Aw – Recuerda lo que Nuestro Señor Jesucristo predijo: Habrá burladores que seguirán los deseos impíos, Judas 17-18 y Segunda de Pedro 3:2-3

Recuerda lo que nuestro Señor Jesucristo predijo:
Habrá burladores que seguirán los deseos impíos
Judas 17-18 y Segunda de Pedro 3: 2-3

ESCUDRIÑAR: ¿Aquí tiene lugar un punto de inflexión del libro de Judas? ¿Qué dos grupos dice que nos advirtieron en el pasado acerca de la apostasía venidera? ¿De qué manera debemos recordar sus palabras? ¿Por qué las acciones y las palabras de los falsos maestros no deberían sorprendernos hoy? ¿Cuándo empezaron los últimos días? ¿De qué se burlan específicamente? ¿Qué siguen ellos?

REFLEXIONAR: ¿Cómo señala Judas que lo que estaba sucediendo en las congregaciones del Señor debería esperarse hoy? ¿Cómo recuerda usted las palabras de los profetas y apóstoles? ¿Qué puede hacer para protegerse y proteger a sus seres queridos contra el tsunami sexual que prevalece hoy en el mundo?

Pero vosotros, oh amados, acordaos de las palabras dichas anteriormente por los apóstoles de Jesús el Mesías, nuestro Señor, pues os decían: En el tiempo final habrá burladores, que vivirán según sus propias pasiones impías (Judas 17-18).

Les escribo para recordar las palabras antes dichas por los santos profetas, y del mandamiento del Señor y Salvador, proclamado por vuestros apóstoles. Conociendo primero esto: En los postreros días (acharit-hayamim) vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias (Segunda de Pedro 3:2-3).

Judas sigue la misma estructura que la que se encuentra en Segunda de Pedro, capítulos 2 y 3. En el Capítulo 2, Pedro trató el tema de los falsos maestros que aparecerían en el futuro inmediato; y en el Capítulo 3, trató el tema de los burladores que aparecerían en un futuro lejano. En los versículos anteriores, Judas 4-16, escribió sobre falsos maestros que ya habían llegado. Ahora, en Judas 17-19, escribe sobre el lejano futuro en que aparecerán los burladores, y emite advertencias contra ellos.101

Pero vosotros, (en contraposición con los apóstatas), oh amados de Dios (Judas 17a). El sustantivo cambia de “estos (houtoi)” en el versículo 16, a vosotros (hymeis) en el versículo 17. El pronombre vosotros es enfático, se coloca primero en la oración, lo que indica que Judas se está volcando hacia el estímulo de sus lectores. La palabra amado no se refiere al amor de Judas por aquellos a quienes estaba escribiendo, sino al hecho de que todos los creyentes son amados por ADONAI. La palabra es agapetos, la palabra distintiva para el amor utilizada en Juan 3:16, por ejemplo. Esto indica una transición importante, como lo hizo la misma frase al comienzo de su breve carta. En Judas 3 comenzó el cuerpo de la carta después de una breve introducción en Judas 1-2. Aquí, pasa de la denuncia de los rebeldes en Judas 5-16, al estímulo de los fieles en Judas 17-23.

Acordaos (ustedes creyentes en los días de Judas) de las palabras dichas anteriormente por los apóstoles. Con la palabra acordaos, Judas usa el primero de varios imperativos. En Judas 5, quería recordar a sus lectores el juicio que Dios trajo a los apóstatas en el pasado. En otras palabras, si bien están contrastados en su contenido, Judas 5-16 y Judas 17-19 tienen formas paralelas. Ambos traen un recordatorio a los lectores de Judas sobre los falsos maestros. La palabra griega para: dichas es un participio pasivo perfecto, lo que indica que las palabras y el mensaje siguen siendo válidos hoy.

