Ax – Mata a todos los judios en un solo dia, el decimo tercer dia, el decimotercer dia del duodecimo mes de Adar

Mata a todos los judíos en un solo día,
el decimotercer día del duodécimo mes de Adar

3: 12-15

ESCUDRIÑAR: ¿Por qué era tan importante para los judíos la fecha del decimotercer día del primer mes? ¿Por qué elegiría Amán esa fecha específica? ¿A quién fue enviado el decreto? ¿Por qué? ¿En qué fecha tendría lugar la aniquilación? ¿Cuánto tiempo tendría que esperar Amán para su día de “suerte”? ¿Por qué los ciudadanos de Susa estaban descontentos cuando leyeron el edicto? ¿Por qué Pedro nos advierte que debemos tener autocontrol y estar alertas?

REFLEXIONAR: ¿Cómo reaccionaría si supiera que su pueblo será asesinado por el gobierno debido a su fe en once meses? ¿Qué haría? Jóvenes y mayores, mujeres y niños en un solo día. Con todos sus vecinos mirándole todo el tiempo, ¿cómo reaccionaría? ¿Cómo se defendería? ¿Reuniría armas u oraría? ¿O ambos? ¿Sería incorrecto defenderse usted y a su familia? ¿Por qué si o por qué no? ¿Por qué la ciudad de Susa estaba perpleja? ¿De qué tres maneras trata el Adversario de devorar a los creyentes?

Y en el día trece del mes primero fueron llamados los escribas del rey y fue escrito conforme a todo lo que ordenó Amán (3:12a). El decreto fue enviado el día trece, que, irónicamente, es la misma víspera de la Pascua (Éxodo 12:18; Levítico 23:5; Números 28:16). La paradoja era inconfundible. El día antes de celebrar la libertad de la opresión egipcia, se había decretado su propia destrucción. Solo un judío lo entendería. Conmemora la liberación de Israel de Faraón y celebra la existencia de los israelitas con su relación especial con ADONAI. La alegría de la Pascua se convirtió en dolor cuando el edicto se emitió en la Pascua y los sentenció a muerte simplemente porque eran judíos. Difícilmente podría dejar de originar la pregunta en sus mentes, ¿puede ADONAI no salvarnos otra vez de la muerte bajo Asuero?

La sentencia de muerte fue escrita conforme a todo lo que ordenó Amán, a los sátrapas del rey, a los gobernadores que estaban sobre cada provincia, y a los príncipes de cada pueblo, a cada provincia conforme a su escritura, y a cada pueblo según su lengua (ver Ak – El rey dio un gran banquete en Susa, y se muestra la gran riqueza de su reino para obtener más información sobre las provincias). Fue escrito en nombre del rey Asuero, y sellado con el sello real (3:12). El anillo de sello utilizado para firmar y sellar los documentos oficiales se le da a Amán, que le confiere la plena autoridad del trono para hacer lo que desee. Quien poseía ese anillo efectivamente tenía la autoridad del rey.47

La práctica de hacer que los decretos del rey sean irrevocables es desconocida en cualquiera de los textos extra bíblicos durante el reinado del rey Asuero; por lo tanto, algunos dicen que esto no era posible. Hay momentos en nuestras vidas en que nos enfrentamos a una situación en la que tenemos que confiar en la Palabra de Dios o no creerla. Y Dios quiso que fuera de esa manera. Él tiene el propósito de ponernos en una posición en la que somos incapaces de hacer algo o entender algo, de modo que debemos elegir actuar con fe. La Biblia nos dice que sin fe es imposible agradar a Dios (Hebreos 11:6a). Cuando miramos el “Salón de la Fe” en Hebreos, todos esos campeones de la fe se sobrepusieron a situaciones que no eran posibles. De hecho, cuanto más imposible es, más fe se necesita. Así que aquí, con respecto a este edicto irrevocable, los creyentes eligen tener fe en la Biblia sobre los textos extra bíblicos porque toda la Escritura es inspirada por Dios, y es útil para la enseñanza, para la refutación del error, para la corrección, para la instrucción en la justicia, a fin de que el hombre de Dios esté completamente calificado, equipado para toda buena obra (2 Timoteo 3:16). En caso de duda, confíe en la Biblia.

