El comienzo de la Gran Tribulación
Daniel 9:24-27 e Isaías 28:14-22

ESCUDRIÑAR: ¿Qué significan los 7 sietes, los 62 sietes y 1 siete? ¿Cuál es la abominación de la desolación (vea Mateo 24:15)? ¿Cuál es el pacto de la muerte? En contraste con las mentiras y la falsedad, ¿cuál es el fundamento seguro del Reino de Dios? ¿Qué promesa se les da a aquellos que confiarán en esa piedra angular principal? ¿Cuál es la advertencia dada a quienes no lo hacen?

REFLEXIONAR: Para Daniel y Jesús, ¿cuál es el énfasis en que depara el futuro? o ¿en quién sujeta el futuro? Hoy, ¿en qué cosas (dinero, relaciones, poder, etc.) intentan las personas encontrar refugio? En su opinión, ¿cuál es el evangelio en estos pasajes?

Se ha enfatizado que la firma del pacto de siete años entre el anticristo e Israel en realidad da comienzo a la Gran Tribulación, no al Arrebatamiento. Estos dos pasajes clave de la Escritura lo confirman.

Daniel 9:1-23 proporciona la introducción a la profecía de los 70 sietes que se encuentra en los versículos 24-27. El trasfondo se da en los versículos 1-2. Daniel había estado estudiando a Jeremías, así como a otros profetas, como Isaías. Él sedio cuenta de que los setenta años del gobierno babilónico estaban casi terminados (vea el comentario sobre Jeremías Gu – Setenta años de gobierno del imperio babilónico). Él comprendió claramente gran parte de la profecía, pero él interpretó acerca de las profecías de Jeremías y de Isaías, que el Reino Mesiánico se establecería después de los setenta años de cautiverio. Daniel también sabía por los profetas que el requisito previo para establecer el Reino Mesiánico sería la nación de Israel, confesando sus pecados. Asumiendo que el gobierno de Babilonia sería seguido inmediatamente por el Reino Mesiánico, Daniel oró una oración de confesión por los pecados de Israel en Daniel 9:3-19.

En Daniel 9:20-23, el ángel Gabriel fue enviado para corregir el malentendido de Daniel sobre la creación del Reino al final de los setenta años de cautiverio. En un juego de palabras, le informó a Daniel que no iban a pasar setenta años, sino 70 sietes de años antes de que se estableciera el Reino Mesiánico.181

Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la transgresión y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos (Daniel 9:24).

70 sietes (o Setenta semanas):La palabra hebrea para sietes es shibím (o shavuim)y podría referirse a “siete” de cualquier cosa, al igual que la palabra “docena” simplemente significa “doce” y podría ser doce de cualquier cosa. En este contexto se entiende sietes de años debido a que Daniel había estado calculando los setenta años del cautiverio babilónico, asumiendo que después se establecería el Reino Mesiánico.

…están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad. A Daniel se le dijo que no eran setenta años los que habían de pasar antes de que el Reino Mesiánico se estableciera, sino 70 sietes de años, o un período de 490 años habían sido determinados (o decretados). La palabra hebrea para decretado significa cortar. A lo largo de su libro, Daniel había estado tratando con los tiempos de los gentiles. Comenzó con la destrucción babilónica de Jerusalén en 586 aC y terminará con la Segunda Venida del Mesías. Aquí a Daniel se le dijo que en un período de 490 años es interrumpido el tiempo de los gentiles (vea An – El tiempo de los Gentiles) para llevar a cabo la restauración de Israel. Este período de 70 sietes se referiría al pueblo judío y a la ciudad santa de Sión. No tiene nada que ver con la Iglesia.182 El período de 490 años que YHVH ha decretado sobre el pueblo judío está destinado a lograr seis cosas. El primer grupo de tres son aspectos negativos de este período, mientras que el segundo grupo de tres son aspectos positivos.

1- …para terminar la transgresión: La palabra hebrea para terminar significa restringir completamente o poner fin. Transgresión es una palabra muy fuerte para el pecado que viene del hebreo avar. Literalmente significa rebelarse o ir más allá de un límite establecido. En el texto hebreo, tiene el artículo definido. Entonces no significa simplemente terminar una rebelión, sino terminar la rebelión. Se refiere a un acto específico de rebelión y a ponerle fin. En este contexto, el único pecado específico es el rechazo de Cristo. El liderazgo de Israel lo rechazó y los líderes de Israel tendrán que pedirle a Él que regrese antes que la Segunda Venida pueda tener lugar (vea Ev La base para la Segunda Venida de Jesucristo).

