que mantengamos y proclamemos la realidad del infierno.

Judas, como hemos visto, no anda con rodeos cuando habla sobre el destino de los maestros apóstatas. Ellos perecerán (Judas 10-11), sufrirán un castigo de fuego eterno (Judas 7), y las más densas tinieblas están reservadas para siempre (Judas 13). A menudo se ha dicho que Jesús (Yeshua) se refirió al infierno más que cualquier otra persona en la Biblia. Esto es literalmente cierto; el Mesías usó la palabra infierno (en griego gehenna) más veces que cualquier otro autor bíblico. Pero muchas veces los autores humanos de las Escrituras hablan de infierno sin utilizar la palabra, así que yo me pregunto si realmente tenemos más enseñanzas de Jesús sobre el infierno que de cualquier otro escritor del Nuevo Pacto.

Sea como sea, Jesús (Yeshua) ciertamente no es tímido al usar la realidad del infierno para motivar a Sus oyentes a la obediencia. El Mesías no solo se refiere al infierno, Él pinta un cuadro aterrador. En Marcos 9:43, por ejemplo, Él alienta a Sus seguidores a que se aparten del pecado, advirtiéndoles sobre el infierno, como el fuego inextinguible. Solo unos pocos versículos más tarde, Él presenta el infierno como el lugar donde su gusano no muere y el fuego no se extingue (Marcos 9:48).

Pablo también fue bastante contundente sobre el destino que espera a aquellos que rechazan al Salvador y persigan a Su pueblo: ya que es justo delante de Dios retribuir con tribulación a los que os atribulan; y a vosotros, que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con sus poderosos ángeles, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocen a Dios, ni obedecen el evangelio de nuestro Señor Jesús; los cuales pagarán la pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor, y de su glorioso poder; cuando venga para ser glorificado por sus santos, y ser admirado en aquel día entre todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio fue creído entre vosotros) (Segunda a los Tesalonicenses 1:6-10).

Todos esto sugiere que debemos enseñar todo el propósito de Dios (Hechos 20:27). La aceptación de las Buenas Nuevas de Jesús (Yeshua) el Mesías no solo significa, positivamente, paz con ADONAI y la promesa de vida eterna; el rechazo de ese mensaje, debemos advertir, significa castigo eterno. El fuego, la oscuridad y la separación eterna de todo amor son difíciles de imaginar. Pero como debemos hacerlo, necesitamos pedirle a Dios que nos proteja de sentir deseo de venganza o cualquier disfrute de los tormentos de los malvados. Nosotros necesitamos hablar acerca del infierno, sí, pero nosotros deberíamos hacerlo con lágrimas en nuestros los ojos 85

En el análisis final, nosotros necesitamos recordar como creyentes, que lejos de ser árboles muertos, somos llamados árboles de justicia, Plantados por YHVH mismo, para que Él sea glorificado (Isaías 61:3); en contrastecon las olas salvajes, nuestra paz es como un río ynuestra justicia es como las olas del mar (Isaías 48:18); mientras que las estrellas errantes tienen reservada la negrura de las tinieblas para siempre; los verdaderos creyentes brillarán como las estrellas para siempre. Entonces los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento, y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad (Daniel 12:3).

2019-07-25T22:58:58+00:00 0 Comments

Leave A Comment