Y los decretos fueron enviados por correos a todas las provincias del rey (3:13a). El historiador griego Herodoto escribe sobre el sistema postal “Pony Express” utilizado por primera vez hace más de 2.000 años en el Imperio Persa. Los hombres a caballo pasaban el correo de un jinete a otro. Herodoto escribió: “. . . a estos hombres no les impedirá lograr la mayor velocidad para recorrer la distancia, ya sea por la nieve, la lluvia o el calor, o por la oscuridad de la noche”. Debido a la inmensidad del imperio, una carta podría tardar ocho semanas para llegar a alguien en los confines del imperio.48 Los decretos ordenaban destruir, matar y exterminar a todos los judíos, desde el joven hasta el viejo, niños y mujeres, en un mismo día, el trece del mes duodécimo, o sea el de Adar, y saquear sus bienes (3:13b). Once meses aún tenían que pasar antes del día trece de Adar, el día “afortunado” de Amán elegido por sorteo para la masacre (vea Av- La suerte cayó delante de Amán en el duodécimo mes, en el mes de Adar). Se permitió que el saqueo de los bienes judíos proporcionara incentivos. Es interesante notar que todas las letras del alfabeto hebreo se encuentran en este versículo.

Una copia del documento que había de darse como ley en cada provincia, sería publicada para cada pueblo, para que estuvieran preparados para aquel día (3:14). Una copia de la sentencia de muerte se emitió como ley (la palabra patshegn, que es una palabra persa para una copia de las escrituras, se encuentra solo en Ester 3:14, 4:8, 8:13 y en ningún otro lugar en el TaNaJ). El edicto debía ser proclamado para que se pudieran hacer los preparativos adecuados. A lo largo de la historia, muchos han intentado destruir a los judíos, desde el momento del éxodo hasta estos días. Pero ninguno ha tenido éxito porque Israel es la niña de Sus ojos (Deuteronomio 32:10b).

Así pues, los correos salieron apresuradamente por mandato del rey, pues el edicto había sido promulgado en Susa, la capital. Y el rey y Amán se sentaron a beber, mientras la ciudad de Susa estaba perpleja (3:15). Después, Amán se sentó para disfrutar de su bebida de genocidio. El versículo no usa el nombre del rey, pero sí menciona a Amán por su nombre y así resalta el hecho de que este holocausto persa fue su idea. Los ciudadanos de Susa estaban horrorizados. Aparentemente, tal decreto nunca antes había venido de la corte real. La sed de sangre de Amán, sin embargo, junto con la aparente indiferencia de Asuero ante tales atrocidades era increíble, incluso para una sociedad sofisticada que estaba acostumbrada a comportamientos crueles. Tal vez algunos de ellos se preguntaron si serían los siguientes en la lista.49 Pero los que han perseguido a los judíos siempre terminaron mal. Todavía debemos tomar en serio la promesa de ADONAI a Abraham y sus descendientes: Bendeciré a los que te bendigan, y maldeciré al que te maldigan (Génesis 12:3a).

Satanás sabía desde el jardín del Edén que tendría que evitar que Jesús muriera en la cruz o enfrentaría una eternidad en el lago de fuego y azufre (Apocalipsis 20:10). Dijo YHVH ’Elohim a la serpiente. . . pondré enemistad entre ti y la mujer, Y entre tu descendiente y su descendiente; el Mesías en última instancia vencería al adversario al morir una muerte sin pecado y sustitutiva en la cruz por toda la humanidad (vea el comentario sobre Génesis Be- Él aplastará tu cabeza y tú le herirás en el talón).