2- … para poner fin al pecado: La palabra hebrea para poner fin significa para sellar o estar encerrado, y, normalmente, significa el sellado para propósito de castigo (Deuteronomio 32:34; Job 14:17). La palabra hebrea para pecado aquí significa perder la marca de un estándar establecido. Está en plural y se refiere a la naturaleza del pecado más que a un pecado deliberado o elegido conscientemente. Los gentiles no salvos que sobrevivan a la Gran Tribulación continuarán pecando durante el Reino Mesiánico. Pero los pecados diarios de Israel finalizarán en la Segunda Venida de Cristo (Isaías 27:9; Jeremías 31:31-34; Ezequiel 36:25-27, 37:23; y Romanos 11:20-27).183

3- … para expiar la iniquidad: El verbo expiar, de la palabra hebrea kapar (o kafar), significa cubrir. La palabra iniquidad (o maldad), del hebreo ‘awonavón), significa incumplimiento de la norma de justicia o falta de integridad. Kapar es la palabra principal para la expiación en el TaNaJ. El día de la expiación (Yom Kipur) está a la vista aquí (vea el comentario sobre Éxodo Go – El día de la expiación). En ese día ADONAI proporcionó una base justa en la que Él podía tratar con un pueblo culpable; el propiciatorio era el lugar de propiciación. La palabra propiciación significa satisfacer. Y fue en el propiciatorio donde laira de Dios contra el pecado fue expiada o satisfecha. En ese momento el sumo sacerdote rociaría la sangre de una cabra sobre el propiciatorio, cuando esto se hiciera, laira del SEÑOR contra la maldad de la nación sería satisfecha. Entonces Daniel profetizó que el pecado nacional del rechazo de Israel contra el Mesías será eliminado cuando el liderazgo de Israel pida perdón (ver arriba). En ese momento Cristo volverá y todo Israel, el tercio que queda al final de la Gran Tribulación, será salvo (Romanos 11:26).

4- … para traer la justicia perdurable: Los segundos tres logros tratan con los aspectos positivos del programa de Dios como resultado de la Gran Tribulación. Al estar satisfecho con la muerte expiatoria de Cristo, ADONAI traerá justicia perdurable. Literalmente, para traer la justicia de los siglos. Esta es una profecía que el Señor establecerá una era caracterizada por la justicia, es una referencia al Reino Milenial o Mesiánico (Apocalipsis 20:1-6).184

5- …y sellar la visión y la profecía: Todo lo que YHVH dijo a través de los profetas acerca de lo que Él haría en el cumplimiento de Su pacto con Israel se cumplirá plenamente en el Reino Mesiánico. La palabra hebrea para sellar es kjatám (o hatam), significa encerrar algo con autoridad, ocultándolo a la vista y mostrando que sus funciones están completadas. Cuando venga el Reino mesiánico, se completarán todas las profecías sobre la nación de Israel.185

6- …para ungir al Santo de los santos. En hebreo dice: para ungir el lugar santísimo. No apunta a una Persona santísima, sino a un lugar santísimo. Para los judíos, este habría sido el Templo. No el Primer Templo de Salomón, ni el Segundo Templo de Zorobabel, y seguramente tampoco el Tercer Templo de la Tribulación (vea Bx El Templo de la Tribulación). Más específicamente, es el Cuarto Templo, el Templo del Reino Milenial, construido por el Señor (vea el comentario sobre Jeremías Gs – Dios muestra la visión del Templo Milenial).

Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y reedificar a Jerusalem hasta el Mesías Príncipe, habrá 7 semanas y 62 semanas. Se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos (Daniel 9:25). El período de 490 años, o 70 sietes, se divide en tres unidades: 7 sietes, 62 sietes y 1 siete.

Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y reedificar a Jerusalem… esto comienza la segunda división de la profecía y el punto de inicio del período de 70 sietes. Este período de tiempo comenzará con la orden para restaurar y reedificar Jerusalén.

…hasta el Mesías Príncipe: Hasta que llegue el Ungido, el Gobernante. El fin o el objetivo de la profecía fue la aparición del Ungido, el Gobernante. Jesucristo será ungido como gobernante de Su Reino mesiánico. La profecía de los 70 sietes no termina con la Primera Venida de Yeshua, sino con Su Segunda Venida y el establecimiento del Reino Milenial.

habrá 7 semanas y 62 semanas. Habrá 7 sietes y 62 sietes: los 7 sietes y los 62 sietes corren consecutivamente sin tiempo entre ellos y combinan un período de 69 sietes. La primera unidad de 7 sietes tuvo un total de 49 años y se refiere al tiempo que tomó restaurar y reconstruir la ciudad sagrada de Sion.