Lo que los lectores deben hacer es acordaos de las palabras dichas anteriormente que la Biblia les habló previamente. Recordar en las Escrituras no implica un mero recuerdo mental, como cuando recordamos el nombre de alguien que habíamos olvidado temporalmente. Recordar en el sentido bíblico significa que nos tomamos en serio las palabras habladas, para que queden impresas en nuestras vidas y realmente podamos vivirlas.102 No siendo perfectos, sino santificados, estamos conformados a la imagen de Cristo (Romanos 8:29).

Acordaos de las palabras dichas anteriormente por los apóstoles de Jesús el Mesías; les escribo para recordar las palabras antes dichas por los santos profetas, y del mandamiento del Señor y Salvador, proclamado por vuestros apóstoles (Judas 17b; Segunda de Pedro 3:2). Pedro quería enfatizar que los mandatos de los apóstoles en realidad representaban las palabras de Yeshua. Esos mandamientos eran las normas morales que los creyentes debían seguir. En otras palabras, el estándar moral para los creyentes se resumió en la enseñanza del Mesías mismo. Los maestros apóstatas, por otro lado, eran conocidos por su estilo de vida inmoral.

La revelación del Nuevo Pacto vino a través de sus apóstoles. Judas obviamente da por sentado que la advertencia apostólica a la que se refiere fue bien conocida por sus lectores (vea el comentario sobre La vida de Cristo Cy – Estos son los nombres de los doce apóstoles). Pablo también dio advertencias similares. En Hechos 20:28-30, advirtió: Tened cuidado de vosotros mismos y de todo el rebaño en que el Espíritu Santo os puso por obispos para apacentar la iglesia de Dios, que adquirió mediante su propia sangre. Yo sé que después de mi partida, entrarán entre vosotros lobos feroces que no perdonan al rebaño, y de entre vosotros mismos se levantarán hombres que hablan perversidades, para arrastrar a los discípulos tras sí.

El apóstol Pablo continuó su advertencia en Primera a Timoteo 4:1: el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, y en Segunda a Timoteo 3:1-3 dijo: en los últimos días vendrán tiempos difíciles en que hombres y mujeres darán pruebas terribles de su apostasía. Además, Juan también habla de tales personas (Primera de Juan 2:19, 4:1; y Segunda de Juan 7-11).

Pues os decían: En el tiempo final habrá burladores, que vivirán según sus propias pasiones impías (Judas 18). Pedro dijo: Conociendo primero esto: En los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias. La aparición de personas como estas no es una sorpresa para ellos (los apóstoles) (Segunda de Pedro 3:3). El tiempo imperfecto de “os decían“, señala la naturaleza repetida de las advertencias apostólicas. Y la palabra griega empaiktes, traducida como burladores (o burlones) en Judas y en Pedro no se encuentra en ningún otro lugar de la Biblia. Un burlador ridiculiza la Palabra de Dios, especialmente la promesa de que el Mesías volverá a reclamar la tierra. Ellos dirán: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? ¡Pues desde que durmieron los padres todo permanece igual desde el principio de la creación! (Segunda de Pedro 3:4).

Parece claro que los rebeldes se rieron de los que se negaron a ir con ellos por el camino de sus propios deseos; personas que todavía tenían un sentido de moralidad y estándares “anticuados”, a diferencia de los supuestamente superiores gnósticos como ellos, que estaban explotando su llamada libertad en Cristo (véase Ac – El Libro de Judas desde una perspectiva judía: Propósito). Los maestros apóstatas afirmaban estar tan llenos del Espíritu que no había espacio para el tipo de moral del que hablaba Jesús (Yeshua). Afirmaron que la gracia era tan abundante que su “pecado” daría como resultado aún más gracia (vea Ah – La gente sin Dios se ha deslizado secretamente entre ustedes). Afirmaron que la salvación del alma era todo lo que importaba, y que lo que una persona hace con su cuerpo no importa porque de todos modos se convertirá en polvo. Aquellos que se preocupaban por la pureza sexual les parecían asombrosamente ingenuos.103