El Adversario intentó tres veces evitar que el Mesías muriera en una cruz.
Primero, cuando Yeshua tenía alrededor de dos años, Satanás hizo que el rey Herodes intentara matarlo para que no fuera a la cruz (vea el comentario sobre La vida de Cristo Aw –Herodes ordenó matar a todos los niños de dos años y menores en Belén).
En segundo lugar, después de Su bautismo, el diablo tentó a Cristo para que pecara y así evitar que fuera un sacrificio aceptable en la cruz (véase La vida de Cristo, Aw – Jesús es tentado en el desierto).
Y tercero, incluso en Su crucifixión, Satanás intentó seis veces hacer que Jesús bajara antes de morir (vea mi comentario sobre La vida de Cristo Lu – Las tres primeras horas de Jesús en la cruz: La ira del hombre). Pero cuando Yeshua murió sin pecado en la cruz, el Adversario sabía que su derrota definitiva estaba asegurada y que necesitaba ir al Plan B. Si no podía evitar que los pecadores se salvaran, él y sus demonios tratarían de hacerlos ineficaces para que otros no sean salvados. En pocas palabras, el diablo trataría de derribar a la mayor cantidad de gente posible con él en el lago de fuego.

En 1942, el apologista cristiano C. S. Lewis publicó una mordaz sátira titulada The Screwtape Letters (también escribió The Lion, the Witch and the Wardrobe). Su novela describió las actividades de un demonio mayor llamado Screwtape y su sobrino y tentador junior Wormwood. Siendo su mentor, Screwtape entrena a su joven protegido en las diferentes formas de atraer a los creyentes al pecado, destruir su testimonio y, como resultado, eliminar su capacidad de dar testimonio a los demás. En otras palabras su Plan B. El libro ofrece una serie de lecciones sobre la importancia de asumir un papel deliberado en la vivencia de nuestra fe al retratar una vida humana típica, con todas sus tentaciones y defectos, como se ve desde el punto de vista del demonio. En esta forma intrincada de ver la guerra espiritual, ADONAI, Sus santos ángeles y todos los verdaderos creyentes son vistos como “el enemigo”.

Es por eso que Pedro nos escribe y nos advierte: tenga dominio propio. La razón por la cual los creyentes deben tener dominio propio y estar alertas es porque se enfrentan a una feroz e implacable oposición espiritual del engañador y sus demonios. Estar alerta (gregoreúo o gregoresate) es un mandamiento imperativo que significa estar atento o permanecer despierto. Su Adversario (antidikos) fue usado como un término técnico que significa oponente legal, así como cualquier tipo de enemigo que era seriamente agresivo y hostil. El demonio domina el reino demoníaco y administra el sistema humano, el mundo caído. Personalmente y por medio de sus representantes, los demonios, que como él nunca duermen ni descansan, el destructor de las almas, como un depredador en la noche de su propia oscuridad maligna, caza para matar. Anda como un león rugiente buscando a alguien a quien devorar (I Pedro 5:8). Las imágenes de Pedro del león rugiente provienen del TaNaJ (Salmos 7:2, 10:9-10, 17:12, 22:13-21, 35:17, 58:6, 104:21; Ezequiel 22:25), y representa la perversidad de este cazador persiguiendo a su presa. Devorar tiene la sensación de engullir, enfatizando el objetivo final, no para herir sino para destruir.50

Satanás busca devorar a los creyentes de tres maneras. Primero, ADONAI puede permitir que el Adversario ataque directamente a un creyente (Job 1), pero de manera más general, Satanás y sus demonios constantemente montan el ataque contra las personas a través del sistema mundial siempre presente, pecaminoso y atractivo. Juan condensó esta batalla espiritual en esto: No améis al mundo ni las cosas que hay en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo: la codicia de la carne, la codicia de los ojos, y la soberbia de la vida, no viene del Padre, sino del mundo. Y el mundo está pasando, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre (1 Juan 2:15-17).

En segundo lugar, Pablo reconoció que el diablo ataca a los creyentes en el ámbito más íntimo de las relaciones humanas: el matrimonio y la familia. Por esa razón, Pablo acusó a los creyentes que vivían en Corinto: El marido cumpla con la mujer lo debido, y asimismo también la mujer con el marido. La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; e igualmente tampoco el marido tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer. No os privéis el uno al otro, excepto de común acuerdo y por algún tiempo, para dedicaros a la oración, y luego volved a juntaros, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia (1 Cor 7:3-5). Cuando un cónyuge se niega a tener una relación sexual con el otro, el malvado tienta a la persona privada a pecar, acelerando actitudes que a menudo llevan a la destrucción de ese matrimonio y familia.