…Se volverá a edificar la plaza y el muro:aunque el proyecto de construcción del muro de Nehemías tomó solo 52 días, muchos años pudieron haber sido necesarios para eliminar los escombros de la ciudad después de haber quedado desolada durante tantas décadas. Necesitaban reconstruir viviendas adecuadas y reconstruir las calles y el muro posiblemente para fortificar Jerusalén.

pero en tiempos angustiosos: esta construcción continua se llevaría a cabo con angustias y oposición. Los problemas de Esdras para construir espiritualmente se ven en Esdras 9 y 10, y los problemas de Nehemías para construir físicamente se presentan en Nehemías 4:1-23, 6:1-14, 9:36-37. Nehemías también experimentó problemas para construir espiritualmente en Nehemías 13.186

Después de las 62 semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí. Y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el Santuario, pero su fin será como una inundación, y hasta el fin de la guerra han sido decretados asolamientos (Daniel 9:26).

Después de los 62 sietes: La segunda unidad de 62 sietes tuvo un total de 434 años y comenzó después de que Jerusalén fue restaurada y duró hasta la Primera Venida de Jesucristo. Al Mesías no se le quitó la vida en el 70º siete; Él muere después que los 7 y 62 sietes habían transcurrido. Esto significa que habrá un período de tiempo entre el 69º y el 70º siete.187 Luego le dijeron a Daniel cuales serían los tres eventos que tendrían lugar en ese intervalo.

1- …se quitará la vida al Mesías, mas no por sí. Jesús sería asesinado. La expresión se quitará la vida se utiliza para indicar la ejecución de la pena de muerte de un criminal. Además, dice mas no por sí. Esta frase hebrea significa, pero no por sí mismo (no por su culpa).En otras palabras: porque ni el Hijo del Hombre vino para ser servido, sino para servir, y dar su vida en rescate por muchos (Marcos 10:45).

2- Y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el Santuario, pero su fin será como una inundación:la palabra pueblo en el texto hebreo tiene el artículo definido por lo que son personas específicas, quienes son el sujeto de la acción. En otras palabras, no es el príncipe quien destruirá la ciudad y el Santuario, sino más bien las personas, la gente del príncipe. El punto aquí es que la nacionalidad de ese pueblo y del gobernante es la misma. El príncipe que ha de venir, en este contexto, es el anticristo del que Daniel ya ha hablado en los capítulos 7 y 8. Después que Cristo murió (y resucitó), los romanos destruyeron la ciudad y el Santuario en el año 70 dC. Dado que el anticristo debe ser de la misma nacionalidad que el pueblo que destruirá la ciudad y el Santuario, la Biblia enseña que el anticristo será un gentil. El pueblo de un príncipe no fueron todos romanos. Ciertamente, en los años de la República Romana y los primeros años del Imperio Romano, la mayoría de los oficiales y soldados del ejército romano eran romanos, si no ciudadanos romanos. Pero a medida que el Imperio crecía en tamaño, la ciudad de Roma y su ciudadanía no podían suministrar suficientes hombres para formar todo el ejército romano. Roma permitiría a los ciudadanos de las naciones conquistadas unirse al ejército romano, pero simplemente pertenecer al ejército romano no los convertía a ellos en romanos. Entonces Daniel dice que, pero su fin será como una inundación. Cuando la figura de una inundación se usa simbólicamente en la Biblia, siempre es un símbolo de una invasión militar. Jerusalén fue destruida por una invasión militar romana, primero bajo Vespasiano y luego bajo Tito.188

3- …y hasta el fin de la guerra han sido decretados asolamientos: Para el resto de la brecha de tiempo entre el 69° siete y el 70º siete, la Tierra se caracteriza por la guerra. Esta profecía evidentemente ha sido cierta a lo largo de la historia de Medio Oriente. Como resultado de estas guerras, los asolamientos han ocurrido según lo decretado o determinado por YHVH. La tercera unidad de los 70 sietes será el último período de siete años, la Gran Tribulación o el final.

Y por otra semana (o 1 siete) confirmará el pacto con muchos. A la mitad de la semana (o 1 siete) hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después, con la muchedumbre de las abominaciones, vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador (Daniel 9:27).