En el tiempo final (ajarit hayamimo acharit-hayamim) (Judas 18a) no contradice el hecho de que las profecías fueron dirigidas a los lectores de Judas. Los justos del TaNaJ creían que el tiempo final (o los últimos días o tiempos postreros) había comenzado con la venida de Jesús (Yeshua), Su muerte y resurrección. El escritor de Hebreos podría decir, por lo tanto, que en estos últimos días ADONAI nos ha hablado por Su Hijo (Hebreos 1:2; Hechos 2:17; Primera de Pedro 1:20), indicando que los últimos días habían llegado. De manera similar, tanto en Primera a Timoteo 4:1 como en Segunda a Timoteo 3:1 se dice que la venida de los apóstatas se produce en tiempos posteriores y en los últimos días, respectivamente. Pablo esperaba que esta profecía se cumpliera con la falsa enseñanza que estaba socavando a la iglesia en Éfeso. Esto nos recuerda a Judas 4a, donde escribió: Porque han entrado disimuladamente ciertos hombres impíos (destinados desde antiguo para este juicio).

Habrá burladores que seguirán sus propios deseos impíos (Judas 18b). Se dice que las mismas personas que son comparadas con los animales irracionales en Judas 10 son guiadas por la lujuria, ya que un animal es conducido con un anillo en la nariz. El animal camina obedientemente detrás de su amo; y éstos caminan según deseos impíos. Ni los animales cautivos ni los apóstatas esclavizados por el pecado tienen una opción. Ellos irán a donde sean conducidos. En otras palabras, los falsos maestros son esclavos. Pueden hablar sobre la libertad de hacer lo que quieran y despreciar a los creyentes que viven vidas de santidad en el temor de Dios lo mejor que pueden, pero la verdad es que estos rebeldes se han esclavizado a la corrupción.104

Judas retrata generalmente a los falsos maestros como burlándose del SEÑOR y Sus estándares morales. Están tan decididos a satisfacer sus deseos impíos que no les queda espacio para Dios. Darán rienda suelta a sus pasiones y libertinaje porque no tienen capacidad para la santidad. Como sus corazones no se transforman, todo lo que pueden hacer es perseguir sus deseos impíos como animales irracionales. Al etiquetar sus deseos como impíos, Judas nos recuerda su principal acusación contra ellos (Judas 18b y 15).105

Hay un tsunami sexual en el mundo de hoy. Ahora son comunes: la educación sexual en el jardín de infantes (más como un adoctrinamiento), los baños comunes y la distribución de las píldoras anticonceptivas sin importar la edad. Los abortos, el adulterio y la pornografía están en su punto más alto (vea el comentario sobre en Éxodo Dq – Usted no debe cometer adulterio). Pero, más que eso, el contenido sexual en los medios visuales es increíble. No se puede tener una situación de “comedia” que será un éxito a menos que las personas estén en la cama juntas y se hable de sexo constantemente. La aceptación de la homosexualidad tiene que estar en casi todos los programas que quieren obtener altas audiencias. Incluso los coches son sexy en estos días. Todas las barreras sociales han sido abandonadas. La pornografía está tan disponible en Internet que muy pronto lo único que quedará por ver serán los órganos internos.

Lo que solía ser obsceno ahora es común. Si habla en la escuela, especialmente en la universidad, acerca de una relación personal con el Señor, una creencia en la Segunda Venida, en la autoridad de la Palabra de Dios y en el juicio del pecado, se burlarán. Si cree en ideas “anticuadas” como estar en contra del aborto, o creer en la abstinencia antes del matrimonio, o en el matrimonio entre un hombre y una mujer; los “espirituales” (pneumatikoi), los gnósticos “iluminados” de hoy, se burlarán de usted, como lo hicieron de los creyentes en los días de Judas.

2019-08-04T12:54:29+00:00 0 Comments

Leave A Comment