En tercer lugar, los creyentes, tanto los líderes como los miembros de la congregación, son vulnerables a los ataques del Adversario dentro del cuerpo de los creyentes. Pablo instruyó a Timoteo que escogiera a hombres bien calificados como pastores, para que no caiga en descrédito o en trampa del diablo (1 Timoteo 3:1-7). La serpiente antigua también busca destruir la unidad dentro del cuerpo de los creyentes, haciendo que su poder espiritual se vuelva inútil (1 Corintios 1:10, 6:1-6, 11:17-34, 14:20-38; Apocalipsis 2-3). La primera línea de defensa según Pedro es tener dominio propio y estar alertas. Si Eva fue engañada tan fácilmente en el jardín perfecto del Edén (vea el comentario sobre Génesis Ba – La mujer vio el fruto del árbol y comió), ¿cuánto más son los pecadores redimidos que viven en un mundo pecaminoso y caído, susceptible a la astucia y el engaño del malvado?

Contrariamente a lo que algunos enseñan, las Escrituras en ninguna parte obligan a los creyentes a atacar a Satanás o demonios con oraciones o fórmulas, o “atar al diablo“. Aquellos que tontamente se involucran en esfuerzos inútiles para hablarle a la serpiente antigua (que de todos modos no es omnipresente), o para mandarlo, o para echarlo u a otros demonios, están confundidos y equivocados acerca de sus poderes como creyentes. Como ni los cristianos, ni los justos del TaNaJ son apóstoles del Mesías, no tienen autoridad sobre la serpiente o sus demonios (Mateo 10:1; Lucas 9:1-2; 2 Corintios 12:12). Solo Cristo mismo, al enviar a un poderoso ángel santo, puede atar al Enemigo (ver el comentario sobre Apocalipsis Fb – Él tomó el Dragón, o Satanás, y lo ataron por mil años).51

Desde los amalecitas hasta Amán, Herodes y Hitler, Satanás los usó a todos para tratar de eliminar a los judíos de la faz de la tierra. Charles Swindoll ha declarado: “Ester es una historia de triunfo que surgió de la tragedia, el éxtasis de la agonía, la celebración de la devastación. La suya puede ser la misma”. Este libro nos ha mostrado muchas cosas, incluso que Dios puede usar a cualquiera que esté dispuesto a ser usado para Su gloria, Él finalmente tiene el control de todas las cosas en nuestras vidas, y que Él trabajará de acuerdo a Su presciencia para unir todas las cosas en nuestras vidas para nuestro bien y Su gloria (Romanos 8:28). Beelzebul puede enojarse, pero Dios volverá sus ataques a su propia cabeza en última instancia. Necesitamos estar firmes contra el triple enemigo que dirigió las vidas de Asuero y Amán: la codicia de la carne, la codicia de los ojos, y la soberbia de la vida. Esto finalmente los destruyó a los dos.

El impacto de las vidas de Ester y Mardoqueo es uno de los aspectos más asombrosos de esta historia, y nos muestra que el SEÑOR no está limitado en cuanto a través de quién trabaja, ni cómo. En vista del mundo en el que vivimos, necesitamos más personas como Ester y Mardoqueo que se pongan de pie y marquen la diferencia para Dios y Sus hijos, incluso si es bajo su propio riesgo como estas dos personas experimentaron. ADONAI necesita hoy siervos que hablen cuando su pueblo está en peligro o cuando la corrupción y la injusticia son rampantes en la sociedad.52 Ester y Mardoqueo no fueron perfectos, ni tampoco gigantes espirituales cuando fueron traídos a su lugar de influencia. Cuán alentador es para nosotros que no somos otro Moisés o Pablo u otros de su calibre, porque Dios puede trabajar en nosotros y también a través de nosotros.

Que todos podamos decir como el amado apóstol Pablo al final de las historias de nuestras vidas: Porque yo ya estoy para ser derramado como libación, y el tiempo de mi partida es inminente. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está reservada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, Juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que han demostrado amar su aparecimiento (2 Timoteo 4:6-8).

Ntd: En esta traducción se empleó la BTX 3º edición.

2019-03-01T15:51:59+00:00 0 Comments

Leave A Comment