Sellará una firme alianza con muchos durante una semana; y en media semana suprimirá el sacrificio y la ofrenda y pondrá sobre el ala (del templo) el ídolo abominable, hasta que la ruina decretada recaiga sobre el destructor (Daniel 9:27 NBJ).

El 70º siete será los siete años de la Gran Tribulación. En el versículo 27, estos siete años se subdividen en dos mitades iguales de tres años y medio. Se describen de manera diferente en los libros de Daniel y Apocalipsis. Algunas veces cada mitad se conoce como 1.260 días (Apocalipsis 12:6); a veces como 42 meses (Apocalipsis 11:2); y también un tiempo, tiempos y medio tiempo (Daniel 7:25). Dado que habrá un período de tiempo entre el 69o siete y el 70o siete, ¿cuál será la señal que comenzará el último período de siete años?

Y él: El pronombre él se remonta a su antecedente más cercano, o el príncipe que vendrá del versículo 26. Él es el anticristo, quien fue identificado como el cuerno pequeño (Daniel 7:8, 19-25, 8:23-25). Ya que Daniel ha descrito el anticristo dos veces antes y volverá a hacerlo (Daniel 11:36-45), no es de extrañar que el príncipe sería puesto en escena nuevamente aquí.189

Confirmará el pacto con muchos por 1 siete: Esta será la señal de que la Gran Tribulación ha comenzado. El príncipe que vendrá, o el anticristo, confirmará un pacto con muchos. La palabra hebrea confirmará no significa renovar un pacto existente, sino hacer un nuevo acuerdo con garantías firmes. Será un compromiso firme. La palabra hebrea con muchos tiene un artículo definido, es decir, los muchos. La palabra específica los muchos son los judíos comprendidos en una firma del pacto con el anticristo que dará comienzo a los últimos siete años de la 70a siete de Daniel. Ellos comprenderán aproximadamente dos tercios de la nación de Israel y morirán en la persecución en todo el mundo durante la Tribulación.190 Como la Biblia enseña que el Arrebatamiento (o Rapto) sucederá antes de la Gran Tribulación, nunca enseña que el Rapto la inicia.

A la mitad de la semana (o 1 siete) hará cesar el sacrificio y la ofrenda: después de los primeros tres años y medio, el anticristo romperá su pacto con Israel. Él pondrá fin por la fuerza al sistema de sacrificios en curso en el Templo de la Tribulación (Apocalipsis 11:1-2).

Sellará una firme alianza con muchos durante una semana; y en media semana suprimirá el sacrificio y la ofrenda y pondrá sobre el ala (del templo) el ídolo abominable, hasta que la ruina decretada recaiga sobre el destructor (Daniel 9:27 NBJ).

…y pondrá sobre el ala (del templo) el ídolo abominable… la frase sobre las alas está tomada de la palabra raíz hebrea kanap, que significa encubrir, y como en Isaías 8:8 definitivamente tiene la idea de extenderse en sentido destructivo. Por lo tanto, en medio de la Gran Tribulación, el falso profeta ordena a los que moran en la tierra hacer una imagen a la bestia…(Apocalipsis 13:14b). Satanás le dará poder al falso profeta: Y le fue dado infundir aliento a la imagen de la bestia, e hiciera hablar a la imagen de la bestia (Apocalipsis 13:15b), engañando a muchos. Donde Dios habitó entre las alas extendidas de los querubines en el propiciatorio, Satanás tratará tontamente de tomar Su lugar. El anticristo producirá la desolación porque durante los próximos 42 meses se intentará destruir a los judíos. Él tratará de terminar lo que Hitler no pudo lograr: el genocidio de la nación de Israel. Será su “solución final” a la espina que siempre ha estado del lado del adversario, el pueblo judío.

…hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador. Dios ha determinado hace mucho tiempo que estas cosas sucederán (Isaías 10:23 y 28:22). El final del 70º siete no pasará un solo día más allá de su duración predeterminada (Mateo 24:22). Al final de la Gran Tribulación, en el último día de la campaña de Armagedón, Jesús (Yeshua) mismo matará al anticristo (Habacuc 3:13b; Segunda Tesalonicenses 2:8). El juicio que se ha decretado sobre él se derramará ese día.

Mientras que Daniel 9:27 presenta el pacto que comienza la Gran Tribulación desde la perspectiva de la humanidad, Isaías 28:14-22 presenta el mismo pacto desde la perspectiva de Dios.

Por tanto, gobernantes insolentes (o burladores) de este pueblo de Jerusalén, escuchen la palabra del SEÑOR: (Isaías 28:14 NVI). Dios llama a los líderes judíos burladores y los considera burladores en lugar de líderes piadosos. El siguiente versículo explica por qué.

Se jactan poderosamente: Ustedes dicen: “Hemos hecho un pacto con la muerte, hemos hecho una alianza con el sepulcro. Cuando venga una calamidad abrumadora, no nos podrá alcanzar, porque hemos hecho de la mentira nuestro refugio y del engaño nuestro escondite.” (Isaías 28:15 NVI). Los líderes de Israel piensan que al celebrar este acuerdo con el anticristo escaparán de la calamidad abrumadora que se avecina. Cuando se usa simbólicamente, la figura de una inundación es siempre un símbolo de una invasión militar. Así que ellos piensan que por la firma de este pacto, estarán libres de cualquier invasión militar adicional. Pero YHVH declara que no será un pacto de vida, sino un pacto de muerte. No será un pacto del cielo, sino un pacto de Seol. En lugar de obtener seguridad, ellos sólo obtendrán inseguridad. Existe una idea errónea común de que Israel aceptará al anticristo como el Mesías, la Biblia no enseña eso. En cambio, Israel hará un pacto con él y pondrá su seguridad en ese acuerdo. Pero habrá un remanente creyente, el Israel fiel, que se negará a colocar su seguridad en cualquier lugar que no sea el Señor.

Por tanto, Adonay YHVH dice así: He aquí Yo pongo por fundamento en Sión una piedra, Piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable. El que crea, no será conturbado (Isaías 28:16). Este versículo nos asegura que habrá un remanente de creyentes judíos que se negarán a tener algo que ver con el pacto de la muerte. La seguridad de este remanente no está en un pacto, sino que su seguridad es la Piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable. Según Romanos 9:33 y Primera de Pedro 2:6-8, esta piedra es Cristo. Jesús declara que Él es la roca sobrela cual se construiría la Iglesia (vea el comentario sobre La vida de Cristo Fx – Sobre esta roca construiré mi iglesia). Y las puertas del Hades (Seol) no prevalecerán contra ella, Seol esla expresión judía para muerte. Amigo, si pone su fe/confianza/creencia en Jesús, nunca se decepcionará. Luego, en Isaías 28:17-22, se encuentran los mismos tres resultados que en Daniel 9:27.

El primer resultado será la ruptura del pacto por el anticristo en Isaías 28:17-18, seguido de las invasiones militares de las que esperaban escapar. Pondré la justicia por cordel y la rectitud por plomada, El granizo arrasará vuestro refugio de mentiras, Y las aguas arrollarán vuestro escondrijo. Y será anulado vuestro pacto con la Muerte, Y vuestra alianza con el Seol no será estable. Cuando pase el turbión del azote os pisoteará.

En el segundo resultado, el terror caerá sobre el pueblo judío (Isaías 28:19-20). Isaías 28:15 enseña que ellos entraron en el pacto por razones de seguridad, pero en Isaías 28:19, habrá invasión, y en Isaías 28:20, habrá una falta de preparación militar y espiritual. Cada vez que pase, os arrollará; Y pasará mañana tras mañana, de día y de noche; Entonces el terror habrá sido bastante, Para aprender la lección. La cama será corta para estirarse Y estrecha la manta para envolverse. En lugar de seguridad, ellos tendrán la inseguridad.

El tercer resultado es la ira de Dios que se encuentra registrado en Isaías 28:21-22. De los muchos nombres que tenemos en las Escrituras para la Gran Tribulación, Isaías nos da dos de ellos en Isaías 28:21 que son: su extraña obra y su insólita tarea. La razón por la cual es extraña e insólita su obra se ve en Isaías 28:22: Y ahora no sigan burlándose, no sea que aprieten sus cadenas; pues he oído el decreto de destrucción de Dios, Señor del universo, sobre toda la tierra (RVA-2015). Es un decreto de destrucción contra el mundo entero. Como resultado de la realización del pacto en Isaías 14-15, como en Daniel 9:27, un anuncio de destrucción está contenido en el rollo sellado de Apocalipsis 6. Una vez que se rompen esos siete sellos, uno por uno, comienza el juicio de la tierra. Para cuando termina la Gran Tribulación, la tierra está en total caos y desesperación. Por lo tanto, una vez que se firma el pacto, comienza la Gran Tribulación y la destrucción.